5 Confesiones bochornosas de una Veterinaria en su día a día del trabajo

Las visitas al veterinario pueden ser aterradoras y estresantes para los animales, a menudo se quedan congelados y confundidos. Y aunque podríamos pensar que son bastante graciosos después, las expresiones con los ojos cerrados no son las únicas cosas graciosas que salen de las visitas al veterinario. Hay bastante más, y el usuario de Imgur, Ali, está aquí para compartirlo.

La mujer, de 26 años de edad, ha trabajado como técnica veterinaria durante 3 años y ha visto muchos animales, recopilando varias historias e incidentes a lo largo de los años. La mujer dice que disfruta de su trabajo, incluidas las sorpresas y las dificultades que conlleva.

«Disfruto los desafíos, una vez simplemente tuve que atrapar un gato salvaje que escapó de su jaula a primera hora cuando entré por la mañana. Me llevó unos 45 minutos», dijo Ali. Con muchas historias divertidas y extrañas, Ali decidió compartir algunas de ellas con el mundo.

¡Desplázate hacia abajo para leer las historias y no te olvides de votar por tus favoritas!

1- Mi gato hace un sonido raro

5 Confesiones bochornosas de una Veterinaria en su día a día del trabajo
JKM3

«Una mujer joven reserva una cita de emergencia para un gato. Le preguntamos por qué viene, nos dice que recientemente adoptó este gato de un refugio hace unos días con todos sus documentos, lo que demuestra que está sano. Bien, ¿cuál es el problema? «Bueno, creo que puede tener una infección pulmonar, a veces hace un sonido extraño y cada vez lo hace con más frecuencia.»

«‘Por lo general, lo hace cuando está cerca de mí o cuando lo toco, pero a veces lo hace por la casa'». Mientras el veterinario revisa los pulmones del gato, cojo al gato y le rasco suavemente detrás de las orejas. Él empieza a ronronear. Un profundo y fuerte sonido que llena la habitación.

«¡ESO ES ESE ES EL SONIDO!» Nos quedamos momentáneamente aturdidos, eventualmente el veterinario se las arregla para responder «¿Qué? Uhhh… ¿en serio? Eso es un ronroneo. Está contento, si solo es eso ya te puedes ir a casa». Todavía sigue confundida, pero aliviada, le doy un montón de panfletos para gatos y cosas así y la mando a seguir su camino. Ella era dulce como un pastel y tan inteligente como uno también. Está bien, ella pensó que algo iba mal y vino corriendo.»

2- Extracción de cuerpo extraño: un truco de magia

5 Confesiones bochornosas de una Veterinaria en su día a día del trabajo
der-bilderknipser

«Trátalos cariñosamente, pero los perros pueden ser un poco molestos a veces. Una vez un Golden Retriever (impactante) entró con síntomas de letargo, babeo excesivo, vómitos, no come y el vientre distendido. Le hicimos radiografías y su estómago y parte de sus intestinos estaban completamente distendidos, como globos enormes.»

«Estas cirugías generalmente no son cortas, pero este tipo se llevó el premio. 4 horas después, retiramos 6 medias y 3 paños de cocina grandes. La cirugía parecía más un truco de magia que el propio truco de magia de sacarse los pañuelos de la manga. Nunca terminaba. Nos estábamos muriendo de la risa. El perro ahora está bien.»

3- El perturbado

5 Confesiones bochornosas de una Veterinaria en su día a día del trabajo
boobsrus

«Los pezones desconciertan a todo el mundo por igual. Sucede con tanta frecuencia que ahora parece una broma. «¡Dios mío, encontré algunos bultos en su vientre!» Bueno, para que todos lo sepáis, tanto los gatos como los perros tienen entre seis y ocho pezones en el vientre y no pasa nada, muchachos.»

«A veces los niños también los muestran. Lo mejor fue el típico machito corpulento con un mastín, que simplemente no aceptaba que su perro macho tuviera pezones. Quería que se los quitáramos bajo anestesia incluso después de explicarle que son normales. Fue gracioso, pero fue un poco intenso. Buen perro. Mal dueño

4- «Miembro» de gato

5 Confesiones bochornosas de una Veterinaria en su día a día del trabajo
cocoparisienne

«Este ha sucedido dos veces, y es bastante gracioso. Por lo general, ocurre mientras se acicalan o están cachondos y deciden restregarse con una manta o algo así, y, de todos modos, su pequeño cohete rojo hace una aparición sorpresa

«Aparentemente, si no sabes esto, es algo impactante y aterrador. «Qué es eso», «No parece normal» «SU PENE ESTÁ SANGRANDO». Mucha gente piensa de todo, pero la verdad es que es normal, incluso en los perros.»

5- Los vecinos

5 Confesiones bochornosas de una Veterinaria en su día a día del trabajo
xusenru

«Esta historia es un poco triste y extraña. Uno de nuestros clientes está perdiendo la cabeza un poco, y tiene un perro pequeño. Bueno, ella trae al perro cada poco tiempo porque la dueña está convencida de que sus vecinos (figuras oscuras sin rostro) están jugueteando con el miembro de su perro mientras ella no está y que el perro tiene una ansiedad severa por ello. El perro está bien y es muy dulce, pero, ¡Dios mío!»

¿Qué te han parecido estas historias? ¿Cuál te ha impresionado más? ¡Publica tus impresiones en la sección de comentarios!

¡No olvides compartirlo con tus amigos y familiares!