15 Reglas de Oro que son Clave para la Vida y siempre Funcionan

Todo lo que hacemos diariamente influye directamente en nuestro futuro. Esas decisiones que tomamos cuando nos enfrentamos a los problemas del día a día, todas las elecciones que llevamos a cabo a cada momento de nuestras vidas, en nuestras casas, en el trabajo, con nuestros amigos…

A veces no nos llegamos a dar cuenta de ello, y puede que incluso lleguemos a desperdiciar el tiempo, algo que es realmente valioso y en ocasiones no somos conscientes. Incluso nos cerramos en nosotros mismos y no somos capaces de ver más allá de los problemas que nos abordan. Pero también podemos abrir los ojos y darnos cuenta de lo que es realmente importante en nuestras vidas.

15 Reglas de Oro que son Clave para la Vida y siempre Funcionan

Para ello hay algunas frases muy conocidas pero que poca gente pone en práctica. Son realmente sencillas y siempre funcionan:

  • No ofendas a una persona por muy mala que sea la situación. Al final puede que se arregle, pero esas palabras siempre quedarán guardadas en el fondo de nuestro corazón.
  • Perdonar es recordar sin rencor.
  • Di siempre la verdad.
  • Nunca te burles de los sueños de los demás. Aprovecha esa energía para lograr los tuyos.
  • Si se te ha ocurrido una buena idea, apúntala para que no la olvides.
  • Si no puedes llegar a tiempo no olvides avisar a quien podría estar esperándote.
  • No seas bocazas, no juzgues. Recuerda que tú podrías ser el próximo juzgado por los demás.
  • Es de sabios reconocer tus errores. Intenta dejar de ser egoísta y empieza a mirarte a ti mismo. El único que no se equivoca es aquel que no hace nada.
  • No seas un quejica. Los problemas existen para ser resueltos, no para quejarse de ellos.
  • Ve siempre hacia adelante sin importar nada más. No te pares al alcanzar una meta y no te quedes de brazos cruzados.
  • Al empezar el día haz lo más difícil y lo que menos te guste. Así podrás disfrutar mejor de la tarde y no sufrir todo el día pensando en lo que te queda por hacer.
  • El tiempo que pasas viendo la tele siempre es perdido.
  • Intenta no pedir dinero prestado. Las deudas son como una trampa: caer es fácil pero te costará un enorme esfuerzo salir de ellas.
  • La cortesía nunca está de más. A veces es importante ser amable con los demás.
  • No vivas de tus éxitos o derrotas pasadas. Tu pasado no define tu futuro.

Imagen de Portada: saramtd