8 Extrañas y macabras criaturas de la mitología antigua a las que rezaban los eslavos

Las mitologías griegas y romanas son tan comunes en la cultura occidental que la mayoría de la gente nunca ha oído hablar del panteón politeísta de otras culturas. Uno de los menos conocidos es el panteón de dioses, espíritus y héroes eslavos que persistió antes y después de que los misioneros cristianos convirtieran la región al cristianismo.

La mitología eslava se diferencia de las mitologías griega y romana en dos aspectos clave. En primer lugar, muchos de los espíritus todavía forman parte de las imágenes y cuentos populares.

En segundo lugar, el panteón de dioses eslavos no está bien documentado, por lo que los estudiosos han tenido que recrear la información basándose en documentos secundarios. Aún así, la historia que hay detrás de ellos es fascinante y vale la pena conocerlas.

A continuación te mostramos 8 seres extraños de la mitología y el folclore eslavo:

1- Baba Yaga

{keyword}
Ivan Yakovlevich Bilibin

Entre todas las mitologías, Baba Yaga es una figura única y exclusiva de la cultura eslava. Muchos otros dioses y criaturas eslavas tienen equivalentes en la mitología romana o griega, pero ese no es el caso de Baba Yaga.

A primera vista, Baba Yaga podría parecerse a las brujas del folclore europeo. Esta criatura tiene el aspecto de una mujer mayor, con una nariz extremadamente larga, dientes de acero para desgarrar la carne y piernas delgadas. Cuando los viajeros la encuentran, les da una bendición o una maldición dependiendo de su estado de ánimo.

Lo curioso viene ahora. Vive en una choza que se levanta sobre dos enormes patas de gallina que le sirven para desplazarse por toda Rusia. De igual forma, vuela montada en un almirez (a veces una olla) y rema el aire con una escoba plateada.

Nadie sabe exactamente cuándo comenzaron las historias de Baba Yaga. A diferencia de muchos otros seres mitológicos eslavos, el folclore de Baba Yaga sigue siendo bastante fuerte en la actualidad. En Bulgaria, a los niños se les cuenta que si se portan mal, vendrá Baba Yagá para llevárselos con un saco y comérselos. También se le asocia con magia negra.

2- Zduhac

{keyword}
Bidgee

En las tierras eslavas precristianas, la brujería era una parte importante de la cultura. Durante aquel tiempo, las brujas y magos se esforzaban en proteger a las personas y las tierras de los espíritus malignos. De entre todos los protectores, los más importantes eran los zduhacs. Un zduhac era un hombre que usaba poderes sobrenaturales para proteger su aldea y atacar otras.

Los eruditos no están seguros sobre el origen de la tradición zduhac, pero parece ser una forma corrupta de los chamanes eurasiáticos.

Los antiguos eslavos ya eran personas supersticiosas, y la idea de un protector sobrenatural encajaba bien en sus creencias. Cada aldea tenía un zduhac que luchaba contra el zduhac de otra aldea. A menudo, estas peleas ocurrían en las nubes, otras veces se transformaban en animales para luchar.

La tradición varía sobre cómo los zduhacs obtienen su poder. Algunas tradiciones afirman que proviene del uso de prendas especiales, aunque otros sostienen que se debe a un pacto con un demonio.

3- Perun

10 seres extranos de la mitologia eslava y el folclore 1511251727
Max presnyakov

Aunque algunos estudiosos no están de acuerdo, el consenso general es que los antiguos eslavos consideraban que Perun, el dios del trueno, era el dios supremo de la humanidad.

Perun era el dios de la guerra y el trueno. Montaba en un carro y empuñaba varias armas míticas, la más importante fue su hacha.

Cuando Perun quería enviar la destrucción final a sus enemigos, usaba manzanas mágicas de oro. Debido a su naturaleza épica, Perun siempre fue representado como un hombre musculoso con una barba hecha de bronce.

En la mitología, Perun luchó con Veles por la raza humana y ganó, desterrando a su hermano al inframundo. Como tal, Perun se consideraba el dios más importante.

A medida que el poder ruso se extendió, la adoración de Perun se hizo prominente entre los europeos del este y se extendió por toda la cultura eslava.

Cuando los misioneros cristianos llegaron por primera vez a Rusia, intentaron disuadir a los eslavos de la adoración pagana. En el este, los misioneros enseñaron que Perun era el profeta Elías y lo hicieron un santo patrón.

4- Veles

{keyword}
SJu

La mayoría de las mitologías antiguas tienen un dios que representa a todos los seres malvados y un dios supremo que representa a todos los seres buenos. Veles es el antiguo dios eslavo que está asociado con el mal. Él está en constante conflicto con su hermano Perun, dios del trueno y del bien.

En los mitos eslavos, Veles representaba una fuerza sobrenatural a cargo de la tierra, las aguas y el inframundo, aunque también se asocia a la magia y el ganado.

Se dice que Veles peleó con Perun y fue derrotado. Al menos eso es lo que los historiadores han reconstruido mediante el análisis de canciones populares eslavas, registros secundarios y comparaciones con otras mitologías indoeuropeas.

Como los antiguos eslavos generalmente no tenían una clara dicotomía entre el bien y el mal, Veles no era visto como un ser totalmente malvado. Sin embargo, cuando los misioneros cristianos intentaron terminar con el paganismo eslavo, predicaron que Veles era el Diablo cristiano. Por lo tanto, la descripción de Veles se fusionó gradualmente con las características del Satanás que se describe en la Biblia.

5- Chernabog

{keyword}
Wikia

De todas las deidades eslavas politeístas, Chernabog es el más conocido internacionalmente. Apareció en la película «Fantasía» de Disney y también fue importante en la popular novela de Neil Gaiman «American Gods».

Por extraño que parezca, Chernabog fue uno de los dioses más teóricos del panteón eslavo. Es casi imposible encontrar información sobre su origen, y lo poco que se tiene proviene de fuentes cristianas.

El primer registro conocido de Chernabog provino de las escrituras del padre Helmold, un sacerdote alemán del siglo XII. De los escritos de Helmold, los eruditos han aprendido que Chernobog era la personificación del mal, vestía una capa oscura y parecía ser un demonio.

No está claro cuán extendido estaba este mito en la antigua Rusia, pero parece haber sido prominente en la zona norte.

6- Domovoi

{keyword}
Ivan Yakovlevich Bilibin

Los domovoi son espíritus domésticos muy comunes en los mitos eslavos precristianos. Aunque los misioneros cristianos fueron en su mayoría exitosos en la eliminación de las viejas ideas paganas, las tradiciones sobre los domovoi se mantuvieron intactas a lo largo de los siglos.

Los domovoi eran protectores domésticos que generalmente se veían como espíritus amables. La mayoría de las representaciones de domovoi muestran criaturas pequeñas, barbudas y masculinas.

Para completar sus tareas y proteger la casa, un domovoi podía adquirir la forma de una persona para actuar como un amo de casa.

Si el hogar que estaba protegiendo estaba demasiado descuidado o sucio, el domovoi hostigaba a la familia de manera similar a un poltergeist, haciendo pequeñas bromas hasta que la familia mejoraba su comportamiento.

La leyenda del domovoi sobrevivió durante el siglo 20, haciendo apariciones ocasionales en el arte ruso.

7- Kikimora

{keyword}
Ivan Yakovlevich Bilibin

Lo opuesto al domovoi era la kikimora, un espíritu hogareño malvado de la mitología eslava especialmente prominente en las historias polacas y rusas.

La kikimora era una bruja o espíritu difunto que vivía en la casa y solía ser visto como una fuente de maldad. Se cobija en el sótano de la casa y hacía ruidos para conseguir comida. La mayoría de las veces, el kikimora aterrorizaba a la familia, especialmente si la casa no estaba en orden.

Según las tradiciones eslavas, las kikimoras eran capaces de entrar en las casas a través del ojo de la cerradura para estrangular a sus habitantes mientras dormían.

Para repeler el kikimora, los residentes tenían que recitar elaboradas oraciones o colocar escobas cerca de la puerta. Las tradiciones polacas sostenían que los niños debían hacer la señal de la cruz en sus almohadas para evitar su presencia.

Aunque los encuentros con una kikimora podían poner en peligro la vida, no solían ser más que una molestia que intentaba asustar a los residentes de la casa.

Cuando la casa estaba sucia o no estaba en orden, el kikimora silbaba y rompía platos. Pero si le gustaba la casa, ayudaba a cuidar las gallinas y otras tareas domésticas.

8- Bannik

{keyword}
Ivan Yakovlevich Bilibin

Bannik era un espíritu travieso que raramente hacía el bien a nadie y que residía en las saunas. Su apariencia era la de un anciano con garras alargadas.

Supuestamente tenía el poder de predecir el futuro. Cuando se le hacía una pregunta, si el futuro era bueno, Bannik tocaba suavemente la parte posterior del interlocutor, si el futuro era malo, le despellejaba la espalda. Cuando Bannik se enojaba, arrancaba la piel de aquellos que lo molestaban.

Como la sauna solía ser un lugar para dar a luz bastante común entre los rusos, existían tradiciones populares para evitar que Bannik interfiriera en el mismo. Cuando una mujer daba a luz, parte del trabajo de la matrona era mantener alejado a Bannik.

Los baños de vapor también eran importante en las ceremonias de boda. Antes de que una pareja entrara a su interior, los invitados a la boda arrojaban pierdas y objetos de cerámica a las paredes para ahuyentar a Bannik y mantener a los novios a salvo.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Listverse