8 Trucos eficaces para quedarse dormido en el avión sin destrozarnos el cuello en el intento

Quedarse dormido en un avión, en esos asientos de aerolíneas estrechos e incómodos puede ser difícil, pero sin duda no es imposible. Solo necesitas un poco de preparación. Con estos consejos conseguirás un sueño reparador y que las horas de vuelos sean más llevaderas.

8 Consejos para dormir mejor en un avión

El asiento correcto

shutterstock 505093738
Matej Kastelic / Shutterstock

No todos los asientos son iguales de cómodos a la hora de dormir. La mejor opción suelen ser los de la ventanilla. No solo evitarás el continuo paso de otros pasajeros, sino que la pared puede serte útil para apoyarte, proporcionándole estabilidad a tu cuello.

Evitar los dispositivos

shutterstock 399955852
GaudiLab / Shutterstock

Aunque muchas personas tienden a recurrir a sus teléfono en cuanto el avión despega, la tecnología reduce las posibilidades de quedarse dormido. La luz azul que emiten las pantallas de muchos dispositivos ralentiza la producción de melatonina del cuerpo. Así que trata de evitarlos si quieres disfrutar de un sueño reparador.

Ropa cómoda

shutterstock 1021091593
Dmitry Galaganov / Shutterstock

La ropa cómoda y cálida y los zapatos holgados inspira al sueño. Y es que, debido a la presurización, el cuerpo se hincha y puede ser incómodo si no estás acostumbrado y llevas ropa ajustada. Así que decántate por prendas cómodas, pero por supuesto no el pijama. Siempre hay que mantener la etiqueta.

Bolsos de mano

10 trucos para que nunca pierdan tus maletas 1503054516
staticflickr

Si llevas dos bolsos de mano, probablemente tengas que colocar uno debajo del asiento delantero, lo que limitaría el espacio de tus piernas y dificultaría el sueño. Además, recuerda mantener las necesidades cerca de la parte superior de la bolsa: un libro o revista, algún snack o una botella de agua.

Baja temperatura

shutterstock 764291200
fotocookie.com / Shutterstock

La investigación ha demostrado que es más difícil dormir a temperatura altas que bajas. Así que pon en marcha el aire acondicionado. Para el cuerpo es más fácil calentarse a sí mismo que enfriarse. Una buena opción puede ser llevar una pequeña manta o pedirla durante el vuelo para alcanzar el equilibrio perfecto.

Alimentación saludable e hidratación

shutterstock 543499234
Aureliy / Shutterstock

Es mejor que solo comas si sirven la comida en tu horario habitual. De lo contrario, podría estropear tu ritmo interno y dificultar el sueño. Además, debes beber mucha agua, no beber alcohol para evitar la deshidratación y no comer en exceso.

Oscuridad

shutterstock 1012511914
kudla / Shutterstock

Nuestros cuerpos están programados naturalmente para estar despiertos cuando hay luz y dormir cuando está oscuro. Dependiendo de la hora del vuelo, las luces de cabina pueden apagarse. Si no, busca la oscuridad usando un antifaz para dormir.

Además de conseguirla, eliminarás las distracciones visuales y los demás verán que estás durmiendo y tratarán de no interrumpir tu sueño.

Sin cafeína

shutterstock 726590566
PONG HANDSOME / Shutterstock

Especialmente en un vuelo diurno, te será mucho más fácil dormir si no tienes cafeína en las venas. Evita la tentación de tomarte una taza de café o un refresco antes de embarcar, y decántate por agua o zumos cuando llegue el carrito de las bebidas.

¿Conocías todos estos trucos para dormir mejor en una vuelo? ¿Qué te parecen? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte estos consejos con tus amigos!

Imagen de portada: Jonathan Pincas / CC BY 2.0Fuente: thisisinsiderbritsmartertravel