5 Trucos para reparar tu pelo seco y dañado y dejarlo como recién salido de la peluquería

Después del verano, la playa, el sol, la cantidad de productos que nos echamos en el pelo, las herramientas de calor que utilizamos y los tratamientos decolorantes que le aplicamos, nuestro cabello se ve muy resentido. El pelo tiene memoria, y, aunque lleves un tiempo sin decolorarlo o sin utilizar la plancha, si no le pones remedio, seguirá débil y quebradizo.

Para sanearlo, solemos recurrir bien a las tijeras o bien a productos comerciales. Sin embargo, los champús, mascarillas y acondicionadores que se venden en los supermercados contienen muchos sulfatos, parabenos y siliconas que lo que hacen en realidad es estropearlo aún más.

cabello seco
puhhha / Shutterstock

Por suerte, hay una gran cantidad de productos naturales que te ayudarán a hidratar tu pelo y recuperar el brillo que tenía antes de castigarlo. De esta forma evitarás los efectos de los químicos y no tendrás que cortártelo tanto.

Estos son los mejores remedios para el pelo dañado

1- Cabello maltratado

Si tu cabello está maltratado y sin brillo, este remedio le vendrá de perlas. Tan solo necesitarás:

  • Un aguacate
  • Tres cucharadas de miel
  • Una yema de huevo

Mezcla todos los ingredientes hasta que quede homogéneo y aplícatelo de medios a puntas. Déjalo actuar de 30 minutos a una hora y lávate el cabello de manera normal.

El aguacate es rico en proteínas y grasas poliinsaturadas, además contiene muchas vitaminas y minerales. La miel es rica en antioxidantes y tiene propiedades antibacterianas.  Por último, el huevo también contiene muchas proteínas y aminoácidos y promueve la generación de sebo natural en el cuero cabelludo.

Todo esto te ayudará a hidratarlo y fortalecerlo, de esta manera no se quebrará tan fácilmente.

aguacate miel aceite
Makistock / Shutterstock

2- Cabello enredado

Si te cuesta mucho desenredarte el pelo, este remedio será tu gran aliado. Los ingredientes que necesitarás son:

  • Una yema de huevo
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una cucharada de jugo de limón

Realizamos el mismo procedimiento y lavamos el pelo de manera normal. Este remedio, además de hidratar tu pelo gracias al huevo y al aceite, hará que crezca más rápido y fuerte, ya que el limón contiene mucha vitamina C.

cabello peinar
Voyagerix/ Shutterstock

3- Cabello débil

Para el cabello debilitado, este remedio es ideal. Para ello necesitarás:

  • Un huevo
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de mayonesa

El procedimiento es el mismo que en el remedio anterior. En este caso, el aceite de oliva lo hidratará, gracias a sus propiedades humectantes y antioxidantes, y la mayonesa mejorará su aspecto, ya que se compone de huevo, vinagre y aceite.

huevo aceite mayonesa
Ahanov Michael / Shutterstock

4- Cabello áspero

Si necesitas recuperar la suavidad del cabello, este es tu remedio perfecto. Para hacerlo necesitarás:

  • Dos cucharadas de aceite de ricino
  • Una cucharada de aceite de soja

Una vez más mezclamos muy bien ambos ingredientes hasta crear una mezcla homogénea y lo aplicamos de medios a puntas. Si calientas los aceites, este remedio te resultará aún más efectivo. Una vez que lo hayas dejado actuar al menos una hora, podrás lavártelo si lo ves necesario o bien cepillarlo y continuar con tu día.

Estos aceites están repletos de ácidos grasos esenciales que mejoran la calidad del cabello, lo hidratan y lo fortalecen. Verás que, con tan solo una aplicación, lo notarás mucho más suave.

shutterstock 534972658
puhhha / Shutterstock

5- Cabello deshidratado

Este es remedio ideal para el cabello maltratado y deshidratado. Para ello necesitarás:

  • Medio aguacate
  • 3 cucharadas de yogur natural

Mezclamos muy bien, aplicamos de medios a puntas, dejamos actuar mínimo 30 minutos y lavamos de manera normal. Además de todas las propiedades antes mencionadas del aguacate, te beneficiarás de las proteínas y el calcio del yogur.

aguacate yogur
Elena Veselova / Shutterstock

Estos 5 remedios te vendrán genial para reparar el cabello después de los daños del verano. Recuerda ser constante y utilizar alguno de ellos al menos una vez cada dos semanas. Eso sí, tampoco abuses porque podrías engrasarlo demasiado.

¿Cuál es el remedio que pondrás en práctica? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!