4 Extrañas cosas que hacían nuestros antepasados con la orina que nos pensaríamos dos veces antes de hacerlas ahora

Como dice el dicho, “la basura de unos es el tesoro de otros“, y la orina no es ninguna excepción. De hecho, la orina es un verdadero tesoro, al menos en el mundo científico.

Actualmente se puede usar como fuente de energía eléctrica, medicamentos derivados de la orina pueden ayudar a tratar la infertilidad y combatir los síntomas de la menopausia, y las células madre cosechadas a partir de nuestro líquido amarillo se han podido reprogramar en neuronas e incluso se han usado para desarrollar dientes humanos.

4 Extrañas cosas que hacían nuestros antepasados con la orina que nos pensaríamos dos veces antes de hacerlas ahora
Youtube 

Para los científicos modernos, el líquido dorado puede ser, bueno, oro líquido. Sin embargo, una simple mirada hacia atrás nos muestra que la orina siempre ha sido importante para el avance científico e industrial, hasta el punto de que los antiguos romanos no solo vendían pis recolectado de urinarios públicos, sino que aquellos que comerciaban con orina tenían que pagar un impuesto.

A continuación te mostramos algunos de los usos más curiosos del pis a lo largo de la historia:

Detergente líquido para la ropa

4 Extrañas cosas que hacían nuestros antepasados con la orina que nos pensaríamos dos veces antes de hacerlas ahora
Cienciahistorica

Uno de los ingredientes más usados en los productos de limpieza es el amoniaco. Como sustancia “base”, el amoniaco es un excelente agente limpiador ya que neutraliza la suciedad y la grasa que son sustancias “ácidas”.

A pesar de que los primeros europeos conocían el jabón, muchos prefirieron usar la orina por su amoníaco para eliminar las manchas de las telas. De hecho, en la antigua Roma, los recipientes para recolectar orina eran muy comunes en las calles: los transeúntes solían hacer sus necesidades y, cuando las cubas estaban llenas, su contenido se llevaba a una lavandería, se diluía con agua y se vertía sobre la ropa sucia.

Hacer pólvora

4 Extrañas cosas que hacían nuestros antepasados con la orina que nos pensaríamos dos veces antes de hacerlas ahora

Efectivamente, el pis también jugó un papel muy importante en los inicios de la industria armamentística. Las recetas más corrientes de pólvora requieren una mezcla de azufre, carbón y nitrato de potasio, sustancias demasiado difíciles de encontrar.

El ingrediente principal, el nitrato de potasio, también llamado salitre, solo se sintetizó a gran escala a principios del siglo XX. Antes de eso, los fabricantes de pólvora aprovecharon el nitrógeno que se encuentra naturalmente en el pis para convertirlo en el ingrediente clave del polvo de guerra.

Al parecer, el pis se mezclaba con ceniza, hojas y paja en un pozo. De la orina se extraía el amonio, que reaccionaba con el oxígeno dando lugar a nitrato, y de las cenizas el potasio.

La plasta se regaba todas las semanas con una cantidad de orina suficiente como para que siempre estuviese húmeda, pero no mojada. La mezcla resultante se agita todas las semanas y después de varios meses no se agregaba más pis. A medida que el líquido  se evaporaba, aparecía la pólvora como una eflorescencia blanquecina detectable por su sabor.

Ablandar el cuero

4 Extrañas cosas que hacían nuestros antepasados con la orina que nos pensaríamos dos veces antes de hacerlas ahora
Leo_65 / Pixabay

Antes de poder sintetizar químicos en el laboratorio, la orina era una de las fuentes más  viables de urea, un compuesto orgánico creado a base de nitrógeno. Cuando se almacena durante largos períodos de tiempo, la urea se descompone en amoniaco.

El amoniaco en agua actúa como una base, su alto pH descompone la materia orgánica, por lo que la orina es la sustancia perfecta para ablandar y curtir pieles animales. Además al remojar las pieles, los trabajadores podían quitar el pelaje y los trozos de carne de la piel más fácilmente.

Blanqueador dental

4 Extrañas cosas que hacían nuestros antepasados con la orina que nos pensaríamos dos veces antes de hacerlas ahora
Roman Samborskyi / Shutterstock

A pesar de que la orina ha sido ingrediente clave para muchos medicamentos y remedios caseros de dudosa eficacia, uno de sus usos más respaldados por aquellos que lo prueban es el de enjuague bucal blanqueador.

Hay diversas pruebas históricas que demuestran que los romanos usaban la orina para limpiar y blanquear sus dientes, transformando el aliento de la mañana en un olor completamente diferente. ¿El ingrediente activo? Lo has adivinado: el amoníaco. La misma sustancia que eliminaba las manchas de la ropa y que, de hecho, se usa en la mayoría de las pastas dentífricas.

Por suerte, la ciencia ha encontrado una alternativa para todos estos usos. ¿Imaginas tener que enjuagarte la boca con tu propio pis?

¡Comparte alguno de los usos de la orina a lo largo de la historia con todos tus amigos!

Fuente: Smithsonianmag
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?