Cómo aliviar el dolor de juanetes con una simple gomilla del pelo

Enlace patrocinado

No es ningún secreto que, después de un largo día, y sobre todo si no usas el calzado adecuado tus pies sufran. Pero, para muchos, el dolor de pies en un problema que va mucho más allá que un sufrimiento ocasional.

Una de las dolencias más comunes del pie, especialmente entre las mujeres, es el juanete. Un juanete es una protuberancia que sobresale del hueso justo debajo del dedo gordo, en el borde del pie. Se encuentra más comúnmente en las personas que no usan el calzado adecuado y que utilizan tacones muy altos; pero también pueden ser causados por otro tipo de problemas de salud.

Enlace patrocinado
infostil.ro

Para algunos, puede ser simplemente antiestético, pero para muchos otros, puede ser doloroso, por lo que puede ser difícil caminar, estar de pie durante largos periodos de tiempo o conseguir zapatos en los que el pie quepa cómodamente.

Los juanetes son un problema bastante común, pero muchas de las personas que los sufren no saben que existen remedios caseros, y piensan que la única solución es la cirugía.

Enlace patrocinado

La cirugía es una opción para los casos más extremos, pero la mayoría de los casos se pueden gestionar desde casa.

Echa un vistazo a algunos consejos para controlar los juanetes, e incluso si no sufres de este problema, puedes considerar ponerlos en marcha para cuidar tus pies.

¿Qué son los juanetes?

{keyword}
Wikimedia

Los juanetes son la deformidad de la articulación entre el dedo gordo del pie y el pie, donde la unión se dobla hacia y afuera y sobresale, mientras que el dedo gordo se curva hacia el interior.

Enlace patrocinado

Un error común es creer que el juanete es un crecimiento excesivo del tejido óseo, no es así. Es solamente que la articulación sobresale demasiado.

Además de la protuberancia ósea, los juanetes pueden provocar otros síntomas como irritación de la piel, dolor y ampollas.

¿Qué causa los juanetes?

{keyword}
Pixabay

La causa más común de los juanetes es utilizar un calzado inadecuado.

El uso de zapatos demasiado apretados, o zapatos de tacón alto que ejercen mucha tensión sobre la almohadilla del pie, son los más comunes. Los tacones altos son la principal razón por la que la mayoría de los casos de juanetes se presentan en mujeres.

Los juanetes también son de origen genético, por lo que si alguien en tu familia los tiene, es más probable que tú también lo heredes.

Enlace patrocinado

Condiciones artítricas, pies planos o la vejez también pueden ser causantes de los juanetes.

¿Cómo prevenir y tratar los juanetes?

Consejo #1: Ejercita tus pies

foto-30-10-16-21-48-05
Rolloid
foto-30-10-16-21-47-58
Rolloid

Mantener los pies ágiles y flexibles es crucial para controlar y prevenir los juantes, y otros muchos problemas relacionados con los pies.

Estos ejercicios para los pies son súper fáciles. Hay que quitarse los zapatos y sentarse. Levanta los talones y mantenlos así durante 10 segundos; repite esto 10 veces.

Ahora levanta sólo las puntas de los pies y mantén durante 10 segundos; repite esto 10 veces.

Es muy sencillo y puedes hacerlos mientras estás leyendo, viendo la televisión o haciendo cualquier otra cosa.

Consejo #2: Usa una gomilla del pelo

foto-30-10-16-21-48-26
Rolloid

Las gomillas para el pelo pueden tener más usos de los que conocemos.

Coloca una goma elástica en los dedos gordos del pie, tal y como se muestra en la imagen y separe los pies suavemente.

Esto mantendrá las articulaciones de los dedos rectos y les ayudará a obtener alivio, especialmente si has estado usando zapatos apretados durante todo el día.

Consejo #3: Usa el calzado adecuado

{keyword}
Pixabay

Todos tenemos un par de zapatos que nos encantan, pero que no siempre son los más cómodos. Pero un zapato que se ajuste correctamente a nuestras necesidades es más importante de lo que pensamos.

Un zapato debe adaptarse generalmente a la forma del pie, tener una zona más amplia en la zona de los dedos y la suela blanda. Los tacones altos y los zapatos de punta son algunas de las cosas que tus pies querrán evitar.

Si debido a los juanetes te cuesta encontrar zapatos que se ajusten bien a tus pies, intenta buscar zapatos amplios y consultar a un podólogo sobre las mejores opciones para tus pies.

Consejo #4: Protege tu piel

foto-30-10-16-22-02-45
Rolloid

Uno de los síntomas más comunes de los juanetes es la irritación de la piel y las ampollas.

Esto ocurre cuando la piel de la zona se frota contra el interior del zapato, lo que puede hacer que la piel se engrose, se enrojezca y se sensibilice.

Si esto sucede, considere hacerse con un protector de juanete para proteger su piel, especialmente si vas a estar durante mucho rato caminando.

Consejo #5: Usa un separador de dedos

foto-30-10-16-22-03-12
Rolloid

Después de un largo día con los dedos de los pies encogidos, un separador de dedos como el que vemos en la imagen puede proporcionar un gran alivio.

Este elemento ayuda a aliviar el esfuerzo de las articulaciones de los dedos y alinearlos entre ellos.

Al principio, puede costar algo de tiempo acostumbrarse, pero una vez te acostumbras, te ayuda a mantener la movilidad y la comodidad de los pies.

¡Además te facilita la manicura!

Consejo #6: Masajea los pies

foto-30-10-16-21-50-07
Rolloid

Un masaje siempre es útil, y en el caso de los juanetes no iba a ser menos.

Para relajar el músculo y el tejido que conecta el dedo gordo con este, frota suavemente el espacios entre los huesos de los dedos, pero cuidado, ¡no presiones demasiado fuerte!

Cuando el dedo gordo del pie se ha curvado hacia los demás, se pueden endurecer los músculos entre ellos.

Masajear afloja y libera el dedo gordo del pie y además ¡son súper relajantes!

Consejo #7: Ponte hielo

foto-30-10-16-21-51-04
Rolloid

La tensión del juanete puede causar hinchazón y dolor en otras zonas del pie, especialmente si este problema te fuerza a andar de una forma diferente.

Si tienes los pies doloridos o hinchados, aplica una compresa fría o una bolsa de hielo sobre el área afectada dos o tres veces al día.

No sólo te hará sentirte mejor, sino que también relajará el exceso de tensión de otras zonas del pie.

Consejo #8: Habla con tu médico

{keyword}
Flickr

Si estos consejos no te ayudan o si tus juanetes te están haciendo difícil la vida cotidiana, deberías considerar visitar al médico para que te de otras soluciones.

Puede sugerirte la terapia física, o si el problema es suficientemente grave, la cirugía para corregir la posición de la articulación puede ser una buena opción.

¡No olvides compartir estos consejos con tu familia y amigos!

Fuente: LittleThings
Imagen de portada: i.vimeocdn

Enlace patrocinado