4 Razones por las que no deberías volver a beber agua fría

Seguramente hayas escuchado muchas veces eso de que el agua caliente dilata y abre los poros y hace que tu cuerpo y tu piel se relajen, mientras que por el contrarío, el agua fría cierra los poros y activa la piel.

Lo mismo pasa con el cabello, el agua caliente abre los poros y el agua fría cierra las cutículas. Por lo tanto, el tracto digestivo no podía ser una excepción.

4 Razones por las que no deberías volver a beber agua fría
Shutterstock sarawutnirothon

Estas son las razones por las que no deberías volver a tomar agua fría

1- Afecta al proceso de digestión

Beber agua fría o con hielo hace que los vasos sanguíneos se contraigan y esto dificulta el proceso de digestión de los alimentos. Como consecuencia de la mala digestión de la comida, el metabolismo se ralentiza y el cuerpo deja de absorber los nutrientes de los alimentos que ingerimos.

4 Razones por las que no deberías volver a beber agua fría
Shutterstock Image Point Fr

2- Debilita el sistema inmune

Beber agua fría después de la comida genera un exceso de mucosidad en el cuerpo. Esto puede conducir a una disminución de la función del sistema inmunológico, por lo que resulta más fácil contraer enfermedades y resfriados. Aunque el efecto del agua fría es mínimo, a una persona con pocas defensas o un sistema inmune débil de por sí, le podría suponer graves problemas.

4 Razones por las que no deberías volver a beber agua fría
Shutterstock Africa Studio

3- Empeora los problemas de salud ya existentes

Según una investigación realizada por la Sociedad Europea de Alergias e Inmunología Pediátrica, beber agua fría puede empeorar los síntomas de asma en los niños. Por otro lado, un estudio realizado a pacientes con migraña, demostró que un 7,6% de los participantes experimentaron dolor de cabeza tras beber un vaso de agua helada.

4 Razones por las que no deberías volver a beber agua fría
Shutterstock Olena Yakobchuk

4- Puede causar dolor de garganta

Beber agua fría aumenta las probabilidades de padecer dolor de garganta. El agua fría puede causar la acumulación de mucosa respiratoria, una capa que se encarga de proteger las vías respiratorias. Cuando esta capa se acumula, las vías respiratorias se vuelven más vulnerables a diversas infecciones y esto causa dolor de garganta.

4 Razones por las que no deberías volver a beber agua fría
Shutterstock Dejan Dundjerski

Cierto es que en verano apetece el agua fresquita, pero no está de más que pensemos en lo perjudicial que puede llegar a ser para nuestra salud.

¿Tenías idea de todo lo que podía provocar el hecho de beber agua fría? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: 1 Million Health Tips