7 Razones que demuestran que echarse una siesta no es siempre una buena idea

Echarse una siesta reparadora puede, en muchas ocasiones, salvarnos el día y darnos toda la energía que necesitamos para seguir adelante. Lo que pocos saben es que la siesta puede acarrear también problemas de sueño y de salud que ninguno queremos. Te los contamos a continuación.

¿Por qué no debo echarme la siesta?

1- Duración

{keyword}

Hay veces que echarse una siesta nos ayuda a recuperar las fuerzas y nos permite funcionar el resto del día. Sin embargo, dormir más de 15 minutos en una siesta te hará despertarte peor que cuando te acostaste ya que tu cuerpo entra en fases más profundas del sueño.

2- ¿Has dormido toda la noche?

{keyword}

Si, a pesar de haber dormido toda la noche, tienes la necesidad de echarte una siesta durante el día porque estás cansado, podrías tener algunos problemas de sueño y consultar a un experto es la idea más recomendable.

3- Insomnio

{keyword}

Muchas personas sufren insomnio y por ello deciden echarse una siesta y recuperar algo de fuerzas. Sin embargo, es una mala idea. Llevar a cabo esta práctica sólo hace perpetuar los problemas de sueño y te impiden dormir más durante la noche.

4- Concentración

{keyword}

Si necesitas estar concentrado en alguna tarea, lo peor que puedes hacer es echarte una siesta antes. Nos despertamos peor de la siesta que por las mañanas y nuestro cuerpo está en mayor peligro de sufrir accidentes, por ejemplo, conduciendo.

5- Jet lag

{keyword}

Cambiar de uso horario tras los viajes puede ser realmente malo para nuestros ciclos de sueño. Sin embargo, hay que evitar dormir siestas durante el camino, a no ser que vayamos a dormir mientras es de noche en el país al que nos dirigimos, ya que el jet lag es más fácil de superar así.

6- Por las tardes

{keyword}

En caso de necesitar urgentemente una siesta, es preferible que te la eches nada más empezada la tarde, ya que tu cuerpo sigue activo el resto del día y podrás descansar mejor por la noche.

7- Por la mañana

{keyword}

Nunca te eches una siesta a media mañana por muy cansado que estés. Romperás todos tus ciclos de sueño y tu cuerpo sufrirá por ello.

A partir de ahora, si decides echarte una siesta ya sabes sus consecuencias y lo que debes hacer para sentirte mejor.

¡Comparte esta información sobre las siestas con tus amigos!

Fuente Bustle 

Últimos artículos