3 Cosas que deberíamos aprender de los daneses que muestran por qué tienen la mejor calidad de vida

Dinamarca es un país que posee un equilibrio bastante saludable entre el trabajo y la vida personal, cosa que es muy importante en su cultura. Los habitantes daneses están orgullosos de ello y el país tiene fama de ser el más feliz del mundo.

La jornada de trabajo es de 37 horas semanales, con descanso para comer, unas vacaciones mínimas de cinco semanas pagadas, permiso paternal y horarios flexibles, pudiendo trabajar desde casa. Los daneses son más productivos que el resto de europeos y americanos a pesar de trabajar menos.

Esto se debe a los valores de la población danesa. Tienen unas creencias muy importantes con las que consiguen esta relación tan buena entre trabajo y vida personal.

3 Creencias de la población danesa para conseguir ese equilibrio

1- La familia es muy importante

3 Cosas que deberíamos aprender de los daneses que muestran por qué tienen la mejor calidad de vida

En Dinamarca no se sienten avergonzados por el hecho de que la familia sea una prioridad. Incluso el cuidado de niños es deducible de impuestos. También hay que destacar que las pensiones para los ancianos y los servicios de limpieza los proporciona el Estado.

La importancia de la familia también aparece en el enfoque educativo el cual se centra en los pequeños, conduciendo a niños bien formados y entusiastas.

2- El trabajo y el ocio deben ir relacionados

3 Cosas que deberíamos aprender de los daneses que muestran por qué tienen la mejor calidad de vida

Cuando trabajamos más, nos estresamos. Esto conlleva a varios problemas de salud que desencadenan poca productividad. Se ha demostrado que las vacaciones y los días libres aumentan nuestra creatividad.

Tanto los trabajadores como los altos ejecutivos reconocen que los trabajadores felices son mejores trabajadores y todos respetan a todo el mundo, ya sea CEO o conserje.

3- La gente cumple con sus obligaciones

3 Cosas que deberíamos aprender de los daneses que muestran por qué tienen la mejor calidad de vida

Por lo general, la gente quiere trabajar y hacer bien su trabajo. Se trata de hacer lo que debes sin estar pendiente del horario y de asumir la responsabilidad personal de trabajar sin tener un jefe encima todo el rato. En Dinamarca funciona así. Confían en alguien para que realice un trabajo, lo hace y se va a casa.

Este equilibrio danés nos demuestra que mayor tiempo no significa mayor productividad. Se trata de cuidar a los trabajadores e intentar que sean felices.

¿Qué opinas de esta forma de trabajar?

¡Compártelo con todos esos amigos que sueñan con un cambio del sistema laboral!

Fuente: Upworthy | Weforum | Scoopnest | Businessculture
Imagen de portada: Macrovector / Shutterstock
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?