5 Leyendas y mitos reales que han sido comprobados por la ciencia para demostrar que realmente ocurrieron

¿A quién no le gusta una buena historia? No hay nada mejor para dar rienda suelta a la imaginación que sumergirse en la historia de un buen libro, una película o un videojuego. Sin embargo, vale la pena recordar que mucha historias de ficción y fantasía han sido escritas a partir de un acontecimiento real.

Mejor aún, algunos mitos y leyendas han resultado ser ciertos, y en muchos casos, la realidad ha superado a las historias.

A continuación te mostramos 5 historias épicas que la ciencia descubrió que realmente tuvieron lugar:

1- La cueva de los sueños olvidados

Al sur de Francia se encuentra la cueva de Chauvet-Pont D’Arc, una gruta que fue habitada por nuestros antepasados ​​hace 37.000 años. En este momento, la humanidad aún no había engendrado ningún tipo de civilización avanzada: éramos en gran parte nómadas, y nuestros primos, los neandertales, acababan de desaparecer.

Esta cueva es un tesoro arqueológico y antropológico. Sus paredes están adornadas con pinturas rupestres que representan una gran variedad de vida silvestre. Desde ciervos  y osos gigantes, hasta leones e incluso rinocerontes lanudos. Es por eso que este lugar a veces se conoce como la cueva de los sueños olvidados.

{keyword}

En 1994 se encontró un mural bastante inusual en una de las paredes de la cueva, uno que estaba tapado parcialmente por algunos de esos ciervos gigantes. Es difícil de describir, pero se parece mucho a un chorro de algo que se eleva hacia el cielo. Aquel dibujo resultaba muy extraño, puesto que se pensaba que era una representación abstracta cuando las pinturas rupestres en su mayoría representan cosas literales.

Un equipo de investigadores dio paso a un pensamiento maravilloso. ¿Y se trata de la representación de una erupción volcánica? Pues así fue, en investigaciones posteriores se encontraron los restos de una erupción muy violenta a solo 35 kilómetros de la cueva.

Las técnicas de datación revelaron que la erupción se produjo muy cerca de la época en que se hicieron los dibujos, y que habría sido tan violenta que la gente de aquel momento decidió grabarlo en las paredes para que todos lo recordasen.

2- La desaparición de Teonimanu

antiguas leyendas y mitos que fueron comprobados por la ciencia 208309
Mike Pellinni / Shutterstock

Los isleños de Salomón cuentan la historia de Roraimenu, un hombre cuya esposa decidió fugarse con un hombre de la isla de Teonimanu. Completamente enfurecido, el marido viajó a la isla en su canoa, la cual estaba adornada por cuatro grandes olas, para llevar una maldición.

Cuando llegó a la isla, plantó dos plantas de taro y se guardó una para él. Según la maldición, una vez que su propia planta comenzara a brotar, un desastre golpearía la isla. Poco tiempo después, el marido pudo ver desde una montaña como la isla era tragada por varias olas gigantescas.

Teonimanu fue de hecho un lugar real que desapareció, aunque no está del todo claro cuándo. Las olas no pueden arrasar una isla volcánica, pero sí un terremoto submarino, y eso fue lo que sucedió. Al parecer, la isla siempre estuvo al borde de una pendiente inestable subacuática. Un terremoto considerable propició el colapsó de la base y el consiguiente hundimiento de la isla bajo el agua.

Tal deslizamiento de tierra habría desplazado una cantidad de agua enorme hacia la superficie, lo que habría generado una serie de megatsunamis. De esta manera, aunque las olas de la venganza ocurrieron de verdad, fueron el resultado del evento, no la causa.

3- Luz en el cielo coreano

{keyword}

Algunos textos antiguos hablan de una gran luz que cubrió el cielo de Corea el 11 de marzo de 1437.

En ese momento, la península no estaba dividida en dos naciones, pues estaba bajo el gobierno de la dinastía Joseon. Se trataba de un estado imperial avanzado, en el que el lenguaje, la escritura, la moneda y la ley estaban bastante desarrolladas. La ciencia también tenía cierto recorrido, particularmente en el campo de la astronomía.

Durante la noche de 1437, algunos de los estudiosos encargados de observar las estrellas presenciaron un destello sobre sus cabezas que permaneció durante dos semanas. Algunos pensaron que se trataba de un acto divino mientras que los más racionales pensaban que era el nacimiento de una nueva estrella.

No se supo más detalles de esta historia hasta 2017, cuando un equipo de investigadores consiguió resolver el misterio. Intrigado por las descripciones de este evento quizás legendario, el equipo rastreó los restos de la explosión hasta la Constelación de Escorpio. Los restos de la explosión, junto con algunas placas fotográficas de la época, revelaron que la luz no provino del nacimiento de una nueva estrella, sino de la explosión de una nova.

Una nova es una explosión termonuclear causada por un desequilibrio entre la gravedad de una estrella y su combustible nuclear, hidrógeno; cuando la estrella agota su combustible nuclear esta se expande y a continuación explota. Este tipo de explosiones pueden verse claramente desde la tierra.

4- Los incendios de Queensland

antiguas leyendas y mitos que fueron comprobados por la ciencia 208314
Catmando / Shutterstock

La historia que te mostramos a continuación ha sido transmitida a través de 230 generaciones de aborígenes Gugu Badhun. Se trata de una historia espectacular de 7.000 años de antigüedad, anterior incluso a la mayoría de las grandes civilizaciones del mundo.

Allá por 1970 se grabó a un anciano hablando de una gran explosión que sacudió la tierra, seguido de la aparición de un enorme cráter. Un polvo de color acre cubrió los cielos, y si la gente se adentraba en la bruma, nunca más se los veía. El aire hervía y todo estaba en llamas.

Más tarde, un equipo de investigación descubrió por casualidad que el Kinrara, un volcán ahora extinto pero una vez violento situado al noreste de Australia, estalló en el momento en que esta historia fue contada por primera vez. Esta explosión en particular habría cubierto toda la región con ceniza abrasadora, además de generar enormes flujos de lava que habrían quemado la mismísima tierra.

Sorprendentemente, la historia de un testigo ocular ha sobrevivido durante milenios hasta el día de hoy.

5- Las lágrimas de Pelé

antiguas leyendas y mitos que fueron comprobados por la ciencia 208317
MarcelClemens / Shutterstock

Pelé es la diosa hawaiana del fuego volcánico, y se dice que llegó por primera vez a la isla de Hawai para huir de su hermana mayor. Se ocultó en todos los escondites habidos y por haber hasta que decidió enterrarse en un profundo pozo en la región de Kilauea.

Por esta razón dicen las leyendas que Kilauea es el centro volcánico activo de Hawai. Aunque es una historia la mar de curiosa, en realidad el vulcanismo es causado por un afloramiento del manto que está desencadenando la fusión de la corteza terrestre que se encuentra justo debajo de Kilauea.

También se dice que las lágrimas y el pelo de Pelé se pueden encontrar diseminados por el volcán, aunque la física puede dar una mejor explicación a esto.

Cuando la lava se enfría de forma increíblemente rápida, especialmente cuando se enfría en el agua, se convierte en vidrio volcánico. Cuando se estiran por el movimiento y luego se enfrían, a veces forman gotas en forma de lágrima; en otras ocasiones, se estiran delgadas para formar pelos vítreos.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Iflscience