7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos “manjares” que tomamos a diario

Los snacks forman parte de nuestras vidas. Todos hemos llevado algún que otro tentempié para merendar en la escuela, sabemos que las palomitas de maíz son imprescindibles en el cine, no hay nada mejor para comer delante del televisor que unas buenas patatas fritas y jamás podrías hacer una fiesta como Dios manda sin algo de picar que te ensucie los dedos.

En los supermercados existen pasillos enteros donde podemos comprar estos manjares que nos ayudan a mantener a raya el apetito de una comida a otra. Sin embargo, algunos de los bocados más populares y sabrosos tienen un secreto poco apetecible del que quizás no estés al tanto.

A continuación te mostramos 7 datos inquietantes sobre los snacks más populares:

1- Los snacks de frutas no son mejores que los caramelos

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario
geek.com

Los snacks de frutas se comercializan como una fuente saludable de vitaminas. En sus envases se pueden ver multitud de etiquetas que indican que están hechos con fruta y que contienen la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

Sin embargo, nutricionalmente, estos tentempiés de frutas tienen más en común con los dulces que con la fruta de verdad.

Estos bocados carecen de fibra dietética, un nutriente importante que aporta la fruta fresca. Si comes dos bolsas pequeñas de Fruit Snacks de Welch, habrás consumido la misma cantidad de calorías y azúcar que hay en un paquete de caramelos Starburst.

Los fabricantes de Meriendas de fruta de Welch se enfrentan a una demanda colectiva alegando que sus etiquetas son falsas y engañosas. La demandante Lauren Hall afirma que las etiquetas de la compañía prometen más beneficios nutricionales de los que ofrece su producto.

2- Los ositos de goma son más que azúcar y especias

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario
Thomas Rosenau

Además de ser sabrosos y adorables, estos coloridos ositos también contienen restos provenientes de mataderos. En su etiqueta se menciona a la gelatina como el ingrediente responsable de su gomosidad.

La gelatina es un ingrediente muy versátil que proviene del colágeno animal. En la Edad Media, se descubrió que los huesos y las pieles de animales hervidas en agua creaban un caldo que se solidificaba cuando se enfriaba. En aquel entonces, hacer gelatina era un proceso largo que involucraba grandes cocciones durante seis horas.

3- Las patatas fritas son peores de lo que creías

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario
Kuliner123

Debido a su alto contenido en sodio y grasa, las papas fritas no se consideran un tentempié saludable. Pero es que también contienen una sustancia química llamada acrilamida. Encontrada por primera vez en ciertos alimentos en 2002, la acrilamida levantó muchas preocupación en la sociedad debido a su capacidad de causar cáncer en animales de laboratorio.

El químico no se encuentra en las patatas crudas, este se forma cuando se cocinan a altas temperatura como cuando se fríen en aceite. Y por desgracia para nosotros, parece que las patatas fritas contienen niveles más altos de acrilamida que otros alimentos.

Los niveles de esta sustancia aumentan cuanto más larga y a temperatura más elevada es su cocción. Esto significa que freír patatas produce más acrilamida que hervirlas o calentarlas en el microondas. También significa que las patatas fritas que crujen tienden a contener más acrilamida que las que solo están un poco doraditas.

4- Los Takis puede erosionar el revestimiento estomacal

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario
seriouseats.com

Los Takis son unos snacks enrollados y crujientes que vienen en una amplia variedad de sabores. En particular, los sabores picantes han sido todo un éxito entre los niños. Sin embargo, esta obsesión por el picante puede enviar a más de un pequeño al hospital, de hecho, algunas marcas de snacks picantes de hecho han sido prohibidas en algunas escuelas.

Muchos pequeños terminan en la sala de emergencias con gastritis después de comer snacks como los Takis. La gastritis es una inflamación o erosión del revestimiento del estómago. Algunos de los síntomas incluyen dolor abdominal, náuseas y sensación de ardor en el estómago.

Este es el caso de el pequeño Andrew Medina (12 años, de Los Ángeles), que fue llevado al médico por un dolor abdominal. Al parecer, comía unas 20-30 bolsas de estas patatas picantes al mes.

El Dr. Robert Glatter cree que el saborizante de los estas chips afecta a los niveles de pH en el estómago, lo que hace que se vuelva dolorosamente ácido. Algunos niños sufren dolores de estómago tan severos que llegan al hospital doblados por el dolor.

5- Los Cheetos juegan con tu mente

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario

Los Cheetos llevan existiendo casi 70 años. Introducidos por Frito-Lay en 1948, estas patatas de harina de maíz con queso siguen siendo una de las principales marcas de snacks del mercado. Pero Cheetos no se volvió tan popular por accidente.

Según el científico alimentario Steven Witherly, los Cheetos son un ejemplo de “desaparición de la densidad calórica“. Cuando un alimento se derrite rápidamente en la boca, engaña al cerebro para que piense que no se han consumido calorías. Si tu cerebro cree que no está consumiendo calorías, entonces no envía los mensajes pertinentes al estómago para indicarle que  está lleno.

Esto hace que sea muy fácil zamparse una bolsa entera de Cheetos, que es exactamente lo que pretenden los fabricantes.

6- Los pretzels están bañados en “lejía”

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario
YuliaKotina / Shutterstock

Esos pretzels tan esponjosos y apetecibles que desearías comer podrían haber sido sumergidos en una sustancia química cáustica que es capaz de disolver el vidrio.

La lejía se usa comúnmente para hacer jabón, pero también se usa para hacer pretzels al estilo bávaro tradicional. La masa de este panecillo se sumerge en una mezcla de agua y lejía antes de hornearse. Gracias a este baño en lejía, el pretzels adquiere ese tono dorado cuando es horneado.

Si no se les aplica un agente de dorado a la masa antes de hornearse, los pretzels salen del horno de color blanco. Una mezcla de agua caliente y bicarbonato de sodio también se puede utilizar como agente de dorado, pero muchos panaderos creen que el método de la lejía es el que produce los mejores resultados.

Los panaderos generalmente usan lejía de grado alimenticio para este proceso. La lejía de calidad alimentaria se produce y empaqueta de manera regulada, pero sigue siendo el equivalente químico al producto de limpieza.

7- Las palomitas de maíz pueden dañar los pulmones

7 Inquietantes cosas que seguramente no sabías que le echan a los típicos "manjares" que tomamos a diario
st.noon / Shutterstock

Las palomitas son uno de los snacks más antiguos conocidos por el hombre. Los arqueólogos han encontrado pruebas de que incluso hace 6.700 años, en Perú, se preparaba este delicioso y adictivo tentempié. En aquel entonces, las palomitas se hacían acercando una mazorca a las brasas o calentándola directamente sobre una llama.

Hoy en día, las palomitas de maíz para microondas facilitan el disfrute del refrigerio sin que provoquemos un incendio. Cualquiera que haya sacado una bolsa de palomitas de maíz  del microondas sabe lo bien que huelen.

Sin embargo, el sabor a mantequilla que huele tan bien contiene muchísimos productos químicos que dañan nuestros pulmones al ser inhalados. Los empleados que trabajan en las plantas de fabricación de palomitas para microondas han desarrollado una enfermedad conocida como “pulmón de palomitas de maíz” después de haber estado expuestos a los vapores químicos regularmente.

Esta enfermedad afecta a las vías respiratorias más pequeñas de los pulmones, haciendo que sea más difícil respirar.

¿Necesitas más motivos para llevar una dieta sana?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Listverse
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?