5 Cosas que no deberíamos volver a comprar en el supermercado para empezar a perder peso de verdad

Si quieres estar en forma y tener un estilo de vida sano, debes saber que tu carrito de la compra debe estar libre de alimentos poco saludables que pueden quitarte años de vida a ti y a tus familiares. Te mostramos los alimentos que deberías olvidar y dejar para siempre en el super. 

Los 5 Alimentos procesados de los que tienes que alejarte

1- Azúcares simples o carbohidratos y grasas no saludables

View this post on Instagram

Shop, shop, shop.

A post shared by Alejandro Jimenez (@porkwonthechef) on

Cereales azucarados para el desayuno, rosquillas, pasteles, galletas, helados, pasteles y refrescos. A menudo denominados “calorías vacías” ya que los azúcares simples se absorben rápidamente, aumentando los niveles de azúcar en la sangre para una energía inicial alta.

Esto desencadena una reacción a la insulina, reduciendo los niveles y creando fatiga. Te sentirás más hambriento y anhelarás aún más azúcar. Además, esas calorías extra absorbidas rápidamente se almacenan como grasa.

Toma decisiones inteligentes seleccionando los carbohidratos complejos ricos en fibra. Si quieres algo dulce elige tus frutas de temporada favoritas, como peras, manzanas o arándanos.

Dulces y golosinas procesadas también contienen grasas saturadas que obstruyen las arterias y reducen la pérdida de peso.

2- Carnes con alto contenido de nitratos y grasas saturadas

5 Cosas que no deberíamos volver a comprar en el supermercado para empezar a perder peso de verdad
Unsplash

Las carnes procesadas como embutidos, tocino, salchichas y perritos calientes contienen nitratos, es decir, aditivos químicos que preservan la frescura. Los nitratos se han relacionado con el cáncer de estómago y otras enfermedades degenerativas.

Estos productos grasos de carne también están llenos de grasas saturadas no saludables que pueden elevar los niveles de colesterol LDL “malo”, un factor de riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebro-vasculares.

Elimina las carnes por completo o busca las que se anuncian como “libres de nitratos”. Compra carnes bajas en grasas saturadas, como pollo y pavo, o come más pescado, como salmón o tilapia, rico en grasas omega-3 saludables.

3- Productos que contienen alimentos que no puedes pronunciar

El sulfato ferroso, el mononitrato de tiamina o el aceite de soja parcialmente hidrogenado, son algunos de ellos. Sigue esta regla de oro: si un producto alimenticio está hecho de productos que no son naturales o si no puedes pronunciar los primeros 5 ingredientes. Déjalo lejos de tu carrito de la compra. Mantente enfocado en comprar alimentos integrales compuestos de un solo ingrediente.

4- Alimentos saludables que no lo son

Los alimentos saludables falsos son aquellos alimentos engañosos que se consideran a sí mismos como “bajos en grasa”. Como ciertas galletas, aderezos para ensaladas o marcas de yogures. Mira y aprende a leer sus etiquetas para que no te engañen. Para compensar el sabor, estos artículos son inevitablemente altos en azúcar o sal.

5- Alimentos enlatados con un alto contenido de sodio

El 80% de la ingesta de sodio es gracias a los alimentos procesados que están enlatados. De hecho, las comidas que están enlatadas están repletas de sal, más de la que deberías consumir.  Una dieta alta en sodio es peligrosa ya que puede provocar problemas de hipertensión a largo plazo.

En lugar de comprar sopas enlatadas, conservas, etc., intenta hacer tus propias versiones simples, como una sopa saludable de zanahoria o abundante lenteja o comprar alimentos frescos. Si no tienes tiempo para cocinar, compra sopas enlatadas, pero que sean bajas en sodio.

¿Algunos de estos productos se cuelan en tu carrito de la compra? ¿Vas a tener más cuidado a partir de ahora?

¡Comparte con tus amigos y familiares los alimentos procesados que metes en el carrito de la compra!

Fuente: OprahImagen de portada: Instagram