4 Pasos con los que cocinar el arroz en casa para conseguir que tenga la mitad de calorías

El arroz es uno de los ingredientes base en la cocina de muchas culturas, así como el sustento primordial de los estudiantes alrededor del mundo. Es fácil de cocinar, barato y combina con todo, pero su consumo en exceso puede hacer que tu salud se resienta. Solo una taza de arroz tiene más de 240 calorías que, de no ser quemadas al momento, se convierten rápidamente en grasa.

Unos científicos de Sri Lanka han descubierto la clave para que sigas comiendo todo el arroz que quieras sin tener que preocuparte de su grasa.

¿Cómo hay que cocinar el arroz para reducir las calorías?

{keyword}

El arroz solo se puede cocinar de una forma, hirviéndolo, pero gracias al método de estos científicos, reducirás a la mitad las calorías de tu arroz con su sencillo y único método de hervir el arroz.

1- Pon el agua hervir

Hasta aquí todos estábamos de acuerdo y no hay espacio para el error. Una buena olla de agua hirviendo para cocinar tu arroz, pero antes de añadirlo…

2- El ingrediente secreto

{keyword}

La clave para reducir la grasa es el aceite de coco. Debes añadir unas cucharadas de aceite de coco, el 3% del peso del arroz que vayas a cocinar, si quieres ser exacto.

3- Dejar reposar

Una vez el arroz esté listo, viene el paso más difícil, dejarlo reposar. Es el más difícil porque hay que dejar reposar el arroz en la nevera durante 12 horas.

4- Listo para comer

{keyword}

Después solo tienes que darle un golpe de calor en el microondas y tendrás un arroz hervido el doble de sano para ti que el cocinado de la forma convencional.

¿Cuál es el secreto del arroz bajo en calorías?

El secreto de esta sencilla técnica está en el almidón. Hay dos tipos de almidones, los comestibles y los resistentes. Los comestibles, el cuerpo los convierte fácilmente en glucosa y los resistentes, que no se descomponen en glucosa en el estómago, por lo tienen un menor contenido en calorías.

Pasan directamente al intestino grueso, dónde actúan más como una fibra dietética y proporcionan toda clase de beneficios.

{keyword}

Enfriar el arroz una vez cocinado aumenta el número de almidón resistente, algo que notaron tras analizar el arroz cocinado al momento frente al de los restaurantes. Para dar con el aceite de coco, cocinaron 35 tipos de arroz de 8 formas diferentes, hasta descubrir que añadiendo grasa (aceite de coco) ayudaban a la formación de almidón resistente.

Con la combinación de ambos métodos, se reduce hasta en un 15% los almidones comestibles, pero no se conforman con eso y siguen probando combinaciones de cocción con aportes calóricos para reducir hasta en un 50% el aporte calórico del arroz.

¿Cómo cocinas tu el arroz? ¿Es un elemento básico en tu despensa?

¡Compártelo con todos tus amigos para que no se queden nunca con ganas de arroz!

Fuente: sciencealert

Últimos artículos