Rolloid

El conductor estaba cabreado después de que la motocicleta le golpease. Pero cuando miró al suelo, se le rompió el corazón

Sayd Ahmad Omar Morales, de Filipinas, conducía con su automóvil cuando una motocicleta le golpeó en la parte trasera. Sayd, padre de dos niños gemelos, no estaba nada contento tras haber visto el daño causado en su vehículo.

Y no es de extrañar, a parte del susto que se llevaron sus pequeños que iban con él en el coche, ahora tendría que lidiar con una molesta reparación. Así que después de comprobar que sus pequeños estaban bien, se dirigió hacia el causante del accidente.

El conductor estaba cabreado después de que la motocicleta le golpease. Pero cuando miró al suelo, se le rompió el corazón

Pero lo que encontró junto a él le tranquilizó inmediatamente. El motociclista que lo golpeó era un pobre pescador que llevaba un saco de arroz a su familia hambrienta. Después del accidente se abrió el saco de arroz, que se derramó por toda la calle. Ahora el pescador no tenía nada para alimentar a su familia.

El conductor estaba cabreado después de que la motocicleta le golpease. Pero cuando miró al suelo, se le rompió el corazón

Cuando llegó la policía, Sayd hizo algo realmente inesperado. En lugar de hacer pagar al pescador por los daños, abrió su cartera y le dio el dinero al hombre para ayudarle a reemplazar la bolsa de arroz que se había desperdiciado por todo el suelo. El hombre estaba llorando por la generosidad de Sayd, y Sayd sólo podía dar gracias a su padre y su abuela por las lecciones que le han enseñado.

El conductor estaba cabreado después de que la motocicleta le golpease. Pero cuando miró al suelo, se le rompió el corazón

Todas las fotos vía Facebook/Sayd Omar Morales Akmad

«Siempre se pueden remplazar los objetos perdidos o dañados, pero no el respeto o el amor por los demás.»

¿Qué te ha parecido esta magnífica historia? ¿Habrías hecho lo mismo en su lugar? Puedes dejarnos tu opinión en los comentarios.

¡No olvides compartir si te ha gustado!