Cómo aliviar y evitar los síntomas de la gota con estos cuatro ingredientes

La gota es una de las formas más dolorosas de artritis. Se trata de una dolencia rodeada de cierto misterio y que todo aquel que nunca la ha experimentado pasa por alto, sin embargo, llega a ser una condición insoportable para aquellos que tienen que lidiar con ella.

Esta enfermedad se origina debido a la acumulación de cristales de urato monosódico (sal derivada del ácido úrico) en distintas partes del cuerpo, sobre todo en las articulaciones, tejidos blandos y riñones. Los dos motivos principales que elevan los niveles de ácido úrico en sangre son el aumento de su producción por el propio organismo y la incapacidad de los riñones para eliminarlos del organismo. Estilos de vida poco saludables, la obesidad, la ingesta excesiva de alcohol o alimentos ricos en purinas, como las carnes rojas, vísceras, pescado azul o mariscos, actúan como desencadenantes de las crisis gotosas, sin embargo, no son la causa de la enfermedad, la cual que está condicionada por factores genéticos en la mayoría de los casos.

Los síntomas comunes son sensibilidad extrema, dolor repentino, enrojecimiento en las articulaciones y sensación de quemazón. La gota es una enfermedad crónica, por lo que muchas personas se ven obligadas a medicarse de por vida. Afortunadamente, existen algunos alimentos de los que podemos aprovechar sus propiedades curativas naturales para ayudar a aliviar y prevenir los síntomas de esta dolorosa dolencia.

A continuación te mostramos cuatro ingredientes naturales con los que aliviarás y evitarás los síntomas de la gota:

Piña

{keyword}
Onortao

La piña contiene una enzima llamada bromelina, muy útil a la hora de reducir inflamaciones. Esta enzima afecta a la síntesis de las prostaglandinas (básicamente bloquea las hormonas encargadas de enviar la señal de que algo debe hincharse). Normalmente, la gota se relaciona con un estilo de vida en el que predominan las dietas ricas en proteínas, lo que puede causar un exceso de ácido úrico que se acumula en la sangre, afortunadamente, la bromelina también es una enzima que facilita la digestión de las proteínas, reduciendo así el riesgo de que los niveles de ácido úrico se disparen.

Cúrcuma

{keyword}
Saudeeemagrecimento

La cúrcuma contiene curcumina, una sustancia que ha visto incrementada su popularidad en los últimos años gracias a sus propiedades que alivian el dolor. En nuestro caso, la curcumina es muy eficaz ya que bloquea la producción de la proteína que hace que los vasos sanguíneos se hinchen, reduciendo así la inflamación.

Jengibre

{keyword}
Herbalremediesadvice

La raíz de jengibre contiene gingerol, un componente activo relacionado con la capsaicina. Los gingeroles están estructurados de forma similar a la capsaicina a nivel molecular, lo que significa que puede ayudarnos a inhibir las señales enviadas a nuestro cerebro que nos avisan de que algo nos causa dolor. Por otra parte, también disminuye las enzimas que causan la inflamación.

Zumo de cereza agria (opcional)

{keyword}
Saludcasera

Algunos estudios han observado la capacidad de las cerezas para disminuir los niveles de ácido úrico, y si bien es verdad que los estudios no fueron específicamente realizados en cómo afecta a la gota, es muy posible que ayude a prevenir un ataque si se consume regularmente.

A continuación te mostramos una bebida en la que se combinan estos cuatro potenciales alimentos que te ayudará a mantener a raya los ataques de gota. Y lo mejor de todo, que es muy sencillo de preparar y está delicioso.

Ingredientes:

  • 1 piña
  • 1-2 cucharaditas de cúrcuma en polvo
  • 2-3 cucharaditas de jengibre en polvo
  • 1 taza de zumo de cereza agria
  • Miel (opcional)
  • Batidora
  • Un recipiente de vidrio con una tapa bien ajustada
  • Un colador

Modo de preparación:

Retira la piel y el tallo de la piña, y córtala en trozos medianos y tritúralos en la batidora hasta que obtengas un puré uniforme. A continuación, vierte la taza de zumo de cereza y añade la cúrcuma y el jengibre. Mézclalo todo y guarda el envase cerrado herméticamente en la nevera durante una semana y media. Puedes añadir un poco de miel al gusto si lo deseas.

Consumiéndolo con regularidad, este remedio puede ayudar a prevenir un ataque de gota, en última instancia, también podrías tomar un vaso cuando el ataque haya aparecido para aliviar el dolor y la hinchazón. Podrás guardar la bebida hasta un mes en la nevera. Utiliza piña fresca ya que las piñas en conserva pierden las enzimas necesarias durante la preparación del producto.

Consulta con un profesional médico antes de probar este remedio.

¡Comparte este fantástico remedio natural con todos tus amigos!

Fuente: EverydayrootsImagen de portada: María Pérez para Rolloid