8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día

Como ya habrás escuchado alguna que otra vez, tomar una copa de vino tinto al día resulta realmente beneficioso para nuestra salud por diversas razones. Además de ser un gran acompañante para nuestros platos, este líquido celestial nos ayudará a mejorar la visión, combatir enfermedades o fortalecer el cerebro, entre otras muchas cosas.

Estos son algunos de los beneficios relacionados con el consumo de una copa de vino al día:

1- Enfermarás menos

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
Syda Productions/Shutterstock

Aunque no reemplaza una dieta saludable cargada de vitaminas y nutrientes que lucharán contra las enfermedades, las investigaciones han encontrado que el vino posee beneficios que fortalecen el sistema inmunológico.

2- Fortalecerás el corazón

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
Leigh Prather/Shutterstock

Los taninos contenidos en el vino tinto están asociados a la protección contra enfermedades del corazón.

Además, un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard que analizó a más de 11.700 hombres con hipertensión, encontró que aquellos que bebían vino moderadamente reducían en un 30% la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco.

3- Disfrutarás de un cerebro sano por más tiempo

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
Aimee M Lee/Shutterstock

Un estudio realizado por la Universidad de Columbia analizó a 1.416 personas y encontró que aquellos que consumían vino en cantidades moderadas experimentaban una disminución más lenta de la función cerebral que aquellos que no bebían.

4- Fortalecerás tus huesos

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
dnaveh/Shutterstock

Aunque un consumo excesivo de alcohol tiende a asociarse con un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis, se han realizado estudios que muestran un aumento de la rotación ósea en mujeres menopáusicas que bebieron una copa de vino al día.

Esta rotación es un signo de remodelación ósea, la cual favorece la formación de hueso nuevo y previene la pérdida ósea. Además, el alcohol puede mejorar la absorción de calcio en el estómago, lo que fomenta la creación de huesos más fuertes.

5- Puede reducir el riesgo de cáncer

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
Crevis/Shutterstock

El resveratrol que podemos encontrar en el vino tinto tiene propiedades anticancerígenas.

Un estudio australiano encontró que las mujeres que bebían aproximadamente un vaso de vino al día reducían hasta un 50% las probabilidades de contraer cáncer de ovario en comparación con las mujeres que no bebían vino.

6- Bajarás de peso más fácilmente

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día

Algunos estudios han demostrado que el resveratrol que contiene el vino tinto puede ayudar a prevenir el aumento de peso. De hecho, unos investigadores de la Universidad Estatal de Washington observaron en ratones que la inclusión de resveratrol en la dieta disminuía en un 40% la ganancia de peso. Ten en cuenta que el vino tiene calorías, por lo que si tomas más no conseguirás mejores resultados.

7- Mejorarás la visión

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
Asier Romero/Shutterstock

Aunque pueda nublarnos la vista mientras bebemos, las investigaciones muestran que el consumo moderado de vino puede beneficiar a la visión a largo plazo.

Un estudio de Islandia encontró que los bebedores moderados eran un 32% menos propensos a contraer cataratas respecto a aquellos que no consumían alcohol. Más concretamente, aquellos que bebían vino reducían en un 43% las probabilidades de desarrollar cataratas respecto a aquellos que se decantaron por la cerveza.

8- Serás más feliz

8 Cosas que le ocurren a tu cuerpo si empiezas a tomar una copa de vino al día
MRProduction/Shutterstock

Probablemente ya te sea familiar la cálida y feliz sensación que acompaña una buena copa de vino. Esta gustosa sensación de bienestar se debe a la serotonina, la dopamina y los péptidos opioides liberados por el alcohol.

Pero además, el vino puede contribuir a nuestra felicidad durante mucho más tiempo. Un estudio publicado en BMC Medicine, que se centraba en los efectos de la dieta mediterránea, encontró que aquellos que bebían de 2 a 7 vasos de vino cada semana eran menos propensos a sufrir depresión que aquellos que no bebían nada en absoluto.

¿Qué te han parecido los beneficios del vino? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

¡Comparte las ventajas de esta bebida con todos tus amigos!

Fuente: Reader’s Digest, Harvard, Columbia Neurology, Arvo, BMC Medicine, NatureImagen de portada: jazz3311/Shutterstock