Cómo limpiar y eliminar bacterias de la tabla de cortar con limón y sal marina

Una buena tabla de cortar es la columna vertebral de cualquier cocina. Si bien es verdad que existen muchos tipos de tablas y diversos materiales a nuestro alcance, nada podrá reemplazar las mitiquísimas tablas de madera que casi son capaces de pasar de generación en generación.

Las tablas de madera son sólidas y firmes, también nos ayudan a sujetar el cuchillo con la mayor seguridad posible ya sea cortando cualquier ingrediente. En algunas ocasiones incluso pueden utilizarse como platos rústicos donde poder servir directamente la comida.

¿Cómo podemos mantener limpias estas estupendas tablas de cortar?

Cómo limpiar y eliminar bacterias de la tabla de cortar con limón y sal marina
Maidsbytrade

Si no se tratan correctamente, las tablas de cortar acaban adquiriendo un aspecto mohoso y gastado que hace que no apetezca demasiado usarlas. Al fin y al cabo, forman parte de los utensilios de cocina que más solemos usar en nuestro día a día, por lo que es necesario un correcto y constante mantenimiento de las mismas si queremos que nos duren unos años.

La buena noticia es que limpiar las tablas de madera es tan fácil y sencilla que todo el mundo pude hacerlo en cualquier momento y de forma totalmente natural. Solo necesitarás dos ingredientes de tu despensa para poder limpiar a fondo y prologar la vida útil de nuestra compañera de cocina.

Cómo limpiar y eliminar bacterias de la tabla de cortar con limón y sal marina
Lifehack

Para limpiar tu tabla de cortar, sólo necesitas estos dos ingredientes: limón y sal marina gruesa.

Junto con estos dos ingredientes preparados, ten listo lo siguiente:

  • Paño limpio (también puedes usar una esponja)
  • Agua tibia

También puedes agregar aceite y cera para ayudar al mantenimiento de la tabla, aunque no son necesarios.

¿Cómo lo hago?

Cómo limpiar y eliminar bacterias de la tabla de cortar con limón y sal marina
Talkingrefrigerator

Asegúrate de que la tabla está seca. Puedes limpiar la tabla con un paño limpio o una esponja. A continuación, corta el limón por la mitad. No necesitas que sea un limón fresco, puedes incluso utilizar las cáscaras si no están del todo secas.

Frota la tabla con el limón y añade la sal para que funcione como abrasivo sobre la superficie de la tabla. Después de darle estar un rato restregando el limón, retira cualquier residuo que quede sobre la superficie de la tabla con ayuda de un paño limpio.

Los limones siempre se han utilizado para desodorizar y acabar con las bacterias durante décadas. No descartes que el limón y la sal se conviertan en sus mejores amigos.

¡Comparte este sencillo truco con todos tus amigos!

Fuente: OrganicmedicImagen de portada: Bricobistro