8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban

Estamos seguros de que recuerdas algún remedio natural que tus abuelos usaban en casa y que al principio parecían una locura, al fin y al cabo no parece lógico pensar que colocar un lápiz en nuestra boca nos quite el dolor de cabeza ¿verdad?

Pues déjanos decirte que efectivamente funcionan aunque parezcan una locura. Te contamos a continuación algunos de los que nuestras abuelas usaban y que de verdad eran efectivos.

Remedios de nuestros abuelos que funcionaban:

1- Patatas para picaduras de araña

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Pixabay

Por muy raro que suene este remedio, realmente funciona. Corta una rodaje de patata cruda y ponla sobre la picadura de araña durante unas 12 horas cada vez. Verás como mejora y desaparece en una semana.

2- Ajo para el dolor de muelas

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Flickr

En la época de 1740 fue la primera vez que se dijo que el ajo ayudaba al dolor de muelas y se ha seguido utilizando durante años.

3- Naranja para los resfriados

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Pixabay

Muchos sprays nasales tienen olor a naranja, esto viene derivado de una común práctica desde el siglo XVIII en el que se colocaban una rodaja de naranja en la nariz cuando estaban resfriados.

4- Vodka para el olor de pies

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Flickr

Si lo piensas tiene sentido ya que el alcohol mata las bacterias y las bacterias son las causantes de los olores.

5- Lápices para el dolor de cabeza

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Flickr

Muchos de los dolores de cabeza que tenemos están provocados por apretar demasiado la mandíbula, por lo que si colocas un lápiz entre tus dientes verás como los músculos se relajan y el dolor de cabeza desaparece.

6- Yogur para el mal aliento

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Pixabay

¿Tienes mal aliento cuando te despiertas por las mañanas? Olvídate de este problema comiendo yogures, ya que las bacterias sanas que contienen matan el olor.

7- Regaliz para los callos

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Wikimedia Commons

Es una mezcla extraña pero ayuda a suavizar los callos especialmente si los mezclas con vaselina.

8- Aceitunas para el mareo

8 Remedios caseros que nuestros abuelos nos decían que realmente funcionaban
Flickr

Las investigaciones dicen que comer aceitunas mientras conduces o estás en un barco ayudan a prevenir el mareo como consecuencia de la producción de saliva.

¿Qué te han parecido estos remedios? ¿Los vas a poner en práctica la próxima vez?

¡Comparte todos estos remedios caseros con tus amigos y familiares!

Fuente Remedy Daily