8 Cosas que nunca deberíamos hacer en un gimnasio

Si alguna vez has estado en un gimnasio, seguramente hayas sido testigo de ciertos comportamientos que van en contra de las normas, y que a veces incluso te hacen desear haberte quedado en casa. Es por eso que debes seguir ciertas pautas para conseguir que la experiencia sea mucho más placentera para ti y tus compañeros.

Cosas que no debes hacer nunca en el gimnasio

1- Apropiarte de las máquinas

Recuerda, el gimnasio es un lugar donde compartes espacio con muchas personas. Así que como se suele decir, compartir es vivir. Muchos vamos al gimnasio con el tiempo limitado, así que lo de usar la máquina entre dos e ir alternando los descansos, es buena idea.

2- Dejar tu sudor en las máquinas

Nada es más desagradable que encontrarte una máquina con el sudor de otra persona. ¡También es antihigiénico! Puedes utilizar papel con limpiador multiusos, algo que cada vez más gimnasios proporcionan, y si no, siempre puedes pasar un poco tu toalla. 

3- No poner las pesas en su sitio

¿No te da mucho coraje no encontrar algo en casa? Pues eso es exactamente lo que le estás haciendo a los demás si dejas el equipo donde no corresponde. Sé considerado y coloca cada cosa en su sitio cuando termines, así el siguiente lo podrá usar sin problema.

4- Tirar las pesas y gritar

Cuando dejas caer peso una vez que terminas de completar un ejercicio, el grito y la vibración pueden hacer que otras personas pierdan la concetración. De esta forma es más probable que te hagas daño tú mismo o a alguien que tengas cerca, además de dañar el material. 

5- No seas imprudente

8 Cosas que nunca deberíamos hacer en un gimnasio

El gimnasio ya es de por sí un lugar intimidante para mucha gente. Así que no se lo pongas más difícil y evita los comentarios sarcásticos y las burlas. La mayoría de las personas hacen ejercicio con la intención de estar más saludables y verse mejor, así que sé amable y trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti. 

6- Invadir el espacio personal de los demás

Hay horas en las que suele haber mucha gente en el gimnasio, por ejemplo, por la mañana temprano o después del trabajo. Así que trata de no ser egoísta acaparando e invadiendo el espacio de los demás. Busca un hueco para hacer lo que quieres, y si no lo encuentras improvisa otro ejercicio, o espera pacientemente.

7- Utilizar el teléfono mientras ocupas una máquina

Si estás esperando una llamada importante o tienes que responder a un mensaje, lo mejor es que te vayas a otro sitio y dejes el espacio libre para que los demás puedan usar el equipo.

8- Ser el ‘sabelotodo’

Cada uno tiene su propio ritmo a la hora de hacer ejercicio. Así que no interrumpas a los demás para decirles que están haciendo algo de forma incorrecta, o recomendarle una mejor forma de hacerlo. Si te preocupa que alguien haga algo peligroso, busca un monitor de sala y explícaselo. 

¿Te has encontrado con alguno de estos desagradables momentos en el gym?

¡Comparte con tus amigos y familiares las cosas que no debes hacer nunca en el gimnasio!