4 Vergonzosas formas en las que el ser humano está destrozando la Tierra

Los humanos somos unos desastres. Si a duras penas mantenemos nuestra hogar limpio y ordenado, ¿por qué íbamos a cuidar nuestro planeta?

La contaminación ambiental es un tema bastante peliagudo que sin duda alguna no hemos sabido abordar correctamente todavía. Cuando conseguimos reducir las emisiones de gases, nos dedicamos a verter residuos tóxicos a algún río perdido. Aunque no hay que ir tan lejos, resulta que el próximo desastre ecológico podría haber comenzado en tu baño…

4 Maneras ridículas con las que los humanos están destruyendo la Tierra

1- La brillantina está destruyendo los océanos

4 Vergonzosas formas en las que el ser humano está destrozando la Tierra
jmagico / Shutterstock

Todos bromeamos sobre cómo la brillantina termina esparcida por todas partes, pero es que realmente llega a todos lados. La brillantina se crea a partir de microplásticos, unos pedazos de plástico diminutos que tienen la desagradable costumbre de conseguir llegar y contaminar el medio ambiente.

Lo peor de todo es cuando terminan en el océano, lugar donde estas pequeñas motas brillantes son devoradas por los peces y otras especies marinas. Y es que, no solo son perjudiciales para los peces, también lo son para las personas y aves que luego los comen ya que no pueden digerir la gran bola plástico que se forma dentro de sus estómagos.

Un estudio encontró que este tipo de plásticos estaba presentes en el estómago de un tercio de todos los peces capturados en el Canal de la Mancha. Pero si ya debemos ser cautelosos con la brillantina, más cuidado debemos tener con las microperlas, esas bolitas que hacen que nuestros cosméticos y geles de ducha sean exfoliantes.

Los científicos han demostrado que las microperlas son capaces de incorporarse a la cadena alimentaria de muchos animales (incluso a la del ser humano), pero como no resultan en absoluto “digeribles”, a menudo se acumulan en los sistemas digestivos de los peces, las aves y los mamíferos marinos.

2- Tu mascota sacrificada puede envenenar a otros animales

4 Vergonzosas formas en las que el ser humano está destrozando la Tierra
Holly Michele / Shutterstock

Se nos da también eso de contaminar el planeta, que incluso hemos encontrado la forma de envenenar el medio ambiente con los restos de nuestras mascotas. El principal problema de este asunto es el pentobarbital de sodio, una sustancia que se usa en la eutanasia animal.

Por desgracia, los animales que son sacrificados con esta sustancia, en muchas ocasiones, se convierten en la última comida de depredadores que son incapaces de «decir no» a un almuerzo gratis.

Siempre que se entierren o incineren adecuadamente, los animales salvajes no podrán envenenarse con los restos de tu amada mascota. Pero si eres como la mayoría de las personas, y no has cavado una tumba en tu vida, es probable que no la hagas lo suficientemente profunda (debe tener al menos 1,2 m de profundidad).

Como resultado, los animales salvajes no tendrán muchos problemas para excavar y elegir la pieza favorita de tu fiel amigo.

3- Un río de Bombay esta tiñendo de azul a todos los perros

4 Vergonzosas formas en las que el ser humano está destrozando la Tierra

India, la nación de los colores, tiene muchos, muchos fabricantes de tintes. Una de estas compañías fue cerrada en 2017 después de ser sospechosa de tirar sus desechos en el río Kasadi. ¿Qué la delató? Bueno, aunque podría haber sido gracias a una operación policial cuidadosamente orquestada, curiosamente todo fue debido a que el Kasadi comenzó teñir a los perros de color azul.

En 2017, los lugareños de todo Bombay se sorprendieron al ver a un grupo de caninos azul celeste. Después de confirmar que no se trataba del trabajo de un fanático de los pitufos, la gente se enfureció por lo que las empresas de teñido estaban haciendo a su ecosistema local.

Los lugareños observaron que los perros habían adquirido el color azul por bañarse en el Kasadi. Se cree que hasta 12 animales se vieron afectados por el agua contaminada. Lo que cambió su pelaje azul era simplemente colorante, por lo demás, los perros parecían estar sanos. No pasó mucho tiempo antes de que las autoridades rastrearan los residuos hasta una fábrica de colorantes local que tuvo que cerrar estrepitosamente.

4- Los medicamentos para humanos enloquecen a los animales

4 Vergonzosas formas en las que el ser humano está destrozando la Tierra
NH / Shutterstock

Si los medicamentos fabricados a nuestra medida generan desastrosos efectos secundarios sobre nuestros cuerpos, imagina todas las cosas que pueden hacerle a los animales.

Nunca nos paramos a pensar qué clase de impacto tienen las miles y miles de medicinas que acaban en los océanos. Para ver qué ocurre exactamente, unos investigadores proporcionaron Prozac a un grupo de cangrejos costeros de Oregon.

Una vez que probaron el antidepresivo, los cangrejos empezaron a actuar con una valentía desmedida, buscando comida durante los momentos del día en los que deberían estar escondiéndose de los depredadores. También comenzaron a luchar contra otros miembros de su especie por pura agresión.

4 Vergonzosas formas en las que el ser humano está destrozando la Tierra
Dinda Yulianto / Shutterstock

Las ranas tampoco están a salvo de nuestras medicinas. Las píldoras que utilizamos para controlar la natalidad humana generalmente contiene estrógenos, hormona que a veces puede pasar a través del cuerpo de una mujer sin que se adultere.

Está comprobado que, una vez que la hormona pasa al sistema de aguas residuales, reduce el número de renacuajos de las ranas. Curiosamente, las afectadas no son las ranas hembras, sino los sapos. El aumento de estrógeno en sus organismo los hace mucho menos activos sexualmente, lo que provoca una reducción en el número de reproducciones.

Es increíble pensar que de todas las cosas que arrojamos al océano, nuestras cacas son lo menos horrible.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Cracked