2 Consejos para que empieces a depilarte las axilas y las razones por las que deberías hacerlo a menudo

¿Resulta viril tener una melena bajo el brazo? Los lectores de la revista Men’s Health respondieran a esta pregunta y el resultado fue claro: no, los hombres deben afeitarse las axilas, al menos de vez en cuando.

De los 4.044 hombres encuestados, el 68% reconocía que se recortaba los pelillos de las axilas habitualmente. De todos ellos, el 52% dijo que lo hacían por estética y el 16% afirmaba hacerlo por razones deportivas. Solo 1 de cada 10 individuos encuestados dijeron que nunca se recortaron el vello de las axilas.

Hace cinco o diez años, las respuestas a esta encuesta hubiesen sido muy diferentes. Aunque no se encuestó a las mujeres, muchas fueron preguntadas informalmente y todas dijeron que esconder un pequeño matorral en las axilas era «repugnante».

2 Consejos para que empieces a depilarte las axilas y las razones por las que deberías hacerlo a menudo
nito / Shutterstock

Curiosamente, la ciencia no está muy segura de por qué los hombres tienen pelos en las axilas. «Es posible que tiempo atrás sirviesen para facilitar la atracción de una compañera del sexo contrario», decía Daniel Lieberman, profesor de biología evolutiva humana en la Universidad de Harvard.

Las axilas tienen un montón de glándulas apocrinas que producen sudor. La transpiración procedente de esas glándulas está formada por esteroides, lípidos, proteínas y otros productos químicos que pueden aportar «información» a los demás individuos.

De esta manera, nuestros antepasados ​​podrían haber necesitado una buena maraña de pelo en las axilas para que el olor de su sudor quedase atrapado y así atraer más fácilmente a una compañera con la que reproducirse. Sin embargo, como habrás podido comprobar, actualmente son prácticamente inútiles.

A continuación te mostramos 2 sencillos consejos para que te cuides el vello de las axilas con facilidad:

2 Consejos para que empieces a depilarte las axilas y las razones por las que deberías hacerlo a menudo
SKatzenberger / Shutterstock

1- Recórtalo en húmedo

Aunque puedes cortarlo en seco, es recomendable que utilices una maquinilla resistente al agua y que lo hagas en la ducha. El agua caliente suaviza el cabello y reduce el riesgo de sufrir pellizcos o rasguños.

2- Manténlo corto

Si tienes el pelo «liso», se recomienda recortarlo a unos dos centímetros para evitar que pinche y cause molestias. Si por el contrario tienes el pelo rizado, podrías llegar al medio centímetro sin que se te irrite la piel.

Aunque es cierto que podrías afeitarlo completamente, tampoco se trata de incitar a que tus compañeros del gimnasio se rían de ti. Y, francamente, es una molestia que tampoco necesitas.

¿Y tú, crees que los hombres deberían de afeitarse las axilas? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Menshealth