5 Trucos para detectar si tienes un jefe psicópata y evitar que te despida

Un estudio desarrollado en conjunto por la Universidad de Bond, de Australia, y la Universidad de San Diego, de Estados Unidos, ha revelado que el 21% de los jefes de alto rango muestran indicios de psicopatía. Algo bastante preocupante cuando la estadística de la población general registra tan solo un 1% de ese trastorno antisocial.

¿Debes empezar a preocuparte por quién te espera en la oficina?

{keyword}

A pesar de que los jefes no suelen disfrutar de tener muy buena fama, no todos tienen por qué ser criminales en potencia. Sin embargo, si tu jefe es manipulador, egocéntrico, impulsivo y carece de empatía y conciencia, ¡cuidado! Puede que prefieras cogerte las vacaciones anticipadamente.

Un estudio llevado a cabo sobre más de 1.000 altos ejecutivos y directivos (CEO) de los Estados Unidos, ha revelado que el 21% presentan altos niveles de psicopatía clínica. Si prestamos atención al hecho de que estas personas desempeñan cargos de dirección y poder, la preocupación es más que entendible.

Tal y como afirma Nathan Brooks, uno de los psicólogos que dirigió el estudio, los aspectos que se valoran de una persona que aspira a un puesto de trabajo son sus habilidades en lugar de las características de su personalidad. Y las consecuencias de esto son, indudablemente, negativas.

{keyword}

Los «psicópatas» que logran alcanzar el éxito, a menudo suelen incurrir en prácticas poco éticas o ilegales. Por otra parte, también pueden tener un impacto negativo sobre los demás compañeros, puesto que una de las características de su personalidad es la adoración por el caos.

«Para estas personas, el éxito empresarial es un divertimento en el que no importa violar la moral de los demás. Se trata de conseguir lo que quieren en la empresa y tener dominio sobre los otros», apuntaba Brooks.

Por ello, los investigadores del estudio han indagado sobre algunos consejos que pueden ayudar a los empleadores a identificar si tienen un jefe psicópata y si les está contagiando sus cuestionables métodos:

{keyword}

1- Desindividualización (anonimato). La gente que se oculta tras una máscara no es de fiar, ya que alienta el comportamiento antisocial e irresponsable.

2- Obediencia ciega: Si eres incapaz de incumplir las órdenes de tu jefe, por muy descabelladas que sean, indica que estás siendo víctima de un jefe psicópata.

3- Deshumanización de los demás: Como tristemente hemos podido observar en nuestra historia reciente, considerar a los demás como humanos de segunda categoría conlleva terribles consecuencias. Expresiones como «hay que destrozarlos» o «son ellos o nosotros» deben hacer que enciendas las alarmas.

4- Desaparición de la responsabilidad individual: Es la mentalidad que se consigue cuando se acepta la filosofía de «el fin justifica los medios». Ninguno somos responsables de la tropelía realizada porque es lo que hacen los demás.

5- Acatamiento acrítico de las normas: La exclusión social era una condena de muerte en el pasado, por lo que a veces resulta difícil resistirse a este impulso fijado por la evolución. Sin embargo, a veces debemos mantenernos firmes y decir «no».

{keyword}

En 1946, el psiquiatra estadounidense Hervey Chekley ya aludía a la posibilidad de que estas personas «encantadoras pero sin culpa» tuvieran gran éxito en el plano laboral por su capacidad de manipulación.

Chekley describía al psicópata como «una criatura híbrida, capaz de ponerse un velo que aparenta normalidad para ocultar un núcleo emocional profundamente perturbado«.

¡Ten cuidado, nunca se sabe con quién puedes compartir oficina!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: El Confidencial, Muy Interesante