8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después

En los últimos años hemos visto como una nueva ola de conspiranoicos han llenado los foros de internet. Ahora, en lugar de llevar un gorro de pico hecho con papel de aluminio, los reyes de las teorías ocultas se sienta detrás de un teclado e intentan «abrir los ojos al resto de la humanidad» desde la comodidad del ordenador de sus casas.

Las vacunas causan autismo. El cambio climático no es real. Un planeta llamado Nibiru se estrellará contra la Tierra.. Como ves hay muchas verdades escondidas de donde escoger.

Aun así, hay ocasiones en que la realidad supera la ficción. Desde siniestros programas de investigación hasta encubrimientos relacionados con la salud, a continuación te mostraremos 8 acontecimientos de nuestra historia tan impensables que bien podrían haber sido inventados por un guionista de cine.

8 Conspiraciones científicas que resultaron ser ciertas:

1- La CIA realmente realizó programas científicos para desarrollar un arma de control mental

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
jgolby / Shutterstock

Que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) aparezca en muchas de las teorías conspirativas que pululan por internet quizás no sea casualidad. Unos documentos publicados en los años setenta revelaron que el servicio secreto realmente había investigado el campo del control mental, la tortura psicológica, la radiación y las terapias con descarga eléctrica en una serie de estudios sobre la modificación del comportamiento conocido como «Proyecto MK-ULTRA«.

Más de 150 experimentos humanos tuvieron lugar entre 1953 y 1964 a raíz de este proyecto, muchos de los cuales involucraron la administración de drogas a ciudadanos estadounidenses sin su conocimiento ni consentimiento, y por supuesto, sin ninguna supervisión médica. El propósito de este tipo de investigaciones era el de desarrollar técnicas y sustancias que pudiesen ser utilizadas contra la Unión Soviética y sus aliados.

2- Políticos importantes y altos dirigentes de la industria mintieron deliberadamente sobre los riesgos para la salud relacionados con el tabaco

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
Khwanchai Khattinon / Shutterstock

Fumar aumenta el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, enfisema, infertilidad y una larga lista de cánceres. Sin embargo, en el pasado, Big Tobacco hizo todo lo posible para convencer a la sociedad de que los cigarrillos no eran malos para la salud. Incluso intentaron convencer a la gente de que fumar era saludable.

Las compañías tabacaleras formaban lobbies muy importantes, por no mencionar las generosas donaciones que realizaban en ciertas campañas políticas. Básicamente compraban el favor de los políticos y otros cargos de poder para refutar impunemente los descubrimientos que hacía la ciencia sobre los riesgos del tabaco.

No fue hasta los años 90, cuando la evidencia contra el tabaquismo era demasiado evidente, que las empresas comenzaron a admitir que existían riesgos para la salud asociados con el tabaquismo.

3- Lo mismo ocurrió con el azúcar

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
5PH / Shutterstock

Por desgracia, estas sucias artimañas no fueron utilizadas únicamente por las compañías tabacaleras. La industria azucarera también se pasó años ocultando datos y sobornando a científicos para mantener en la sombra los hallazgos más problemáticos.

En 2016, un artículo publicado en JAMA Internal Medicine reveló que durante los años setenta, la industria azucarera financió investigaciones que negaban los riesgos asociados con comer alimentos azucarados.

Sin ir más lejos, un estudio de 2011 hizo la impactante afirmación de que los niños que comen dulces pesan menos que los que no los consumen. Luego profundizas un poco y resulta que la investigación fue financiada por la National Confectioner’s Association, un grupo que representa a compañías como Hershey y Skittles, dos gigantes en lo que a la producción de dulces se refiere.

4- El gobierno de los Estados Unidos realmente ha investigado la presencia de extraterrestres

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
Igor Zh. / Shutterstock

El año pasado, el Pentágono confirmó que el gobierno de los Estados Unidos había estado investigando «amenazas aeroespaciales anómalas«, o como lo llamaría cualquier persona de a pie, OVNIS.

Entre 2008 y 2011, el Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzado recibió cerca de 22 millones de dólares, ciertamente una porción muy pequeña de los 600.000 millones que representa el presupuesto anual del Departamento de Defensa. Lo único que se sabe es que el experimento fracasó y el programa se cerró, o al menos, eso es lo que dicen las fuentes oficiales.

5- El gobierno de los Estados Unidos contrató científicos nazis responsables de verdaderas masacres después de la Segunda Guerra Mundial

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
Everett Historical / Shutterstock

Después de que finalizase la Segunda Guerra mundial, hasta 1.600 científicos nazis fueron llevados a los EE.UU para trabajar para el gobierno.

Algunos de estos científicos participaron en el Proyecto MK-ULTRA. Gracias a su ayuda se pudieron llevar a cabo programas que dieron lugar al alunizaje del hombre o el desarrollo del cohete Jupiter-C utilizado para lanzar el primer satélite de Estados Unidos.

6- El agua contaminada puede afectar al sexo de las ranas

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
feathercollector / Shutterstock

Un artículo de 2010 realizado por la Universidad de California en Berkeley, mostraba que 1 de cada 10 ranas macho expuestas a la atrazina, un pesticida bastante común, experimenta un desequilibrio hormonal que efectivamente los convierte en hembras (producen estrógenos, se aparean con los machos e incluso ponen huevos).

7- El Servicio de Salud Pública dejó que hombres negros muriesen de  sífilis innecesariamente en nombre de la ciencia

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
Wikimedia Commons

La sífilis es una enfermedad desagradable que puede provocar ceguera, parálisis e incluso la muerte si no se trata. Hasta el descubrimiento de la penicilina, no había cura.

El «Estudio de Tuskegee sobre la sífilis no tratada en el varón negro» comenzó a funcionar en 1932. Entonces se reclutaron 600 hombres del condado de Macon, una región desfavorecida de Alabama, de los cuales, 399 tenían sífilis. La idea era engañarlos prometiéndoles que recibirían un tratamiento que nunca existió con el único fin de registrar el progreso natural de la enfermedad.

La cosa no acaba aquí. Los investigadores continuaron con el experimento después de que la penicilina se aceptase como tratamiento para la sífilis en 1945. El experimento, inicialmente concebido con una duración de 6 meses, se extendió durante 40 años. Por alguna razón, los médicos decidieron que era mejor para la medicina ver cómo esos hombre morían de forma lenta y dolorosa.

La investigación llegó a su fin en 1972, después de que el The New York Times publicase una historia sobre el estudio. Durante el ensayo, 28 hombres murieron de sífilis, 100 más por causas relacionadas y 40 personas contrajeron la enfermedad.

En la década de los cuarenta, se llevaron a cabo experimentos similares en Guatemala, donde cientos de hombres y mujeres fueron infectados deliberadamente con sífilis.

8- El gobierno de los EE. UU. envenenó el suministro de alcohol, a propósito

8 Aterradoras Conspiraciones científicas que acabaron siendo ciertas al ser demostradas años después
Wikimedia Commons

La ley seca fue introducida 1920 para frenar el consumo de alcohol de la población estadounidense, hecho que generó que los bares clandestinos se multiplicasen y el contrabando fuese un delito generalizado. Por lo visto, promulgar una ley no fue suficiente para cambiar el comportamiento de las personas, por lo que el gobierno de EE. UU. inició una solución mucho más drástica y siniestra: envenenar los suministros ilegales de alcohol.

El gobierno comenzó a agregar toxinas como el benceno y el mercurio al alcohol a mediados de la década de 1920. El más letal, sin embargo, era el metanol, también conocido como alcohol de madera, una sustancia que normalmente se encuentra en productos industriales como el combustible y el formaldehído.

Beber esto puede causar parálisis, ceguera e incluso la muerte. En total, se estima que alrededor de 10.000 personas murieron como resultado de la cruzada contra el alcohol llevada por el gobierno.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Iflscience