6 Típicos errores que cometemos en el trabajo que nos impide perder barriga y adelgazar desde la oficina

Conseguir un trabajo es una meta cada vez más difícil en los tiempos que corren, pero cuando lo consigues, te sientes la persona más afortunada del mundo y lo quieres dar todo en tu nueva oficina para poder conservarlo; pero es importante mantener el equilibrio entre tu trabajo y tu vida personal.

Llevas ya 6 meses en tu nuevo puesto y estás hecho a él, estás metido en la rutina pero empiezas a notar que tus pantalones están encogiendo sistemáticamente tras cada lavado. Lo siento, pero tu lavadora está perfecta, el problema es que te has olvidado de comer bien en la oficina y estás engordando sin control.

6 Errores comunes que hacen que el trabajo te engorde

Si quieres comer bien en el trabajo y mantener el tipín para este verano, esto es lo que estás haciendo mal.

1- Atacar la máquina de Snacks

{keyword}

No te dejes engañar por sus luces coloridas, su incesante vibración y las atractivas ofertas que esconde en su interior, la máquina de Snacks de tu oficina es el enemigo número uno. El reponedor de la máquina no se para a saludarte porque le caigas bien, estás pagando con tus antojos la universidad de sus hijos.

2- No llevarte la comida de casa

{keyword}

Las aplicaciones de pedir comida a domicilio están para un capricho y para pedir a DOMICILIO. Tu oficina no es tu casa, si tienes que comer en el trabajo, acostúmbrate a llevarte un tupper con la comida de casa y evita platos pesados, que si no después no hay quien se resista a la siesta.

3- Apuntarte a todas las celebraciones

{keyword}

Cada semana es el cumpleaños de alguien en la oficina y tienes todo el derecho del mundo a levantarte e ir a la zona de café para celebrarlo con el resto, pero no es necesario que pruebes y repitas, de todas las tartas y dulces que llevan.

4- Beber refrescos

{keyword}

El cansancio es uno de los primeros síntomas de deshidratación, tu cuerpo no te está pidiendo cafeína, solo agua. Ni cero ni light, pásate al H2O.

5- No aprovechar tu tiempo

{keyword}

Es difícil trabajar 40 horas semanales, sacar a tu perro 3 veces al día, poner la lavadora, mantener la casa recogida y medianamente limpia y además tener una vida social activa con tu pareja y amigos, pero tienes que aprovechar al máximo tu tiempo para que además, puedas ir a hacer algo de deporte.

6- Pasar sentado toda la tarde

{keyword}

No te vas a poner a hacer sentadillas en mitad de la oficina, pero pasarte 8 horas al día sentado delante del ordenador no es bueno para tu espalda, pero tampoco para su sistema digestivo. Levántate cada 5 minutos y ve a cotillear con la de recursos humanos que siempre se entera de todo, tu estómago te lo agradecerá.

¿Cuánto peso has ganado desde que estás trabajando? ¿Te has perdido algún cumpleaños?

¡Compártelo con tus amigos para que no dejen que el trabajo les engorde!

Fuente: womenshealthmag