7 Tipos de abusos graves que no tomamos en serio

El mundo puede ser un lugar horrible, de ahí la necesidad de tomarse en ocasiones este tipo de cosas con humor. Pero, ¿por qué hay algunas formas de abuso que son el blanco de más bromas que otros?

La triste realidad es que muchos de nosotros hemos estado condicionados por muchas formas de abuso, unas más leves que otras, debido en la mayoría de ocasiones a los estereotipos sobre cultura, género u orientación sexual que circulan a través de los medios de comunicación.

(Aviso de contenido: Chistes sobre el abuso, la violencia y la violación)

img 583d477faf8bb
Pixabay
Por ejemplo, ¿cuántas veces has escuchado chistes o comentarios de este tipo?-«Vestida así, parece que lo va buscando.»-«¡No dejes caer el jabón!»-«¡Mano dura!»

Estas son algunas de las formas de abuso que se trivializan en la vida diaria:

1- Violencia doméstica hacia los hombres

En los medios de comunicación, los matrimonios en los que los hombres están dominados por su mujer se tratan como mujeres que son emocionalmente manipuladoras y que juegan con este tipo de comportamientos por diversión. Este video de Youtube en el que aparecen hombres negros acurrucándose como peluches entre los brazos de mujeres blancas demuestra nuestra tendencia a retratar el abuso contra los hombres de una manera exagerada, humorística.

Según la Encuesta de pareja y violencia sexual Nacional de 2010 de CDC, uno de cada cuatro hombres encuestados habían sufrido «violación, violencia física y/o acoso por parte de su pareja en algún momento de su vida», en comparación con una de cada 3 mujeres encuestadas. Entre los hombres homosexuales, el 15% de los que participaron en la Encuesta contra la Violencia Doméstica Nacional habían sufrido algún tipo de abuso de su pareja durante sus vidas.

Así que, ¿por qué no escuchamos más casos de este tipo de abusos? La presión ejercida sobre los hombres para ser fuertes y controlar sus relaciones íntimas hace que los hombres víctimas de violencia doméstica sean menos propensos a reportar los incidentes.

Y la actitud indiferente de la sociedad hacia este tipo grave de abusos, hace que los hombres teman ser avergonzados, ignorados o ridiculizados por las mismas personas en las que buscan ayuda.

{keyword}
Static Pexels

2- Violación masculina

La relación entre la violencia hacia los hombres y la violación es íntima, ya sea tanto por parte de otros hombres como por parte de mujeres. Además de la penetración forzada de otros hombres, hay situaciones en los que se ven obligados a penetrar a otra persona. De acuerdo con la escuesta de la CDC antes citada, esta forma de abuso supuso un 4,8% de los hombres encuestados.

Cuando se trata de conseguir apoyo o justicia en este tipo de casos, en los que los hombres son víctimas de violaciones, hay una serie de mitos por los que estos sienten culpabilidad, como: «se le levantó, por que él también quería» o «se podría haber defendido de su violador.»

En realidad, los hombres pueden tener erecciones no deseadas y ser dominados por sus atacantes. Los medios de comunicación siguen mostrando el mito de que los hombres disfrutan de relaciones sexuales no deseadas.

Además, en muchos casos la violación a varones jóvenes se pasa por alto, ya que mucha gente considera que dormir con una profesora o una mujer mayor es una fantasía hecha realidad y no una forma de abuso.

{keyword}
Public Domain Pictures

3- Violaciones en prisión

Muchos de los problemas que crean los chistes y las bormas sobre las violaciones (y hay muchos) es que tienden a avergonzar o culpar a la víctima y no al violador.

Cuando se considera que el 4,5% de los internos encuestados por la Oficina de Estadísticas de Justicia había sufrido abusos sexuales durante el último año, es evidente que parte del personal de prisiones está haciendo la vista gorda antes este tipo de abusos.

Retratar la violación como una forma de justicia, incluso aunque sea de broma no es un comportamiento moral. No quiere decir que la cárcel tenga que ser un camino de rosas, pero esta ya es un castigo para además tener que sufrir violaciones en ella. Además hay muchos tipos de presos, y todos las sufren por igual, ya sea un delincuente juvenil que ha cometido un hurto o un delincuente sexual.

{keyword}
Flickr

4- Abuso entre hermanos

La rivalidad entre hermanos no es algo raro, ni siquiera en las mejores familias. Pero, por desgracia, el abuso entre hermanos se confunde muchas veces con la rivalidad entre ellos.

El abuso entre hermanos va más allá de juegos bruscos, puede implicar abuso sexual, violación, abuso verbal, manipulación psicológica…

Una cosa preocupante sobre el abuso entre hermanos es que lo padres no siempre lo toman en serio. Además, al igual que otras víctimas de violencia doméstica, las personas que han sido objeto de abuso por parte de sus hermanos pueden guardar silencio debido a la presión de sus seres queridos y el miedo al ridículo.

{keyword}
Flickr

5- Violencia contra personas en situación de pobreza

La violencia puede conducir a un mayor estado de vulnerabilidad. Desde los ataques sin sentido y el acoso dirigido a las personas sin hogar hasta las malas relaciones entre el sistema de justicia y las comunidades pobres.

Dado que las personas pobres son consideradas en los medios de comunicación por tener menos educación, cultura o carácter que las personas con mayores ingresos, en muchas comunidades son culpadas de los actos de violencia.

Por desgracia, la falta de respeto hacia la pobreza se ha convertido en algo normalizado y por lo tanto. el abuso hacia las personas sin hogar va en aumento.

{keyword}
Pixabay

6- Violación de mujeres promiscuas

La opinión pública tiende a culpar más a las víctimas de asalto sexual que son sexualmente promiscuas, usan ropa provocativa o que han tenido relaciones sexuales poco después del incidente.

Pero la violación es, por su propia definición, sexo no deseado. Las mujeres son dueñas de su sexualidad y no quieren ser violadas por muy promiscuas que sean. La forma en la que una mujer se arregla o disfruta de su cuerpo no tiene nada que ver con que otra personas decida violar su autonomía corporal.El hecho de que una mujer quiera tener sexo muy a menudo y con personas diferentes, no significa que quiera tener sexo con cada persona que se acerca a ella. Y cuando no quiere, eso es violación.

{keyword}
Wikimedia

7- Proxenetismo

Los proxenetas que trafican con mujeres y niños se han convertido en el blanco de muchos chistes en los últimos tiempos.

En la vida real, estas mujeres y niños obligados a ejercer la prostitución son frecuentes víctimas de malos tratos tanto por parte de los proxenetas como de los clientes. Un estudio muestra que el 78% de las mujeres encuestadas que ejercen la prostitución afirma haber sido violada una media de 16 veces al año por sus ‘jefes’.

Otra de las formas que los proxenetas toman contra mujeres y niños es aislarlas, abusar de ellas verbalmente, intimidarlas, acosarlas y maltratarlas. Les quitan todo el dinero y tiene que hacer turnos nocturnos para recuperarlo o hacer frente a repercusiones violentas.

{keyword}
Flickr

Esto es solo un recordatorio de que muchas de las cosas por las que estamos condicionados socialmente afectan a supervivientes reales que están siendo avergonzados, estigmatizados y silenciados por los chistes y las bromas sobre el abuso que sufren.

Cada broma que reafirma a los abusadores y avergüenza a las víctimas, los retrata como merecedores del abuso y contribuye a que se extienda ese ambiente social que ignora este tipo de problemas y se ríe de ellos.

¡No olvides compartirlo con todos tus familiares y amigos!

Fuente: EverydayFeminismImagen de portada: Flickr

Últimos artículos