Unos nuevos cristales pueden hacernos ver por la noche con nuestras gafas

Unos científicos australianos han creado un novedoso nanocristal 500 veces más pequeño que un cabello humano con el que se podrán desarrollar una nueva generación de gafas con visión nocturna ultraligeras.

En lugar de las engorrosas gafas de visión nocturna que se utilizan en la actualidad, el nuevo cristal podría convertir un par de gafas «normales» en unas aptas para ver en la oscuridad.

«Los nanocristales son tan pequeños que podrían ser instalados en forma de película ultradelgada sobre unas gafas tradicionales para permitir la visión nocturna», afirmaba Dragomir Neshev, líder de la investigación de la Universidad Nacional de Australia.

{keyword}
Opticalh

Estos científicos han conseguido crear un pequeño cristal capaz de «sintonizar» la luz que pasa a través de él, yendo un paso más allá de la polarización que podemos encontrar en algunas gafas de sol actuales.

¿Cómo funcionan las lentes polarizadas?

La luz del sol que recibimos vibra en todas direcciones, sin embargo, cuando rebota en una superficie horizontal la luz queda parcialmente polarizada de manera que este componente horizontal de la luz se potencia hasta convertirse en una luz brillante y molesta: un reflejo.

{keyword}
Rahhal

Las gafas de sol polarizadas tienen la característica de filtrar la luz que recibe la lente desde una dirección concreta. Lo más habitual es que las lentes se polaricen de forma vertical y con ello se bloquea esta luz que incide de forma horizontal. Por ejemplo, cuando el sol refleja con una superficie horizontal como puede ser el mar, se filtra ese deslumbramiento tan característico que provoca el astro rey en nuestros ojos.

El filtro polarizado de la lente se consigue añadiendo una fina lámina al cristal por lo que las gafas polarizadas podrán ser neutras o graduadas para quien las necesite.

La estructura creada por científicos es capaz de modificar la luz de tres maneras diferente y cruciales: la intensidad, la forma, e incluso el color. En consecuencia, los nuevos cristales podrán tomar niveles muy bajos de luz propios de un lugar oscuro y «sintonizarlos» para que sean visibles.

{keyword}
Taskandpurpose

Antes de que te emociones demasiado tengo que decirte que todavía queda mucho tiempo para poder llevar esta tecnología a nuestras gafas. Hasta ahora el equipo solo ha logrado hacer uno de estos cristales; para ver en la oscuridad sería necesario crearlos en serie y situarlos de forma que «sintonice» la luz de una manera muy específica.

Lo más emocionante de este logro es que los cristales creados son lo suficientemente pequeños como para poder ser instalados directamente sobre unas gafas tradicionales, dando la posibilidad de crear una nueva generación de gafas de visión nocturna mucho más versátiles que sus predecesoras.

En el siguiente vídeo, Mohsen Rahmani, uno de los científicos del equipo explica el funcionamiento de estos nuevos cristales:

«Si podemos fabricar estas nanoestructuras sobre superficies planas como el cristal, con el tiempo seremos capaces de hacer visible la luz que es imperceptible para nuestros ojos.»

Además de ayudar a desarrollar la próxima generación de gafas de visión nocturna, el cristal podría ser utilizado para otros muchos cometidos verdaderamente útiles.

Sin ir más lejos, los hologramas de los billetes que demuestran que no son falsos podrían ser creados a partir de estos novedosos cristales, es más, con esta nueva tecnología se podrían crear otros hologramas mucho más complejos y difícil de falsificar.

«Este pequeño dispositivo podría tener múltiples como puede ser la creación de dispositivos anti-falsificación en billetes, desarrollo de aplicaciones médicas para el estudio de células vivas y hologramas», añadió Neshev.

{keyword}
Opticalh

Esperamos con interés lo que se conseguirá con estos nuevos nanocristales. Hacerte con unas gafas de visión nocturna de incógnito suena demasiado bonito como para ser verdad.

¡Comparte esta increíble hazaña con todos tus amigos!

Fuente: Sciencealert, Rahhal