5 Razones por las que el queso feta es ideal para tu cuerpo

Los quesos son maravillosos. Son muy sabrosos y hay infinitas variedades. Sin embargo, suelen tener una mala reputación por su alto contenido de grasas saturadas, que son las que se relacionan con el colesterol.

Hay que tomarlo con moderación pero no debes evitarlo ya que también tienen algunos beneficios. De hecho, el queso feta es uno de los quesos más saludables del mundo.

Tiene un ligero sabor a nuez, una textura suave y un ligero toque de sal. Solo con su presencia puede mejorar cualquier plato o ensalada. Tiene un valor nutricional único y es mucho más saludable si se hace con leche orgánica de cabra o de oveja. Tiene cosas buenas y malas.

Es una buena fuente de proteínas, de riboflavina, de vitamina B12, de calcio y de fósforo. Sin embargo, tiene un alto contenido en colesterol y sodio. Pero sus propiedades van más allá del contenido nutricional.

A continuación te mostramos cinco beneficios para la salud del queso feta que te sorprenderán

1- Combina la histidina con la vitamina B6

{keyword}
Wikipedia

La histidina es un aminoácido esencial que debemos obtener de nuestra dieta ya que nuestro cuerpo no lo produce. La vitamina B6 es muy importante para transformar los alimentos en energía y para metabolizar las grasas y las proteínas. También es un nutriente clave para la salud de nuestro pelo, piel, hígado y ojos.

Al combinar estos dos elementos, se forman histaminas que son las culpables de la inflamación que tu cuerpo genera para responder a lesiones y enfermedades. Las pequeñas inflamaciones son necesarias para luchar contra esa enfermedad y ayuda a tu cuerpo a sanar. Esto hace que el queso feta sea un alimento muy beneficioso para tu sistema inmunológico.

2- Calcio

{keyword}
Pixabay

Es una gran fuente de calcio, un mineral importante para la salud de nuestros huesos, para la coagulación de la sangre, para el sistema nervioso y para los músculos. El calcio se almacena en nuestros huesos y dientes pero se pierde a través del pelo, las uñas, la piel, el sudor o la orina.

Tu cuerpo no fabrica calcio así que, si no lo obtienes de tu alimentación, comenzará a coger el que está almacenado en los huesos y dientes y te provocará fracturas o enfermedades. Aparte del calcio, la vitamina D y el magnesio son muy importantes para la salud ósea.

3- Es perfecto para las personas que no digieren la leche de vaca

img 59687f0424c54
Flickr

Los productos lácteos de vaca suelen ser más difíciles de digerir pero con el queso feta no tendrás que renunciar a todos los quesos. Se hace de leche de oveja y de cabra que son mucho más fáciles de digerir.

4- Proteínas

{keyword}
Pxhere

Nuestro cuerpo necesita proteínas para reparar las células y para que nuestro sistema inmunológico funcione correctamente. Estas proteínas actúan como enzimas y anticuerpos y son esenciales ya que sin ellas no existiríamos.

El queso feta tiene un alto contenido en proteínas, con unos 4 gramos por cada porción de 28 gramos de queso. Las proteínas de los productos lácteos de origen animal ayudan a reducir el riesgo de diabetes de tipo 2. Esto se debe a que tiene un efecto positivo en las secreciones de insulina y consigue modificar la sensibilidad a ésta.

5- Vitamina A

{keyword}
Pixabay

Es una fuente excelente de vitamina A, una vitamina liposoluble que es imprescindible para la función inmunológica, la reproducción y la visión. Gracias a la grasa que contiene el queso, el cuerpo absorbe esta vitamina con más facilidad.

Como ya hemos comentado, el queso feta sigue siendo queso, y a pesar de todos sus beneficios, hay que controlar su ingesta. Añádelo a una pizza, una ensalada o con fruta. Estará delicioso.

¿Eres un amante de los quesos?

¡Compártelo con todos tus amigos a los que les encante el queso!

Fuente: Theheartysoul | Greece10best | Jamieoliver