9 Trucos rápidos y fáciles para transformar tu casa y que deje de estresarte

Tu casa tiene que ser ese lugar donde ir a relajarte del bullicio de nuestra vida diaria, ese lugar donde acudir cuando no tenemos a dónde ir, un sitio donde sentirnos seguros y poder evadir la mente de todos los problemas, pero para ello, es necesario que tu casa no te estrese y para ello te damos estos sencillos consejos.

9 consejos científicos para que tu casa no te estrese

1- Colores suaves

{keyword}
pexels

Los colores suaves en tonos azules y verdes ayudan a relajar el ambiente de una estancia según el reciente artículo de «El monitor de psicología«.

2- El asiento perfecto

{keyword}
pexels

Por muy poco estético que sea, todos necesitamos un asiento (silla, sofá, butaca, hamaca, taburete…) donde nos sintamos realmente cómodos y nos podamos relajar.

3- Apuesta por la madera

{keyword}
pexels

No se sabe muy bien el porqué, pero la madera es uno de esos materiales que nos relaja. Si quieres que una estancia respire, cúbrela de madera, pero sin pasarte. Estudios demuestras que más de un 45% de madera puede llegar a producir el efecto contrario. Un bonito suelo de madera o un revestimiento a media altura dará ese toque relajante.

4- Reunidos entorno a la comida

{keyword}
pexels

Intenta, en la medida de lo posible, tener una buena mesa de comedor, en la que os podáis sentar la familia a la hora de comer y compartir vuestro día a día. Eso de comer viendo la tele se tiene que acabar.

5- Luz natural

{keyword}
pexels

Existe un trastorno afectivo estacional, normalmente en invierno, que es semejante a una leve depresión, es debido a la ausencia de luz natural. No te dejes llevar al lado oscuro y mantén tu casa llena de luz y con unas vistas relajantes.

6- Crea una buena primera impresión

{keyword}
pexels

Por mucho que nos cueste reconocerlo, la primera impresión es lo que cuenta, y si al entrar a casa ya vemos desorden y cosas que no nos gustan, muy difícilmente conseguiremos relajarnos.

7- Trae la naturaleza a tu hogar

{keyword}
pexels

Trae el exterior al interior de tu hogar, no todo es cerámica y papel, hay sitio para la vida en tu hogar y no hace falta que adoptes a una mascota. El simple hecho de contemplar la naturaleza reduce la presión sanguínea, así que un par de plantas en el interior de tu hogar harán que todo fluya mejor.

8- Mantén la limpieza

{keyword}
pexels

Que la limpieza no te consuma, pero tampoco te dejes consumir por la suciedad. Muy pocos tienen la capacidad de relajarse en el sofá mientras motas de polvo vuelan por el salón.

9- Genera una distracción

{keyword}
pexels

Alguna vez te habías preguntado, ¿por qué suele haber una pecera en el dentista? El objetivo es crear una distracción, algo hipnotizante, que te saque de tus pensamientos, te distraiga y te relaje.

Cada uno recibe los estímulos de forma diferente, puede que tu mente se evada con la imagen de una obra de arte o como, en mi caso, con las luces parpadeantes del árbol de Navidad. Encuentra tu forma de evadirte e incorpórala a la decoración de tu hogar. Tu casa es tu santuario y debes cuidarlo como tal.

¿Eres capaz de relajarte en tu propio hogar? ¿Vas a poner en práctica estos consejos?

Compártelo con tus amigos para que te relajes también en su casa.

Fuente: El monitor de psicologíardaspiringmindlifebuzzImagen de portada: pexels