5 Trucos para limpiar tus brochas de maquillaje sin morir en el intento

¿Eres de las que no limpias las brochas de maquillaje ni aunque se caigan al suelo? ¡Error!. Hay que lavarlas cada pocos días porque de lo contrario se puede formar en ellas un foco de infección por acumulación de bacterias y gérmenes que pueden provocar que te salgan espinillas o cosas peores. Aquí te vamos a dejar algunos trucos para que te sea más fácil la limpieza.

Trucos para tener tus brochas como nuevas

1- Sécalas boca abajo

Si las secas boca arriba vas a hacer que todo el agua que queda entre en el mango provocando que se pueda romper mucho más fácilmente, despegar o llenar de humedad. También puedes secarlas a toques con una toalla.

2- Mira tu cantidad de brochas

Lo más normal es limpiarlas con un poco de jabón en la palma de nuestras manos con movimientos circulares. Pero si tienes muchas y quieres agilizar tu tarea, te recomendamos probar unas mantas especiales con protuberancias que van a hacer que sea mucho más fácil la limpieza ya que solo tendrías que frotar contra ellas las cerdas de tu brocha.

3- Usa champú o gel de bebé

Estos geles por lo general van a ser más cuidadosos por lo que van a evitar que los pelos de tus brochas se dañen en exceso y harán que te duren mucho más. También evita usar agua muy caliente o fría, tibia es mejor.

4- Brochas sintéticas

Las brochas sintéticas van a aguantar limpiadores bastante más fuertes que las naturales, así que puedes usar algunos productos que lo limpien más en profundidad.

5- Guarda su embalaje

Comúnmente, las brochas vienen en un plástico para que no pierdan la forma de sus pelos, guarda ese plástico y a la hora de lavarlas pónselo cuando estén húmedas, así evitarás que sus cerdas cojan formas extrañas e imposibles para luego usar.

¿Qué trucos usas para limpiar tus brochas de maquillaje? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tus amigas y familiares que necesiten estos consejos!

Imagen de portada: Instagram @realtechniques