4 Razones por las que no se debe dejar dormir a una persona borracha

Por desgracia, uno de los errores más graves que cometemos en cuanto a la prevención de muertes causadas por embriaguez es el de dejar dormir al afectado «para que se recupere» y abandonarlo.

El problema es que el contenido de alcohol en sangre puede aumentar después de que una persona deje de beber, lo que puede causar la pérdida de conciencia, un estado de coma o el ahogamiento por sus propios vómitos. Por estas razones, una persona ebria jamás debería de quedarse sola.

El envenenamiento por alcohol también puede provocar convulsiones y causar daño cerebral a largo plazo. Y los «remedios» caseros como dormir la siesta, tomar una ducha fría y comer o beber café no ayudan a que el alcohol sea eliminado más rápidamente.

4 Razones por las que no se debe dejar dormir a una persona borracha
Pressmaster / Shutterstock

La concentración de alcohol en sangre (BAC) mide la proporción de alcohol que se encuentra en la sangre de una persona. Un BAC de 0.1 indica que un individuo tiene 1 gota de alcohol por cada 1.000 gotas de sangre en su sistema. Según los Institutos Nacionales de Salud, los vómitos y las pérdidas de conciencian comienzan a aparecer cuando una persona tiene un BAC de 0.16-0.3.

La mayoría de las personas no tiene un alcoholímetro a mano cuando necesitan obtener una medición del BAC precisa. Sin embargo, existen ciertos métodos muy simples para detectar cuándo el nivel de alcohol en sangre de alguien ha entrado en la peligrosa frontera del envenenamiento por alcohol.

4 Razones por las que no se debe dejar dormir a una persona borracha
Dragon Images / Shutterstock

Una persona corre peligro de morir por envenenamiento de alcohol si presenta alguno de los siguiente síntomas:

  • Vomita mientras está desmayado
  • No responde a estimulaciones externas (pellizcos o zarandeos)
  • Respira de forma lenta, superficial o no respira
  • Tiene la piel azul, fría o húmeda

Si una persona ebria está dormida y respira normalmente, la Maniobra de Baco puede mantenerlo a salvo haciendo que sus vías respiratorias estén siempre despejadas.

4 Razones por las que no se debe dejar dormir a una persona borracha

Usando su propio brazo izquierdo como almohada, haz rodar a la persona sobre su costado izquierdo y dobla su rodilla derecha hacia adelante para que quede estabilizado.

Comprueba con frecuencia que el afectado respira de forma normal y con regularidad. Desde la Clínica Mayo se sugiere que un lapso de tiempo de más de 10 segundos entre respiración y respiración es un signo de intoxicación por alcohol.

No dudes en llamar a emergencias si lo crees necesario, en estos casos es mejor pecar de precavido que de descuidado. Esa pequeña diferencia puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

¡Comparte esta importante información con todos tus amigos!