8 Partes de tu cuerpo fundamentales para vivir de las que apenas sabemos nada

A pesar de que pasamos toda una vida con él, nuestro cuerpo esconde infinidad de secretos y misterios con los que nos sorprendemos día a día. Te asombraría conocer la cantidad de funciones que cumplen cualquier parte aparentemente innecesaria de nuestro cuerpo. ¿No te lo crees?

A continuación te desvelamos algunos de los secretos que desconoces de tu cuerpo:

Caja de rapé anatómica

img 596dbf4bcbdf4
INSAGO/Shutterstock

Si estiras un poco el pulgar, verás un pequeño hundimiento de forma triangular en su base. Los médicos lo llaman ‘caja de rapé anatómica’ ya que en el pasado la gente lo usaba para fumar tabaco.

Este es también el lugar donde siempre se puede sentir la pulsación de la arteria radial, incluso si el pulso es débil, ya que en esta zona solo se encuentra protegida por la piel y el tejido conectivo.

Dedo gordo del pie

img 596dc2a507ccf

Todos sabemos dónde está, pero rara vez reparamos en él a pesar de que es el responsable de una de las funciones más importantes en nuestro cuerpo: el equilibrio.

Debido a la peculiar forma del dedo gordo somos capaces de equilibrar nuestro peso mientras estamos de pie, una de las principales diferencias entre los seres humanos y otros mamíferos.

Glabela

img 596dc65a1c019

Seguro que ni si quiera sabías que esa pequeña zona situada entre las cejas tenía este nombre.

Lo cierto es que la glabela es una parte muy importante de nuestro cuerpo que nos ayuda a comprobar fácilmente nuestros reflejos en cualquier momento. Si haces presión con tus dedos unas cuantas veces entre tus cejas, sentirás una ligera tensión en los ojos que te hará parpadear, ¡pruébalo!

Frenillo lingual

shutterstock 592203467
sruilk/Shuuterstock

Este pequeño pliegue bajo la lengua tiene la importante misión de fijar la lengua a la boca y hacer que esta sea menos flexible.

¿Para qué queremos esto? Muy sencillo. Esta tarea impide la glosoptosis, es decir la deglución espontánea de la lengua, algo especialmente vital para los recién nacidos que aún no son capaces de controlar su cuerpo y podrían ahogarse tragándose su propia lengua.

Trago y Antitrago

img 596dc98eeee9e

Gracias a estos cartílagos que sobresalen por encima de la parte visible del pabellón de la oreja, en posición opuesta al canal auditivo externo, somos capaces de escuchar de forma amplificada los sonidos que provienen desde atrás y delante nuestra.

Amígdalas

shutterstock 377124991
BravissimoS/Shutterstock

El hecho de que muchas personas se hayan tenido que operar de las amígdalas durante la infancia ha fomentado la idea de que se trata de un órgano problemático e innecesario.

Lo cierto es que las amígdalas son la primera barrera que nos protege de las bacterias y los virus. Cuando se eliminan, estamos deshaciéndonos uno de nuestros mecanismos de protección más importantes. Como el cuerpo posee otros métodos de defensas, podemos permitirnos el lujo de perder este, aunque siempre estaremos más seguro con las amígdalas.

Cutículas

img 596dcb1d706f0
Goncharov_Artem/Shutterstock

La cutícula es el trozo de piel dura que se encuentra en el borde existente entre la uña y el dedo. Aunque la gente retira a menudo las cutículas para conseguir unas manos perfectas, en realidad lo hacen a riesgo de su salud.

Las cutículas tienen la importante función de proteger nuestras manos de las bacterias dañinas que entran en contacto con nuestra piel cuando interactuamos con el entorno.

Surco subnasal

img 596dcf096e445
Y Photo Studio/Shutterstock

La mayoría de los especialistas coinciden en que los humanos desarrollamos el surco subnasal o filtrum en tiempos prehistóricos y gracias a él conseguimos mejorar nuestro sentido del olfato. A pesar de que hoy en día no dependemos tanto de la captación de olores para sobrevivir, la huella de nuestra evolución sigue ahí para recordarnos nuestras raíces.

Por otra parte, los médicos pueden determinar el estado de salud de un bebé nonato observando la forma de esta parte del cuerpo. En algunas ocasiones, un surco nasal con la forma extraña podría ser signo de autismo u otras condiciones.

¿Conocías estas partes de tu cuerpo? ¡Déjanos tu respuestas en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Brightside