15 Macabras Situaciones que han llegado a presenciar los reclusos en prisión

El sistema penitenciario es algo que a muchos les resulta fascinante. Pero, ¿realmente sabemos cómo funciona? La mayoría de lo que conocemos lo hemos visto en películas, pero lo cierto es que solo quiénes han vivido dentro de una cárcel lo conocen. ¿De verdad quieres saber lo que han visto?

Las historias más aterradoras de prisión

1- Así tratan a los pederastas en prisión

{keyword}
therichest

«Los guardias trajeron a un recluso e informaron de que se le acusaba de abusar sexualmente de un niño negro de 6 años. Uno de los reclusos dijo que se trataba de su sobrino. Hicieron que el acusado se desnudara y corriera por el dormitorio. Mientras corría, lo golpearon y patearon.»

«Empezó a llorar, pero seguía levantándose y volviendo a correr. Finalmente, se quedó en posición fetal. Tres reclusos se pusieron a su alrededor y lo patearon hasta que se quedó inconsciente y le sangraba la cabeza. Después de 10 minutos, los oficiales entraron, dispersaron a la multitud y se llevaron al recluso en una camilla. Resultó que lo habían puesto en un módulo que no le correspondía

2- Latas de caballa como moneda de cambio

las historias mas aterradoras vividas por los reclusos lata caballa
nito / Shutterstock

Esta historia no es precisamente aterradora, sino más bien una confesión sobre el sistema de trueque existente en la prisión:

«10 dólares pagados en latas de caballa. A menudo no teníamos guardias en la unidad. Cuando escuché por primera vez la palabra «latas» en relación con una transacción financiera, me quedé atónito. Pero todo funcionaba así. Por ejemplo, los cortes de pelo, dos latas. En general, se podía conseguir cualquier cosa por unas 10 latas. Para mayores cantidades, enviaban dinero directamente a los fondos del economato.»

3- Un asesinato

{keyword}

Quizás lo más perturbador que se puede presenciar en prisión sea un asesinato.

«Vi a un hombre morir a golpes con un candado a tan solo medio metro de mi cama. Siempre se estaba quejando de que fumaba dentro  y decidió acabar con él. Lo peor de todo, que la cárcel lo encubrió y dijo que se había caído de la litera.»

4- Galletas Oreo

{keyword}
Angel caboodle / CC BY 3.0

El comportamiento homosexual es algo que mucha gente asocia a la cárcel. Y aunque muchos reclusos afirman que la violación no es un problema tan grande como se muestra en las películas, no hay duda de que esto sucede.

«Me desperté para ducharme a las 2:30 a.m. para trabajar en el comedor, y vi una «galleta oreo» sexualmente hablando, compuesta por tres tipos en la ducha. Dejo a tu imaginación el aspecto que tenía. Me alejé y decidí que me daría la ducha al salir del trabajo.»

5- «Se ocupó de su propio negocio»

{keyword}
therichest

Una de las reglas de oro de prisión es: «No te involucres en cosas que no te conciernen.»Este testigo lo llevó a raja tabla, e incluso escuchó a alguien que estaba siendo asesinado en otra habitación y simplemente pasó de largo, fingiendo que nunca lo había visto:

«En la cárcel nunca sabes cuándo alguien puede saltar sobre ti. Yo vi dos disturbios entre pandillas, una contra la otra en el comedor principal y fue tal su magnitud, que ni siquiera la policía pudo controlarlo, gritaban que necesitaban más personal y comenzaron a rociar toda la sala con pimienta.»

«El otro fue un día que pasé por la sala de televisión y escuché cómo alguien moría allí. Los sonidos me dieron escalofríos durante mucho tiempo. En realidad no lo vi, porque solo pensé en mi mismo y seguí adelante, pero escuchar a alguien asfixiarse hasta la muerte no es agradable.»

6- Brutalmente golpeado por matar a un niño

{keyword}
therichest

Un prisionero confiesa haber presenciado un ataque violento contra un tipo que accidentalmente mató a un niño con su automóvil. Lo peor de todo es que los guardias sabían que iba a ocurrir y decidieron tomarse un descanso para fumar.

«Fue arrestado un hombre por estar borracho y haber atropellado a un niño con su coche. El resto de presos descubrieron por qué estaban allí y lo trataron en consecuencia. Para escapar tuvo que llegar desde un extremo del nivel superior hasta las escaleras, bajar y salir por la puerta principal. Había como 25 presos pegándoles a lo largo del por todo el recorrido. Incluso mientras bajaba por las escaleras alguien lo empujó, cayó y casi se rompe el cuello.«

7- Obligado a matar a su propio compañero de celda

{keyword}
therichest

Otro caso de como los pedófilos son tratados en prisión. O incluso sus amigos.

«Las pandillas le preguntaron a mi amigo por su compañero de celda. Él les dijo que no sabía por qué estaba encerrado y le dijeron que si no se enteraba pronto, iba a pasar un infierno. Mi amigo finalmente se enfrentó su compañero de celda y averiguó que era un delincuente sexual. Inmediatamente mi amigo lo golpeó hasta dejarlo inconsciente.»

Lo hizo porque le habían amenazado con que si no lo hacía, ambos sufrirían el mismo tratamiento.

8- El gimnasio no es un lugar seguro

{keyword}
therichest

«Nos acercamos a una máquina del gimnasio donde varias personas estaban entrenando. Un tipo me ofreció un cigarrillo y me aconsejó que lo siguiera hasta el otro lado de la cancha. Unos minutos más tarde, un chico se sentó y se inclinó para hacer press de banca cuando cuatro tipos lo agarraron. Dos de ellos se sacaron latas de los calcetines y empezaron a golpearle la cara. No sabéis cómo les quedó.»

9- Las enfermedades mentales en prisión

{keyword}
Oficial Bimblebury / CC BY-SA 4.0

Esto le pasó a un recluso porque uno de los guardias lo identificó erróneamente como una persona inestable porque simulaba ser su amigo.

«Uno de los guardias me invitó a ir a hablar con él. Cometí el error de pensar que era un tipo amistoso y que estaba hablando sobre el significado de la vida y de por qué suceden las cosas. Él supuso que yo era una persona con tendencias suicidas, lo que no era cierto. Al día siguiente, me mandaron a una prisión de máxima seguridad, me desnudaron y me pusieron una bata de kevlar. Además, pusieron la temperatura a 15 grados y no me permitieron tener nada

10- Apuñalado en las duchas

{keyword}
Henry HagnäsCC BY 2.0

Un recluso cuenta una historia sobre un chico que tardó demasiado hablando por teléfono y lo pagó con la vida:

«Una mañana, después de dormir hasta tarde, me desperté y me preparé un cigarrillo como siempre. Cuando salí y lo encendí, otro recluso pasó gritando y corriendo. Estaba completamente desnudo y sangrando, gritando histéricamente antes de colapsar en la cancha de baloncesto al aire libre. Murió allí mismo, a apenas 3 metros de mi. Había sido apuñalado en la ducha por hacer dos llamadas seguidas mientras otros presos esperaban para usar el teléfono

11- Testigo de un suicidio

{keyword}
Tim (Timothy) PearceCC BY 2.0

Un recluso presenció la triste muerte de un joven recluso que saltó al vacío, de cabeza al suelo de cemento, matándose instantáneamente:

«Tenía solo 18 años y estábamos en una celda provisional. Por la noche, mientras todos intentaban dormir, se puso a llorar. Salió de la cama y empezó a subir las escaleras. Se paró en la barandilla superior, se subió en ella y dijo «mi padre me va a matar». Luego saltó al suelo de cabeza

12- Envío de «regalos» a las reclusas

{keyword}
Netflix

Un recluso afirma que estaba en una prisión donde las prisioneras estaban detenidas en el mismo edificio que los hombres, un piso por debajo de la sala de recreo de los hombres.

Los hombres enviaban su semen en Kleenex a través de un sistema de poleas para que las mujeres pudieran quedar embarazadas. ¿Por qué? Porque si se quedaban embarazadas en prisión, tenían más posibilidades de ser liberadas.

«Desde nuestra sala de recreo se podía ver la sala de recreo del piso femenino, un piso más abajo, a través de una pantalla de alambre muy gruesa. Los chicos conectaron con ellas mediante hilo dental y hacían lo siguiente: se masturbaban en un pañuelo de papel, lo enviaban y las chicas se lo metían… ahí. Así la sala de recreo finalmente se convirtió en una plaga de chicos masturbándose dentro de un Kleenex. Un recuerdo que desafortunadamente llevaré conmigo para siempre.»

13- Lo que hacen los drogadictos

{keyword}
therichest

Un recluso asegura haber visto a chicos jóvenes rebajarse a realizar actos sexuales con otros reclusos, a cambio no solo de drogas, ¡sino de comida! No está claro si lo hacían porque habían vendido sus propios alimentos para comprar drogas, o si simplemente estaban hambrientos. Pero un recluso afirma haberlo visto con sus propios ojos que:

«Lo más patético fue ver lo que algunos de estos chicos hacían para conseguir comida. Vi a un tipo que después de llevar una semana ingresado, practicaba sexo oral en la ducha a cambio de un plato de sopa

14- Asesinato de un pedófilo

{keyword}
therichest
¿Es justo? ¿Los pedófilos merecen ser salvajemente golpeados hasta la muerte? Cada uno diría una cosa, pero lo cierto es que este preso fue testigo de ello:

«Un día, un tipo al que todos habían visto en las noticias por haber violado a un niño entró por la puerta. Todos empezaron a insultarlo, pero él los ignoró y se dirigió a su celda. Después de unos minutos, algunos entraron corriendo y lo arrastraron al área común para darle una paliza brutal. Recuerdo haberlo visto y haber pensado «ningún ser humano puede sobrevivir a esto».

«Podías escuchar cómo los huesos se partían y los gritos ahogados del tipo buscaban ayuda a través de la sangre. Murió de camino al hospital.»

15- Intentó cortarse la cabeza con el alambre de púas

las historias mas aterradoras vividas por los reclusos prision 1

Un recluso cuenta la historia de cómo presenció a un hombre que fue puesto erróneamente en la sección carcelaria general, y antes de que pudieran hacer algo, intentó suicidarse:

«Vimos a un tipo al que accidentalmente la psiquiatría autorizó a salir al jardín e intentó cortarse la cabeza con el alambre de púas. Era la hora del patio de la mañana, no había mucha gente fuera, y corrió hacia la cerca tan pronto como salió. Fue realmente inesperado.!

Imagen de portada: therichestFuente: therichest