6 Cosas que destruyen tu hígado y no tienen nada que ver con el alcohol

Todos sabemos que el hígado se encarga de filtrar las toxinas del cuerpo y que el alcohol es su enemigo número uno. Pero, por desgracia, hay otros vicios, hábitos y suplementos supuestamente sanos, que podrían estar haciendo daño a un órgano que necesitamos para vivir.

6 cosas que destruyen el hígado

1- Obesidad

gordos1

La obesidad tiene su propio impacto negativo en este órgano. Está estrechamente ligada a la enfermedad grave del hígado graso llamada esteatohepatitis no alcohólica, una condición en la que el exceso de grasa se acumula en el hígado, causando inflamación y daño. También se relaciona con el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina.

Dado que el sobrepeso puede dañar el hígado, tanto como el alcohol, es importante para mantener un peso saludable para un hígado sano.

2- No hacer ejercicio físico

shutterstock 282130871
Shutterstock Goran Bogicevic

Una de las cosas maravillosas que pueden ayudar a tu hígado es hacer ejercicio. El ejercicio físico estabiliza tu estado de ánimo, ayuda a dormir y mantiene tu cerebro activo.

El hígado juega un papel muy importante en el procesamiento de los alimentos que consumes, y hacer ejercicio puede ayudar a conseguirlo.

3- Consumo excesivo de alimentos procesados

{keyword}
Flickr

No todos los alimentos procesados tienen por qué necesariamente ser malos. Pero en general, es algo que debes evitar comer a menudo. No sólo nos ayuda a mantener el peso y mantenernos jóvenes, sino que también nos ayuda a la salud hepática.

Los alimentos procesados suelen contener un elevado número de grasas y conservantes que generan un daño oxidativo en el hígado. El exceso de grasa y carbohidratos pueden también contribuir a la enfermedad del hígado graso.

4- Ciertos medicamentos de venta libre

shutterstock 324566462
Shutterstock Pavel Kubarkov

El acetaminofenoes un popular analgésico y antipirético, pero como es metabolizado por el hígado, puede ser tóxico en altas dosis. Ciertos medicamentos para la tos, el resfriado o la sinusitis, también pueden contener acetaminofeno.

Nunca lo mezcles con alcohol para evitar una resaca, ya que será un doble problema para tu hígado. Es mejor no mezclar analgésicos con alcohol, pero si es necesario, elige mejor aspirina o ibuprofeno.

5- Ciertos medicamentos de venta con receta

shutterstock 597880304
Shutterstock celyi

Al igual que los calmantes para el dolor, algunos medicamentos con receta se metabolizan en el hígado, y pueden conducir a daño hepático si se toman en exceso. Estos incluyen ciertos fármacos anticonvulsivos y antibióticos.

Los medicamentos con valproato de sodio son los más tóxicos para el hígado, seguidos de la carbamazepina y la fenitoína. El levofloxacino y moxifloxacino, antibióticos populares, también causan daño hepático en algunos pacientes.

6- Suplementos para bajar de peso

peso dos
Shutterstock Yuriy Maksymiv

Los suplementos para perder peso no son simplemente  una pérdida de tiempo y dinero, sino que además son perjudiciales para el hígado.

Los suplementos a base de hierbas y totalmente naturales también puedes causar daños en el hígado. Si los resultados parecen demasiado buenos para ser verdad, probablemente lo son.

¿Sabías que todas estas cosas eran perjudiciales para el hígado? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tu familia y amigos!

Imagen de portada: SectoR_2010 / DepositphotosFuente: thrillist | FDA

Últimos artículos