15 Maravillas Naturales que han conseguido sobrevivir vírgenes con el paso de los años

¿Alguna vez jugaste el juego de Twister en el agua? Los lunares verdes, amarillos y marrones que se forman en el Lago Manchado cada verano hacen que parezca que puedes hacerlo.

Esa vista está muy lejos de los típicos paisajes de lagos azules, colinas verdes y playas de arena blanca que inspiran a la mayoría de los viajeros, y eso es exactamente lo que hace que extrañas maravillas naturales como el Lago Manchado sean tan emocionantes.

Una cueva recientemente descubierta posee cristales del tamaño de edificios de cuatro pisos, un lago del color de un batido de fresa y un glaciar que parece sangrar pueden parecer cosas de otro planeta, pero se pueden ver aquí, en la tierra, lo que nos recuerda que todavía queda mucho mundo por explorar y esperemos que el ser humano no acabe destruyéndolas.

A continuación te mostramos algunas de las maravillas naturales más extrañas que nos regala la naturaleza:

1- Piscinas de travertino en Pamukkale – Turquía

{keyword}
Flickr / Esther Lee

La gente ha ido a estas piscinas durante miles de años en busca de sus conocidos efectos curativos. El agua que fluye de 17 manantiales subterráneos hasta las piscinas tiene una concentración extremadamente alta de carbonato de calcio, la cual forma depósitos blandos cuando llega a la superficie.

Esos depósitos blancos y viscosos se endurecen con el tiempo hasta que adquieren un aspecto parecido a la tiza.

2- Piedras reptantes – Valle de la Muerte, CA

shutterstock 214895431
Vezzani Photography / Shutterstock

Aunque nadie ha visto a ninguna de las piedras del Valle de la Muerte en movimiento, unos rastros inconfundibles marcados en el suelo polvoriento demuestra que efectivamente unas piedras totalmente inertes pueden desplazarse por un terreno plano por sí solas.

Los científicos no están seguros de cómo las rocas, que pueden pesar cientos de kilos, atraviesan el lecho seco del lago. La teoría predominante es que cuando las rocas están húmedas o heladas, los fuertes vientos las empujan a lo largo de la planicie. Las profundas marcas que dejan atrás han corroborado que estas piedras pueden llegar a desplazarse hasta 215 metros .

3- Lago de Retba –  Senegal

{keyword}

El curioso color del agua de este lago en realidad es causado por el pigmento que produce un tipo particular de alga llamada Dunaliella salina.

Por otra parte, el contenido en sal es extremadamente alto, alcanzando el 40% en algunos puntos y permitiendo que las algas prosperen (y los nadadores floten sin esfuerzo en la superficie del lago).

4- Salar de Uyuni – Bolivia

shutterstock 596796011
sunsinger / Shutterstock

Cuando un lago prehistórico se secó hace unos 30.000 años dejó una extensión interminable de azulejos hexagonales blancos que se extienden hasta que se pierde la vista en el horizonte.

Así es el salar más grande del mundo, el cual se extiende por 10.360 kilómetros cuadrados. El lugar proporciona más de 25.000 toneladas de sal al año a los mineros locales, acoge a una próspera comunidad de miles de flamencos y atrae a turistas que pueden acceder al Palacio de Sal, un hotel de 16 habitaciones hecho completamente con bloques de sal.

5- Cuevas de Mármol – Chile

las maravillas naturales mas extranas del mundo 185935
Wata51 / Shutterstock

Seis mil años de erosión por parte de las olas han creado los patrones ondulantes que dan a estas cuevas su efecto marmóreo realzadas por el reflejo del agua azul y verde del Lago Carrera.

Aunque el área está amenazada por un proyecto que pretende construir una presa cerca, por ahora los visitantes pueden navegar en kayak por las cuevas los días en que las aguas están tranquilas.

6- Desierto Blanco (Sahara el Beyda) – Egipto

{keyword}
Marco Boekestijn

A unos 45 kilómetros al norte de la ciudad de Farafra, al oeste de Egipto, podemos encontrar unas extrañas rocas blancas diferente formas y tamaños que se elevan desde el suelo como si fuesen muñecos de nieve medio derretir.

Su aspecto no se debe al trabajo de ningún escultor, sino más bien gracias al viento. Cuando el mar que una vez cubrió la tierra se secó, la capa de sedimento que quedó comenzó a descomponerse. Los puntos más blandos se desmoronaron, y con el tiempo, las poderosas tormentas de arena erosionaron las rocas más duras que quedaron hasta modelar sus formas actuales.

7- Cañón Asbyrgi – Islandia

{keyword}
Dag Endre Opedal

La leyenda dice que el Cañón Asbyrgi se creó cuando la pezuña del caballo de un dios nórdico tocó la tierra, formando acantilados de 90 metros de alto y aplanando un área de poco más de 3 kilómetros de largo y uno de ancho.

La explicación científica más plausible contempla que dos períodos de inundación glacial tallasen el cañón hace unos 3.000 o 10.000 años. Lo cierto es que estando sobre los acantilados y observando la alfombra verde en forma de herradura, es más divertido imaginar la leyenda nórdica.

8- Esferas Moeraki – Nueva Zelanda

{keyword}
Flickr/itravelnz

Las piedras esféricas que bordean la playa Moeraki de Nueva Zelanda alcanzan los dos metros de diámetro y han sido comparadas con todo tipo de cosas: desde canicas utilizadas por gigantes, hasta colosales huevos de dinosaurios.

En realidad se trata de masas de sedimentos compactados formados bajo tierra hace más de 50 millones de años. A medida que la arena que los rodea se erosiona, parecen elevarse a la superficie como si fueran empujados hacia arriba desde el centro de la tierra.

9- Cataratas de Sangre – Antártida

{keyword}
Flickr / Robin Carroccia

Una mancha sorprendentemente macabra de lo que parece ser sangre, cae en cascada por la pálida ladera del Glaciar Taylor. Cuando los científicos descubrieron por primera vez estas cataratas en 1911, pensaron que el color rojizo del agua que salía de una grieta del glaciar se debía a la acción de algún tipo de alga, tal y como ocurre en el lago de Retba.

Sorprendentemente, resulta que el tono cobrizo se debe a los altos niveles en hierro que se encuentran en una bolsa de agua sumergida a 400 metros que forma el nacimiento de las cascadas.

10- Río Caño Cristales – Colombia

{keyword}
Flickr/Eric Pheterson

La gente viaja hasta el Parque Nacional Serranea para ver por qué Caño Cristales se ha ganado apodos como el Río de los Cinco Colores, el Arcoíris Líquido e incluso el Río Más Bello del Mundo.

Es importante determinar el momento adecuado para visitarlo. Cuando el agua alcanza los niveles idóneos (generalmente entre julio y diciembre), este se convierte en un caleidoscopio de color rosa, verde, azul y amarillo gracias a que una planta llamada Macarenia clavigera, que vive en el fondo del río, consigue que el sol que necesita para florecer y producir esta explosión de colores.

11- El Bosque de Piedra (Shilin) – China

{keyword}
Flickr / Shan

Muchos de los árboles que se encuentran en el bosque de la remota provincia china de Yunnan son duros como roca, literalmente. El área, que abarca casi 320 kilómetros cuadrados, se encontraba sumergida hace 270 millones de años, con el fondo del mar cubierto de sedimentos de piedra caliza.

Poco a poco, el lecho marino se elevó y el agua se secó. Cuando la lluvia y el viento erosionaron la roca más débil, las agujas de piedra caliza más fuertes comenzaron a tomar forma. Ahora se elevan hacia el cielo, rodeadas de árboles frondosos.

12- Cueva de los cristales – México

{keyword}
Wikipedia

Parece que la Fortaleza de la Soledad de Superman cobra vida. A 300 metros bajo tierra, en una mina de plata y plomo en Chihuahua, México, podemos ver cristales opacos de yeso brotando en todos los ángulos para construir lo más parecido que existe a la Fortaleza de la Soledad de Superman en la vida real.

Los cristales pueden llegar a medir hasta 1,2 metros de ancho y 15  de largos. Las temperaturas en la cueva pueden alcanzar los 58 grados con casi el 100% de humedad, condiciones en las que solo un superhombre podría sobrevivir por mucho tiempo. Pasar más de 10 minutos en la cueva sin el equipo adecuado pueden provocar un golpe de calor.

13- El ojo del Sahara (Estructura Richat) – Mauritania

{keyword}
Wikipedia

Esta enorme depresión, de forma circular y que se extiende 40 kilómetros de ancho, es como un ojo de buey en mitad de una zona plana sin demasiados rasgos distintivos del desierto de Mauritania.

Es visible desde el espacio, de hecho ha sido un punto de referencia para los astronautas desde las primeras misiones. El Ojo no es el resultado de ninguna práctica de tiro realizada por alienígenas, en realidad se formó cuando los vientos erosionaron las diferentes capas de sedimentos a diferentes profundidades.

14- Spotted Lake – Columbia Británica

{keyword}

Cada verano, la mayor parte del agua de este lago rico en minerales se evapora, dejando atrás grandes concentraciones de sal, titanio, calcio, sulfatos y otros minerales que forman un patrón de lunares en tonos verdes, amarillos y marrones.

El lago es un lugar sagrado para las primeras naciones indígenas del Valle de Okanagan. De hecho, la tierra en la que se asienta es propiedad privada propiedad del Departamento de Asuntos Indígenas. En realidad no podrás acercarte al lago, pero puedes verlo desde una carretera cercana.

15- Calzada del Gigante – Reino Unido

{keyword}
Flickr / Stefan Klopp

La calzada del gigante es una de las atracciones turísticas más populares de Irlanda del Norte. Esta se ganó su nombre debido a las más de 40.000 columnas de basalto que se entrelazan para formar lo que parece una pasarela digna de un coloso.

Las piedras, en su mayoría de forma hexagonal, se formaron hace 60 millones de años cuando los flujos de lava subterránea se enfriaron en formaciones de hasta 12 metros de altura y medio metro de diámetro.

Hace relativamente poco, geológicamente hablando, unos 15.000 años, el suelo ubicado alrededor de las piedras se erosionó dejando visibles  las columnas de basalto.

¡La tierra no se cansa de demostrarnos que puede ser increíble!

¡Comparte estas maravillas de la naturaleza con todos tus amigos!

Fuente: Thisisinsider

Últimos artículos