5 Cosas que deberías tener muy en cuenta cuando tratas con personas bipolares

El trastorno bipolar es una enfermedad mental caracterizada por marcados cambios en el estado de ánimo de la persona que lo sufre. En algunos casos, estos cambios pueden llegar a ser muy extremos y el paciente pasa de estar triste y deprimido a estar boyante de felicidad o malhumorado e irascible.

También se le conoce como enfermedad maníaco-depresiva, ya que al período de tiempo en el que la persona está animada se le llama «manía».

5 Cosas que deberías tener muy en cuenta cuando tratas con personas bipolares
Pixabay

El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos que puede experimentar cualquier persona. Los síntomas bipolares son más potentes. Pueden dañar las relaciones y complicar el hecho de conservar un empleo.

Causas principales

El trastorno bipolar afecta por igual a hombres que a mujeres, y suele comenzar entre los 15 y los 25. La causa exacta se desconoce, pero probablemente tenga un gran componente genético. Aún así, existen ciertos factores que pueden desencadenar un episodio maníaco:

  • Parto
  • Antidepresivos o esteroides
  • Insomnio
  • Consumo de drogas psicoactivas
5 Cosas que deberías tener muy en cuenta cuando tratas con personas bipolares
Shutterstock Roman Samborskyi

Síntomas más comunes

Los cambios de estado de ánimo bipolares se llaman “episodios anímicos”. Las personas pueden tener episodios maníacos, depresivos o “mixtos”. Un episodio mixto incluye síntomas tanto maníacos como depresivos. Estos episodios anímicos provocan síntomas que duran desde una o dos semanas hasta meses. Durante un episodio, los síntomas se presentan todos los días durante la mayor parte del día.

Las personas que sufren un episodio maníaco (de felicidad plena) pueden sentirse muy alegres, animados, inquietos, sensibles, nerviosos, ansiosos o incluso alterados. Suelen hablar muy rápido y de muchas cosas distintas. Suelen tener problemas para relajarse y dormir y se creen capaz de hacer todo lo que se propongan sin pensar en las consecuencias.

Las personas que sufren un episodio depresivo suelen sentirse muy tristes, preocupados, vacíos, cansados y sin energía. Piensan en la muerte y en el suicidio y tienen dificultad para dormir y para concentrarse. Además, tienden a olvidarse de las cosas y pierden el interés por actividades que antes les gustaban.

5 Cosas que deberías tener muy en cuenta cuando tratas con personas bipolares
Shutterstock InesBazdar

Tipos de bipolaridad

Existen dos tipos de trastorno bipolar: trastorno bipolar I y trastorno bipolar II. Las personas con bipolaridad I sufren depresión alternada con un estado de ánimo demasiado bueno. El bipolar II es mucho más común y está marcado por síntomas maníacos menos severos a los cuales se les llama hipomanía.

¿Es fácil diagnosticar el trastorno bipolar?

Rotundamente no. Dado que el estado de ánimo, bueno o malo, puede ser el resultado de eventos o circunstancias temporales, diagnosticar esta enfermedad suele ser muy difícil.

Una persona bipolar en un estado depresivo tendrá los mismos síntomas que alguien que sólo tiene depresión. El período de manía, o estado de ánimo elevado, que sigue a la depresión es lo que diferencia a un paciente bipolar. Es importante hacer esta distinción, ya que el tratamiento para la depresión es diferente al que se le suministra a una persona bipolar.

5 Cosas que deberías tener muy en cuenta cuando tratas con personas bipolares
Shutterstock MarinaP

«Los antidepresivos pueden ser francamente peligrosos en personas con bipolaridad, ya que puede ocasionarle episodios maníacos», dice el Dr. Malone del departamento de psiquiatría de la Cleveland Clinic.

Además, los que sufren del trastorno bipolar a menudo tienen otros problemas de salud. Esto puede hacer que a los médicos les sea difícil diagnosticar el trastorno bipolar. Ejemplos de estos otros problemas incluyen abuso de sustancias, trastornos de ansiedad, enfermedad de la tiroides, enfermedades cardíacas y obesidad.

¿Cómo tratar el trastorno bipolar?

Por ahora, el trastorno bipolar no tiene cura, pero existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas.

El objetivo principal de estos tratamientos es:

  • Hacer que los episodios sean menos frecuentes e intensos.
  • Ayudar a que el paciente disfrute de su vida.
  • Prevenir la autoagresión y el suicidio.

El remedio más común son los medicamentos, que pueden provocar efectos secundarios, por lo que el proceso hasta encontrar el fármaco adecuado para el paciente puede ser muy complicado.

También están las terapias, que consisten en clases con un psicoterapeuta que ayude a la persona a manejar su vida y cambiar su conducta. Por último, existen otros tratamientos como la «terapia electroconvusiva» o TEC, que también se conoce como terapia de choque, o remedios naturales a base de hierbas, como la Hierba de San Juan o los ácidos grasos omega-3.

5 Cosas que deberías tener muy en cuenta cuando tratas con personas bipolares
Shutterstock ESB Professional

Un tratamiento funciona mejor cuando es continuo y no se interrumpe. Si crees que puedes sufrir trastorno bipolar, acude de inmediato a tu médico y cuéntale cómo te sientes, solo un especialista podrá diagnosticar la enfermedad y recomendarte el tratamiento adecuado a tu caso.

¿Conoces a alguien con trastorno bipolar? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuentes: Medline Plus | NIMH | Reader’s Digest