8 Extrañas paradojas que solo un genio es capaz de entender a la primera

En todos los aspectos de nuestra existencia, lo paradójico nos rodea como si fuera el lenguaje irónico con el cual el Universo nos recuerda que todo lo que vemos, hacemos y decimos está sujeto a unas leyes que flaquean considerablemente. Las paradojas ponen en jaque el sentido común y el establecimiento de juicios a priori, invitándonos a repensar situaciones que desde el inicio parecen ya resueltas.

A continuación te presentamos 8 paradojas que te dejarán el cerebro echando humo:

1- La inesperada paradoja colgante

img 5bfff2080fa35
Pixabay

Un juez le dice a un prisionero condenado que lo colgarán al mediodía de un día laborable de la semana siguiente, pero que la ejecución será una sorpresa para el prisionero. No sabrá el día del ahorcamiento hasta que el verdugo llame a la puerta de su celda al mediodía de ese día.

Habiendo reflexionado sobre tal afirmación, el prisionero llega a la conclusión de que escapará del ahorcamiento. ¿Qué? ¿Además de condenado estaba loco? No, al contrario. El prisionero razona que si lo que se le ha dicho es cierto y será colgado por sorpresa, el día elegido no será el viernes. Si llegado el jueves no fue colgado, el ahorcamiento del viernes no sería una sorpresa.

Lo mismo sucede con el jueves, pues si el viernes ya se eliminó y para la noche del miércoles no es colgado, el jueves ya sería una obviedad. Lo mismo utiliza para eliminar el miércoles, el martes y el lunes, yéndose a dormir tranquilo con la idea de que no será ahorcado. La semana siguiente, el miércoles a la mañana, el prisionero fue ahorcado sorpresivamente a pesar de todo. ¿Hace falta que te explique por qué lo que dijo el Rey se cumplió?

2- La paradoja de la omnipotencia

{keyword}

Esta paradoja establece que si un ser es omnipotente, debería poder realizar acciones que limitasen su habilidades. El problema es que, al hacerlo, dejaría de ser un ser omnipotente. Por otro lado, si no puede limitar sus propias acciones, estaríamos ante una acción que no puede hacer.

Una versión de la paradoja de la omnipotencia es la llamada paradoja de la piedra:

«¿Podría un ser omnipotente crear una piedra tan pesada que incluso ese ser no pudiera levantarla?» En ese caso, el ser dejaría de ser omnipotente. Si no pudiese crearla, entonces tampoco sería omnipotente.

3- La paradoja de la flecha

shutterstock 424688680
Andrey Burmakin / Shutterstock

Discípulo directo de Parménides, Zenón de Elea dice en la paradoja de la flecha que si lanzamos una flecha y tomamos en cuenta sus millones de posiciones sobre el vuelo como si fueran instantes, nos daríamos cuenta que la flecha no realiza movimiento alguno, pues en todo momento tomado como instante está en una posición específica, lo que anula el movimiento en sí mismo.

Con esto que parece una tontería Zenón tira por tierra todo lo que crees saber y te dice: no puedes juzgar si un objeto está en reposo o en movimiento observando sólo un instante cualquiera. Para sacar las conclusiones tendrás que comparar los instantes que le antecedan o prosigan. Así de simple, Zenón creó un nudo mental y puso en juego ciertas ideas sobre el concepto mismo de velocidad y su definición racional, dejando en ese tiempo una idea del tipo: ¿Es el movimiento un estado concreto o sólo es el resultado de una comparación de estados?

4- La paradoja de la fuerza imparable

shutterstock 734712331
IgorZh / Shutterstock

¿Qué pasa cuando una fuerza irresistible se encuentra con un objeto inamovible? Esto es lo que cuestiona la paradoja que tiene una fuerte intrusión en el ámbito de la lógica. Como en todas las paradojas que venimos presentando, la idea no es pensarla como una realidad posible, sino como un ejercicio.

Conocida como la paradoja de una fuerza irresistible o imparable, esta postulación viene a enfrentarse con la idea actual de la ciencia que indica que no existe ningún tipo de fuerza que sea completamente irresistible, además de aseverar teóricamente que no existen objetos inamovibles.

Esto se da porque un objeto inamovible igualmente tendría que tener una inercia con valor igual a infinito, por lo tanto debería estar constituido por una masa infinita. Si tenemos en cuenta un Universo finito, tal energía para la fuerza imparable no puede existir.

5- La paradoja del barbero

{keyword}

El filósofo y matemático inglés Bertrand Russell propuso la siguiente paradoja:

«El único barbero de la ciudad dice que afeitará a todos aquellos que no se afeiten a sí mismos».

Bajo este escenario, podemos hacer la siguiente pregunta: ¿el barbero se afeita a sí mismo? Al preguntar esto, sin embargo, descubrimos que la situación presentada es, de hecho, imposible:

– Si el barbero no se afeita, debe acatar la regla y afeitarse.

– Si se afeita, según la regla, no se afeitará

6- Aquiles y la paradoja de la tortuga

{keyword}

Famoso por sus grandes cualidades físicas, Aquiles fue elegido por Zenón de Elea como protagonista de la famosa Paradoja (cuyo enunciado hemos adaptado para facilitar la solución):

Aquiles, el atleta más veloz, capaz de correr los 100 m en 10 segundos, no podrá alcanzar a una lenta tortuga, 10 veces menos rápida que él.

Ambos disputan una carrera, concediendo Aquiles una ventaja de 100 m a la tortuga. Cuando Aquiles ha cubierto esos 100 m, la tortuga se ha desplazado 10 m. Al cubrir Aquiles esos 10 m, la tortuga se ha desplazado 1 m. Mientras cubre ese metro que le separa de la tortuga, ésta habrá recorrido 0’1 m. Y así indefinidamente.

Así, Aquiles debe cubrir infinitos trayectos para alcanzar a la tortuga. Por lo tanto, Aquiles deberá cubrir una distancia infinita, para lo cual necesitará un tiempo infinito. De tal manera que el desgraciado Aquiles nunca alcanzará a la tortuga.

Por supuesto, la experiencia simple nos dice que Aquiles será capaz de adelantar a la tortuga, por lo que esto es una paradoja.

7- La paradoja de Epiménides

shutterstock 639713419
Dimitrios / Shutterstock

Esta paradoja surge de la afirmación de que Epiménides, en contra del sentimiento general de Creta, propuso que Zeus era inmortal mediante el siguiente poema:

Ellos formaron una tumba para ti, oh santa y alta.¡Los cretenses, siempre mentirosos, bestias malvadas, vientres ociosos!Pero tú no estás muerto: vives y permaneces para siempre,Porque en ti vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

Sin embargo, ignoraba que, al llamar mentirosos a todos los cretenses, sin querer se había llamado a sí mismo mentiroso, a pesar de que pretendía referirse a todos los cretenses excepto él mismo.

Así surge la paradoja: si todos los Cretenses son mentirosos, él también es uno, y si él es un mentiroso, entonces todos los Cretenses son confiables. Entonces, si todos los Cretenses son confiables, entonces él mismo está diciendo la verdad, y si él está diciendo la verdad, todos los Cretenses son mentirosos. Así puedes continuar con la reflexión hasta que te aburras.

8- La paradoja del asno de Buridan

{keyword}

En esta ocasión nos encontramos ante la paradójica situación en la de un asno (burro) que siempre tenía opciones bien diferenciadas para realizar su elección, un día es colocado exactamente entre dos montones de heno de igual tamaño y calidad. Su indecisión lo llevará a morirse de hambre ya que no podrá tomar ninguna decisión racional sobre cuál de los dos montones será su comida.

Si bien ha sido nombrada en homenaje al filósofo francés Jean Buridan, la paradoja no fue originada por Buridan en un principio, sino por Aristóteles, que ejemplifica el pensamiento ante una decisión con opciones equilibradas o demasiado balanceadas, con un hombre que permanece inmóvil con tanta sed como hambre entre dos mesas. Una con bebidas y otra con comida.

La paradoja es que la supuesta igualdad de condiciones puede condenar a elegir cualquier opción, pero la idea principal no era esa, sino la de elegir siempre la mejor opción. Habiendo dos opciones igual de “mejores” o “peores”, el panorama se complica. Se entra en ciclos de razonamiento complejos y el final es el que todos, miembros de este posmodernismo existencialista, conocemos bien: la indecisión.

¿Cuál es tu paradoja favorita? ¿Crees que puedes encontrar la solución de alguna de ellas? ¡Deja tu respuesta en los comentarios!

¡Comparte estas curiosas paradojas con todos tus amigos!

Fuente: Listverse

Últimos artículos