5 Pesadillas reales de los dentistas que por suerte ya no tenemos que vivir

Ir al dentista no es plato de buen gusto para nadie. Para algunos incluso se puede convertir en la peor de las torturas, pero alguna vez te has preguntado ÂżCĂłmo serĂ­a ir al dentista en la Ă©poca de Cleopatra y Marco Antonio?

Lo cierto es que el camino de la odontologĂ­a hasta llegar a la comodidad de nuestros dĂ­as ha sido largo y doloroso, si te quejabas de lo mucho que te doliĂł tu ortodoncia imagĂ­nate que te incrusten un diente de oro como si de un cuadro se tratase, sin anestesia.

Hitos que han mejorado tu visita al dentista

1- Dientes de oro

{keyword}

Puede que los egipcios fueran una de las culturas punteras de la edad antigua, pero de dentista no andaban muy bien.

Seguro que no os imagináis a la deseada Emperatriz del reino de las pirámides besando a Marco Antonio con una dentadura de oro. Pues aunque parezca increíble era una de las tendencias de la época.

Egipto era una de las civilizaciones con más problemas bucales debido a que su dieta consistía en su mayoría en granos y cereales.

AsĂ­ que muchos optaban por la cirugĂ­a, e implantarse dientes de oro. Si crees que tus visitas al dentista son tediosas imagĂ­nate una cirugĂ­a dental en el antiguo Egipto.

2- Herramientas poco ortodoxas

{keyword}
Wikipedia

El taladro de Proa era uno de los mejores inventos de la Ă©poca para realizar intervenciones quirĂşrgica.

Se trataba de un dispositivo parecido al arco de una flecha, sostenido con una cuerda que se enrolla en la punta, de forma que pudiera moverse y perforar el diente. Por suerte, en aquella época ya existía el alcohol, aunque puede que no sirviera de mucho.

3- Higiene dental

{keyword}
New Lime Cinema

Para las civilizaciones antiguas el flĂşor y la pasta de dientes no significaban demasiado. Sin embargo, parece que a partir de la Edad Media, nuestros antepasados empezaron a comprender la importancia de la higiene bucal.

4- Dientes Brillantes

{keyword}
Disney

Aunque suene inverosĂ­mil, teniendo en cuenta que nuestros antecesores empezaron a lavarse los dientes en la Edad Media, le daban mucha importancia al blanqueamiento dental.

Para ello usaban ungüentos dignos del mismísimo Merlín. Mármol Blanco, hoyos quemados, sal y piedra pómez transformados en polvo y untados en los dientes eran suficiente para tener una dentadura radiante, o eso decía.

5- Dentaduras usadas

{keyword}
Fox

Lo de donar Ăłrganos no era un problema para las antiguas sociedad. Si tenĂ­an que elegir entre no tener dientes o usar los dientes de difunto la respuesta estaba clara para ellos. Y asĂ­ surgieron las primeras dentaduras.

Esta claro que las visitas al dentista, por suerte,  han cambiado mucho a lo largo de los años.Eso, debemos agradecerlos a el dolor de nuestros antepasados.

Quizás la próxima vez que vayamos al dentista no nos quejemos tanto, ¿no crees?

¡Comparte con tus amigos cómo eran las visitas al dentista hace siglos!

Fuente: ListVerse

Ăšltimos artĂ­culos