7 Curiosos datos que seguramente no sabías sobre los higos, las frutas que no son frutas y con insectos dentro

Probablemente siempre habías pensado que los higos eran una fruta pero cuando sepas la verdad te cuestionarás todo lo que se supone que conoces en este mundo. La verdad es que tienen una historia muy curiosa.

Los 7 Datos sobre los higos

Los higos técnicamente no son una fruta, sino una infrutescencia (un conjunto de frutos) que necesitan una avispa para reproducirse, insecto que muere dentro del higo.

En palabras más simples, los higos son algo parecido a unas flores invertidas que florecen dentro de esa gran vaina oscura que conocemos como higo. Cada flor produce una sola semilla llamada aquenio.

Y esos múltiples aquenios que contiene son los que le dan esa textura crujiente tan característica. Resumiendo, cuando nos comemos un higo, nos estamos comiendo cientos de frutos.

7 Curiosos datos que seguramente no sabías sobre los higos, las frutas que no son frutas y con insectos dentro

Sin embargo, esto no es lo más sorprendente. Destaca aún más el proceso tan especial de polinización que necesitan las flores para reproducirse. Dependen de una especie de insecto conocida como las avispas de los higos.

Se encargan de transportar su material genético y permitir su reproducción. Además, las avispas no podrían vivir sin los higos ya que depositan las larvas en el interior. Esta relación se conoce como simbiosis.

El proceso es bastante singular. La avispa hembra entra en el higo masculino para poner los huevos ya que tiene una forma especial para albergarlos. Mientras entra en el higo, la avispa pierde sus alas y antenas, perdiendo la posibilidad de salir y muriendo en el interior.

Las nuevas crías procrean entre ellas en el interior del higo y hacen un túnel para salir del higo. Las crías hembras salen llevándose consigo el polen para continuar con el ciclo. A veces, las avispas entran accidentalmente en un higo femenino (que son los que nos comemos), no tienen espacio para reproducirse en el interior y, al no poder salir, mueren dentro. Esta consecuencia es necesaria para transportar el polen.

7 Curiosos datos que seguramente no sabías sobre los higos, las frutas que no son frutas y con insectos dentro

Pero no debes alarmarte ni dejar de comer higos ya que tienen una enzima llamada ficina que consigue que los cuerpos de las avispas se descompongan dentro del higo y se transformen en proteína.

Además, en la actualidad ya casi nunca se necesita del sacrificado trabajo de las avispas para cultivar higos ya que la mayoría de las variedades son partenogenéticas, es decir, que dan fruto sin necesidad de polinizador.

¿Conocías todo este proceso?

¡Compártelo con todos tus amigos para que conozcan la realidad sobre los higos!

Fuente: Theatlantic Aldeaviral | Huffingtonpost