4 Cosas que deberíamos hacer para evitar la Acrilamida, la sustancia que podría causar cáncer según la OMS

Enlace patrocinado

El pasado miércoles 11 de abril una noticia relacionada con nuestra salud recorrió los medios de comunicación de todo el mundo. Al fin entró en vigor la ley europea que obliga a reducir los niveles de acrilamia en los alimentos.

La acrilamida es una sustancia que, según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), eleva el riesgo de sufrir diferentes tipos de cáncer. Es algo de lo que se ha hablado mucho en la última década, pero hasta ahora no existía ninguna ley que regulase su consumo.

4 Cosas que deberíamos hacer para evitar la Acrilamida, la sustancia que podría causar cáncer según la OMS
Chones / Shutterstock

En 2002 todos los nutricionistas y sanitarios se hicieron eco de lo peligrosa que era esta sustancia cuando la Agencia de Seguridad Alimentaria de Suecia reveló que no solo estaba presente en el humo del tabaco o en procesos industriales, sino también en los alimentos.

Además, la mayoría de ellos, como las patatas fritas, el pan, los cereales para el desayuno, los bollos, las galletas o el café, los consumimos a diario.

Enlace patrocinado

Desde ese momento, las alarmas saltaron y la OMS decidió clasificar a la acrilamida como «posible carcinógeno humano». Esta teoría fue confirmada cuando la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) confirmó que esta sustancia aumenta de forma potencial el riesgo de desarrollar cáncer en personas de cualquier edad. Aún así, los más vulnerables serían los niños debido a que su peso corporal es menor.

4 Cosas que deberíamos hacer para evitar la Acrilamida, la sustancia que podría causar cáncer según la OMS
Evan Lorne / Shutterstock

¿Cómo evitar la exposición a la acrilamida?

La acrilamida se puede generar de diferentes maneras, sin embargo, la más habitual es cuando cocinamos los alimentos a temperaturas superiores a 120 grados y con baja humedad. Esto se debe a que, a esa temperatura, los azúcares reductores de los alimentos y las proteínas reaccionan entre sí con el calor, lo que da lugar a la acrilamida.

Este proceso químico se conoce como «reacción de Maillard» y es el que hace que los alimentos se oscurezcan y cambien de sabor. Por lo tanto, para reducir nuestra exposición a esta sustancia debemos:

Enlace patrocinado
  • Almacenar las patatas en un sitio oscuro y fresco. Evita meterlas en la nevera, ya que promueve la formación de acrilamida durante el cocinado.
  • Reducir el tiempo y la temperatura de fritura de los alimentos.
  • Tanto si cocinas los alimentos fritos como si los cocinas en el horno, evita que alcancen un color marrón oscuro. Es mejor que los saques cuando estén dorados.
  • Enlace patrocinado
  • Evita que el pan se tueste demasiado y, si hay partes que se han quedado de color marrón, retíralas.
4 Cosas que deberíamos hacer para evitar la Acrilamida, la sustancia que podría causar cáncer según la OMS
Shutterstock

Estos son consejos muy sencillos para reducir la exposición a la acrilamida en casa, pero recuerda que la mayoría de alimentos ultraprocesados, como las patatas fritas de bolsa, las galletas, los bollos o los cereales del desayuno, contienen esta sustancia. Por lo tanto, trata de evitarlos siempre que sea posible.

¿Sabías lo peligrosa que era esta sustancia? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Este artículo se ha realizado únicamente con fines informativos, no está destinado a proporcionar asesoramiento médico. ROLLOID no se responsabiliza de las posibles consecuencias de cualquier tratamiento, procedimiento, ejercicio o modificación de la dieta, que se ponga en práctica tras la lectura de esta publicación.