4 Listas de Alimentos que deberías dejar de comer si no quieres ganar barriga según tu grupo sanguíneo

Todos sabemos que los alimentos procesados son nuestro gran enemigo, pero no solo para perder peso sino para nuestra salud en general. Los supermercados están repletos de productos envasados que contienen una barbaridad de ingredientes y componentes nocivos, sin embargo seguimos consumiéndolos.

Sin embargo, cuando se trata de perder peso, esto no es lo único que debemos eliminar de nuestra dieta. Según nuestra fisonomía, nuestra características fisioquímicas y nuestro tipo de sangre, hay alimentos que no deberías consumir si queremos bajar esos kilitos de más.

sangre uno
rolloid

Estos son los alimentos que no debes comer según tu grupo sanguíneo

1- Grupo sanguíneo O

Es el grupo sanguíneo más antiguo. La dieta de nuestros antepasados más antiguos estaba basada principalmente en el consumo de carne, ya que no cultivaban, solo cazaban. Por lo tanto, las personas pertenecientes a este grupo, no toleran bien los hidratos de carbono refinados como el pan blanco, la pasta, los azúcares, etc.

Eleva tu consumo de verduras, aceite de oliva, infusiones, productos del mar y carne roja, por ese orden. También deberías evitar el trigo, las lentejas, la coliflor y la col. Por último, elimina los lácteos, los huevos, los dulces y los azúcares.

Tu cuerpo no procesará bien esos alimentos y puede provocarte indigestión y ralentizar tu metabolismo. En consecuencia, aumentarás de peso.

shutterstock 616387529
Razor527 / Shutterstock

2- Grupo sanguíneo A

Las personas de este grupo sanguíneo necesita una dieta rica en frutas y hortalizas para bajar deceso o mantenerse en un peso adecuado. Si este es tu caso, consume mucha verdura para mejorar tu digestión y acelerar tu metabolismo.

Si ingieres cereales, trata de que sean granos enteros, es decir, integrales. Añade la soja para aumentar tu consumo de proteínas así como el bacalao, el salmón y las sardinas. Los aceites vegetales evitarán que retengas líquidos, y los cacahuetes y las semillas de girasol compensarán tu escasez de proteína animal.

Evita consumir carnes rojas y blancas, ya que no las digerirás correctamente, así como los lácteos, que interferirán con tus encimas digestivas y los garbanzos y las habas, que inhibirán la producción de insulina.

Por último, elimina completamente de tu dieta los alimentos procesados, los azúcares refinados, la miel y las mermeladas.

shutterstock 436462648
Shutterstock Evan Lorne

3- Grupo sanguíneo B

Su sistema digestivo es bastante más tolerante que los anteriores. Si perteneces a este grupo, los mejor que puedes consumir son lácteos, verduras, pescado, té verde  y jugos antioxidantes.

Evita consumir lentejas y semillas de sésamo, ya que retardan el proceso digestivo, maíz y trigo, porque provocan descensos drásticos en los niveles de azúcar, el pollo, que aumenta la fatiga, y el aceite de girasol, puesto que perjudica el funcionamiento del intestino.

lacteos dos
Africa Studio / Shuterstock

4- Grupo sanguíneo AB

Es el más reciente y fruto de la evolución del ser humano. Acepta la mayoría de alimentos y los asimila bastante bien. Aún así, su sistema digestivo es un poco delicado. Si eres de este grupo sanguíneo, deberías consumir: algas marinas y pescados, productos lácteos, huevos, verduras frescas, tofu y piña.

Evita el consumo de carne roja, trigo, maíz, semillas de sésamo, girasol y amapola y aceite de girasol.

10 razones por las que debes comer pina todos los dias 05
alex9500 / Depositphotos

Como puedes ver, comer bien no se trata únicamente de eliminar los alimentos procesados de la dieta. Lo ideal es que todos acudiésemos a un nutricionista para que estudie nuestro caso y sepa qué alimentos debemos y no debemos consumir.

¿Tenías idea de todo lo que influye nuestro grupo sanguíneo en nuestra alimentación? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: WebMD