Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos

Los plátanos, la col rizada, el pomelo o la leche son alimentos que se asocian con una dieta saludable. De hecho, la mayoría de la gente piensa que comer fruta fresca, verduras y productos lácteos bajos en grasa es bueno para la salud. Incluso beber una copa de vino o una taza de café.

Lo que muchos no saben es que algunos alimentos interactúan muy mal con ciertos medicamentos y que podría convertirse en una pesadilla para la salud.

A continuación te dejamos los alimentos y medicamentos que no se deben mezclar.

1- Alimentos ricos en potasio y medicamentos para bajar la presión arterial.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Pexels

Si tomas medicamentos para bajar la tensión como captopril, enalapril o fosinopril, no debes comer alimentos ricos en potasio como el plátano, las naranjas o las verduras de hoja verde.

Los medicamentos lo que hacen es bajar la presión sanguínea y tratar la insuficiencia cardíaca mediante la apertura de los vasos sanguíneos consiguiendo que la sangre fluya de manera más eficiente y el exceso de potasio puede causar latidos irregulares y palpitaciones.

Así que, si estas tomando estos medicamentos, evita el consumo de grandes cantidades de alimentos ricos en potasio.

2- Productos lácteos y algunos antibióticos y medicamentos para la osteoporosis.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Pexels

No debes tomar estos alimentos junto con algunos antibióticos que incluyen tetraciclina o ciprofloxacina (quinolonas) y ciertos medicamentos para la osteoporosis como alendronato (fosamax).

El calcio puede interferir con los efectos de estos medicamentos, por lo que no deberías tomar ambas cosas a la vez. También debes evitar los suplementos con calcio durante unas horas antes y después de tomar estos medicamentos.

3- Pomelos y cítricos y medicamentos para reducir el colesterol malo.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Pexels

Medicamentos como la atorvastatina, fluvastatina, lovastatina, simvastatina, rosuvastatina o pravastatina no se deben mezclar con el pomelo, limón o naranja.

Los productos químicos de estos alimentos interfieren con la forma en que tu cuerpo metaboliza ciertos medicamentos. Aumenta la absorción y por lo tanto la probabilidad de sobredosis y efectos secundarios. Una pastilla ingerida con zumo de pomelo es igual a 20 pastillas ingeridas con agua.

4- Verduras de hoja verde y medicamentos anticoagulantes.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Pexels

Los medicamentos como la warfarina reducen el riesgo de formación de coágulos de sangre y se utilizan para tratar a personas con ciertos problemas del corazón.

La col rizada y otras verduras de hoja verde tienen mucha vitamina K que reduce la efectividad de los anticoagulantes. Los alimentos ricos en vitamina K incluyen vegetales de hoja verde, yemas de huevo, garbanzos y lentejas. No debes quitar estos alimentos de tu dieta pero debes comer una cantidad moderada.

5- Regaliz negro y medicamentos antiarrítmicos.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Wikimedia Commons Pikaluk from UK

Los medicamentos con glucósidos como la digoxina tratan la insuficiencia cardíaca y los ritmos anormales del corazón.

El regaliz contiene glicirricina. Combinar estas dos sustancias puede provocar alteración en los latidos e incluso provocar un ataque al corazón. El extracto de regaliz también pueden interferir con otros medicamentos, incluyendo insulina, ciertos antidepresivos, anticonceptivos orales, anticoagulantes, y algunos otros medicamentos.

6- Alimentos ricos en tiramina y antidepresivos.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Wikimedia Commons Eigenes Lerk

Los medicamentos inhibidores de la monoaminooxidasa como la fenelzina, tranilcipromina o procarbazina son prescritos para la depresión o como un tratamiento de quimioterapia.

La tiramina se encuentra en algunas proteínas y se concentra particularmente en alimentos que han sufrido un proceso de maduración o fermentación, como el salami, pepperoni, pastrami, tocino, y quesos como el camembert, gouda, mozzarella y feta, entre otros. Estos medicamentos comprometen la capacidad del cuerpo para procesar la tiramina que te pone en riesgo con todos los efectos secundarios, como al aumento de la presión, palpitaciones y náuseas entre otros.

7- Alcohol y medicamentos sedantes.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Pexels

No bebas alcohol si tomas medicamentos sedantes como ciertos antihistamínicos, analgésicos, medicamentos para la diabetes, fármacos para el SIDA y antibióticos. El alcohol puede ser tóxico cuando se mezcla con los medicamentos equivocados y aumentar los efectos secundarios.

Algunos de los síntomas más comunes de una mala interacción entre el alcohol y los medicamentos son: somnolencia, mareos, problemas de memoria, náuseas, calambres en el estómago o vómitos. No es necesario beber mucho para sentir el efecto.

8- Bebidas y alimentos con cafeína y broncodilatadores.

Alimentos y medicamentos que no deberías consumir juntos
Pexels

Si tomas broncodilatadores para el asma, la cafeína puede inhibir su efecto. También interfiere con un antipsicótico como la clozapina. La cafeína puede aumentar la absorción de estos medicamentos y ponerte en mayor riesgo de efectos secundarios.

Siempre debes consultar con tu medico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento. Cada cuerpo es diferente por lo que nuestros consejos no pueden sustituir una consulta médica. Antes de tomar una decisión sobre tu dieta, consúltalo con tu médico.

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Choice