Científicos afirman que la selección natural nos está volviendo más tontos

Al parecer, los genes que predisponen a la gente a alcanzar niveles más altos de educación están en declive desde los últimos 80 años. Tanto es así que algunos investigadores sugieren que actualmente, estos genes están bajo selección negativa, algo que podría tener un gran impacto en nuestra especie en los próximos siglos.

Un estudio que involucró a más de 100.000 personas en Islandia encontró que aquellas personas que poseen ciertos genes relacionados con un periodo más largo de educación son menos propensos a formar una familia numerosa, lo que significa que las personas más inteligentes contribuyen menos al fondo genético islandés.

«Como cualquier especie estamos definidos por la capacidad de nuestros cerebros, la educación es el entrenamiento y perfeccionamiento de nuestras capacidades mentales», dijo Kari Stefansson, director general de la firma islandesa de genética deCODE que dirigió el estudio.

«Por lo tanto, es fascinante a la vez que alarmante descubrir que los factores genéticos relacionados con un mayor tiempo dedicado a la educación son cada vez más raros entre las personas».

Científicos afirman que la selección natural nos está volviendo más tontos
Bellomagazine

Esto no significa necesariamente que los humanos nos estemos volviendo más tontos, es necesario que tengamos más pruebas feacientes para llegar a una conclusión como tal.

También existe el hecho de que cada vez más personas tienen acceso a la educación, por lo que incluso si las personas menos educadas tienen más hijos, factores no genéticos como una mayor escolarización podrían contrarrestar e incluso eclipsar esta tendencia negativa.

Sin embargo, si proyectamos esta tendencia a lo largo de los siglos, obviando la proliferación de escuelas y la mejora del acceso a la formación, los investigadores afirman que este hecho podría tener un efecto significativo en nuestra especie a largo plazo.

«En nuestra línea evolutiva, esto no es más que un instante, un parpadeo, pero si esta tendencia persiste durante muchos siglos, el impacto en nuestra especia podría ser bastante significativo».

Los investigadores analizaron la tasa de natalidad de 129.808 individuos nacidos en Islandia entre 1910 y 1990, los cuales tuvieron su genoma secuenciado de manera que pudiesen compararlo con sus respectivos niveles de educación.

De esta manera observaron que había un factor genético relacionado con la probabilidad de que una persona asistiese a la escuela durante un tiempo prolongado.

Científicos afirman que la selección natural nos está volviendo más tontos
Bioethics

Como señala el equipo, nadie conoce la interacción exacta entre factores genéticos y ambientales que afectan al nivel de educación de alguien, pero algunos estudios previos han estimado que el componente genético puede representar hasta el 40%.

Entonces, teniendo en cuenta la genética y factores como el nivel de educación, la fertilidad y la natalidad, los investigadores observaron que aquellas personas con una mayor propensión genética hacia una educación duradera tendían a tener menos hijos.

Según afirmaba Ian Sample para The Guardian, el equipo encontró una caída en el coeficiente intelectual de alrededor de 0,04 puntos por década, aunque si se tuvieran en cuenta todos los factores genéticos que podrían estar vinculados a la educación, esa cifra aumentaría a 0,3 puntos por década.

Curiosamente, el vínculo entre una mayor propensión hacia una educación más duradera y tener menos hijos no tiene nada que ver con la posibilidad con el hecho de que ir a la universidad es algo difícil y que puede quitar tiempo para estar con la familia o con la pareja, el equipo sugiere que los genes implicados en la educación también pueden afectar a la fertilidad a nivel biológico.

Científicos afirman que la selección natural nos está volviendo más tontos
Marcianosmx

Incluso aquellas personas con los genes perfectos para una educación más duradera y que aún así no recibieron educación, seguían teniendo menos progenie de media respecto a aquellos que no poseían el factor genético favorable.

Todo esto es simple especulación, el estudio sólo se realizó en un país, y es increíblemente difícil predecir lo que le sucederá a la especie humana en un futuro tan lejano.

Sin embargo, es algo que deberíamos de tener en cuenta, y en todo caso, podemos sacar en claro la importancia de hacer un esfuerzo continuo para asegurar que cada ser humano tenga acceso a la educación, porque eso puede anular la selección negativa que parece estar apareciendo.

Solo el tiempo dirá si el declive de la propensión genética a la educación tendrá un impacto notable en la sociedad humana.

¿Qué te parece este interesante artículo?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Sciencealert