5 Legendarios objetos malditos que provocaron la muerte de cualquiera que los tocaba

Estamos acostumbrados a oír historias de espíritus malignos y de fantasmas, pero se nos olvida que los objetos también pueden estar malditos, no sólo las personas. Existen sillas asesinas, espejos con almas en pena atrapadas en su interior y números de teléfono que atraen las desgracias.

Cinco historias sobre objetos malditos

El número de teléfono +359 888 888 888

5 Legendarios objetos malditos que provocaron la muerte de cualquiera que los tocaba
Daxiao Productions / Shutterstock

El número maldito suena a película mala de terror, sin embargo, aunque cueste creerlo, cualquiera que ha tenido este número de teléfono desde su primera emisión a principios del 2000, ha muerto.

Entre ellos se encuentran: el director general de una compañía de teléfono búlgara que murió de cáncer a los 48 años, dos ladrones, uno de ellos jefe de la mafia y el otro traficante de cocaína, ambos «abatidos».

Los tres murieron en los cuatro primeros años. Desde entonces, el número de teléfono se ha suspendido y la compañía se niega a comentar por qué.

«The Hands Resist Him Painting» Una obra maldita

5 Legendarios objetos malditos que provocaron la muerte de cualquiera que los tocaba
Youtube

Existe otra historia de arte maldito alrededor de esta pintura de un chico joven y una figura femenina que se encuentra delante de una ventana. «The Hands Resist Him Painting» es obra del artista californiano Bill Stoneham, que data de 1972, y perteneció al actor John Marley antes de terminar en eBay en el 2000, asegurando que estaba maldito.

Poco después de llevárselo a casa, su hija afirmó que las figuras del cuadro se movían durante la noche, e incluso salían del marco para causar caos en la casa. Publicaron una foto como prueba. La historia de la maldición hizo que se vendiera por $1.025.000.

La silla Busby Stoop

5 Legendarios objetos malditos que provocaron la muerte de cualquiera que los tocaba
geograph

El borracho inglés Thomas Busby selló su destino cuando asesinó a su suegro, Daniel Auty, en 1702. Fue ejecutado por sus crímenes cerca de una humilde posada. Pero la historia cuenta que este no fue el final de la matanza de Busby.

Se cree que una silla que había en el sitio de la ejecución tenía una maldición: cualquiera que se sentara en ella, moriría en un terrible accidente.

Aún así, la silla permaneció en la posada hasta 1978, cuando el dueño se la regaló al Museo Thrisk, donde ahora se encuentra colgada en una pared para que nadie se siente por accidente.

The crying boy

5 Legendarios objetos malditos que provocaron la muerte de cualquiera que los tocaba
Pinterest

Giovanni Bragolin era el nombre artístico que utilizaba para firmar sus obras el artista italiano Bruno Amadio, un pintor que por alguna extraña razón estaba obsesionado con retratar a niños llorando.

El caso es que la obra del pintor se puso de moda y se llegaron a producir multitud de copias. Los curioso es que a mediados de los 80, el periódico The Sun publicó un artículo donde un bombero aseguraba que era bastante común encontrar cuadros de Bragolin completamente intactos entre los restos de viviendas incendiadas.

Los bomberos creían que esos cuadros eran capaces de invocar las llamas y por eso ninguno tenía uno de ellos en su casa. Desde entonces, las tristes estampas adquirieron el calificativo de retratos malditos y más de uno ha intentando quemarlos.

El jarrón de Bassano

La leyenda cuenta que este jarrón de playa fue fabricado en el siglo XV y se le entregó a una novia en la víspera de su boda cerca de Nápoles, Italia.

Lamentablemente, nunca llegó al altar, ya que fue asesinada con el jarrón en las manos la noche antes. De ella, pasó a otros miembros de su familia, pero cualquier persona que tomaba posesión de éste, moría al poco tiempo.

Después de incalculables muertes, la familia guardó el jarrón. Volvió a aparecer en 1988 junto con una nota que decía, «Cuidado, este jarrón atrae la muerte». Sin embargo, fue subastado por $2.250 y la nota fue excluida en su descripción.

El farmacéutico que lo compró murió a los tres meses. Tras más muertes de sus nuevos dueños, la maldición pareció haber desaparecido cuando una familia desesperada le exigió a la policía que se lo llevara. No se ha vuelto a ver desde entonces.

¿Conocías todos estos objetos malditos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte con tu familia y amigos!

Imagen de portada: qualitystocksuk / Shutterstock
Fuente: gonzoo / mentalfloss