3 Cosas que deberíamos tener en cuenta antes de elegir entre un pescado salvaje o criado en cautividad

Las diferencias que existen entre los peces que son capturados en estado salvaje y los que son criados en cautividad han sido tema de debate durante décadas, especialmente entre las personas a las que les encanta comer pescados y están preocupados por la salud.

Lo cierto es que hay muchos aspectos a tener en cuenta cuando se trata de escoger qué alimentos se deben elegir para nuestra alimentación y la de nuestra familia. Hay quienes se preocupan por la nutrición, mientras que a otros les interesa más la sostenibilidad. También hay quienes piensan en el coste económico o la contaminación que puedan esconder los peces.

¿Por qué comer pescado?

3 Cosas que deberíamos tener en cuenta antes de elegir entre un pescado salvaje o criado en cautividad
littlesam / Shutterstock

No todos son iguales

La carne es una estupendas fuente de proteína, pero los pescados y los mariscos aportan además ácidos grasos más saludables ya que son bajos en grasas saturadas y altos en omega-3.

Sin embargo, no todos los peces son iguales. Muchas personas, e incluso expertos, creen que existe cierta diferencia entre los peces salvajes y los criados en piscifactoría, más concretamente, en los tipos de nutrientes que ofrecen.

Nutrientes

3 Cosas que deberíamos tener en cuenta antes de elegir entre un pescado salvaje o criado en cautividad
MNBB Studio / Shutterstock

La realidad es que las diferencias nutricionales que puede existir entre los peces de granja y los salvajes no son tan grandes como mucha gente piensa. Tomemos la trucha arco iris como ejemplo. La trucha arcoiris tiene casi el mismo contenido de nutrientes, incluidas proteínas y calorías ya sea cultivada o capturada. Aunque, por supuesto, hay algunas diferencias:

Los especímenes silvestres tienen más hierro y calcio, mientras que los criados en piscifactorías contienen más selenio y vitamina A.

Otro ejemplo es el salmón del Atlántico. Tanto el de cría como el silvestre tienen beneficios nutricionales similares, a excepción de pequeños detalles. Quizá lo más notable sea que los peces salvajes contienen más ácidos grasos omega-3 de cadena larga.

Contaminantes

3 Cosas que deberíamos tener en cuenta antes de elegir entre un pescado salvaje o criado en cautividad
Vladislav Gajic / Shutterstock

En el 2004, hubo una especie de crisis durante la que expertos y consumidores de todo el mundo se opusieron a los peces criados en piscifactorías debido a una sustancia potencialmente cancerígena que podían contener. Más tarde, sin embargo, se descubrió que los niveles del químico cancerígeno eran iguales a los que mostraban los peces salvajes.

Además de este químico, el contenido de mercurio que estos pueden llegar a tener también es una preocupación bastante extendida. La realidad es que los peces silvestres son los que suelen mostrar un contenido más alto en mercurio. De entre los pescados más ricos en mercurio destacan:

  • Tiburón
  • Atún
  • Rey Mackerel
  • Pez espada
3 Cosas que deberíamos tener en cuenta antes de elegir entre un pescado salvaje o criado en cautividad
PicHelp

¿Cuál deberías elegir? Desafortunadamente, no hay una respuesta correcta a este dilema ya que hay demasiados factores involucrados, incluida la nutrición, la sostenibilidad y la seguridad. En resumen, ambos tienen beneficios para su salud, lo importante es que sepas la procedencia de los peces antes de comprarlos.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Stethnews