13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Enlace patrocinado

La pena de muerte siempre es un tema muy polémico ya que hay quien está a favor y quien está en contra. Lo que nadie puede dudar es que si en un país está permitida, los juzgados deberían asegurarse al 100% de que aquellos a los que condenan sean culpables.

Sin embargo, esto no es tan fácil o no funciona tan bien como debería y muchas personas han sido acusadas de crímenes que no han cometido. Por suerte, algunos de ellos han conseguido demostrar su inocencia con el paso del tiempo. Te los mostramos a continuación.

Personas que consiguieron salvarse del corredor de la muerte:

1- Anthony Ray Hinton

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron
Enlace patrocinado

La madre de Anthony poseía el mismo tipo de balas que se habían usado en una serie de atracos y asesinatos en Alabama. A pesar de las pruebas circunstanciales, Hinton fue detenido y acusado de los crímenes por lo que decidió recurrir la sentencia. Por suerte, se pudo demostrar que el análisis de balística había sido erróneo y en 2014 consiguió ser liberado.

2- Sakae Menda

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Sakae Menda fue el primer hombre de Japón en ser absuelto en el corredor de la muerte. Le llevó 40 años limpiar su nombre después de haber sido acusado de matar a un sacerdote budista y a su esposa.

No tenía conexión con los asesinatos, pero la policía le torturó hasta su confesión y nunca le dejaron hablar con un abogado. Seis peticiones para un segundo juicio tuvo que presentar antes de que le dieran la oportunidad de explicar lo ocurrido. Menda dio su coartada y un testigo admitió haber mentido durante el primer juicio para acusarle.

Enlace patrocinado

3- Earl Washington, Jr

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Washington sufre una enfermedad mental que le hace ser muy fácil de manipular, lo que llevó a la policía a conseguir que confesara el asesinato y la violación de una chica en 1982.

Cuando en el año 2000 empezaron a introducirse las pruebas de ADN en los juicios, pudo probarse que él no había sido el responsable y fue exonerado.

Enlace patrocinado

4- Delbert Tibbs

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Un hombre y una mujer pararon a recoger a un autoestopista en Florida que terminó matando al hombre y violando a la mujer.

A 200 Km de donde esto ocurrió, se encontraba Delbert Tibbs, acusado de ser el responsable de dichos asesinatos. Un informante aseguró que él era el culpable y así fue hasta que años más tarde, el informante se arrepintió y reveló que había mentido sólo para inculparle y que se cerrara el caso.

5- Gary Gauger

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Este hombre se despertó una mañana y encontró los cadáveres de sus padres, que habían sido asesinados en 1993. Gauger llamó a la policía para contarles lo ocurrido y en cuanto llegaron a la escena, lo arrestaron como principal sospechoso y llevaron a cabo un interrogatorio de 21 horas consecutivas.

Enlace patrocinado

La policía le mintió y le dijeron que tenían pruebas de que él era el asesino. Confuso, Gary pensó que había cometido los crímenes mientras estaba sonámbulo y confesó ser el culpable a pesar de ser mentira. En 1996 fue liberado ya que fue arrestado en primer lugar sin ningún tipo de prueba, algo ilegal y que permitió su liberación.

6- Randall Dale Adams

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Este caso fue tan sonado que incluso se hizo un documental al respecto. Randall fue acusado de matar a un policía cuando en realidad el culpable había sido un chico con el que había compartido coche esa misma noche.

La policía los encontró a los dos pero decidió creer al otro chico que acusaba a Randall del asesinato. Fue liberado en 1988 cuando salió a la luz la verdad. Desde entonces, Randall lucha para abolir el corredor de la muerte.

7- Darby J. Tillis

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Como era un hombre muy religioso, Darby J. Tillis se tomó su tiempo en el corredor de la muerte como una señal de Dios, pero lo cierto es que esos siete años no fueron los mejores de su vida. Lo liberaron cuando se encontraron nuevas pruebas que demostraban que él no había cometido los asesinatos de los que se le acusaba.

8- Glenn Ford

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Cuarenta años ha pasado en la cárcel Glenn Ford por un asesinato que no cometió. Fue acusado de matar a su jefe y como no podía permitirse pagar un abogad,o terminó siendo condenado. Cuatro décadas después, el verdadero asesino confesó toda la verdad y Glenn fue liberado.

9- Riley Jackson y Wiley Bridgeman

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Ambos fueron acusados por un niño de 12 años de matar a un hombre. Casi treinta años más tarde, el niño confesó que la policía le había forzado a mentir para cerrar el caso.

10- Walter McMillian

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Walter McMillian fue condenado al corredor de la muerte por el supuesto asesinato de Rhonda Morrison, a pesar de que decenas de testigos aseguraban que el hombre estaba en la Iglesia mientras se cometió el asesinato.

A pesar de estos testimonios, la policía aseguraba tener un informante anónimo que lo situaba en la escena del crimen. En un segundo juicio se consiguió demostrar que el testigo había sido forzado por la policía a mentir y cometer perjurio, lo que llevó a liberar de culpa a McMillian.

11- Levon ‘Bo’ Jones

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

En 1987, Leamon Grady fue asesinado y tres años después aún no se había encontrado al responsable, hasta que la novia de Levon Jones aseguró que él era el culpable y la policía lo encerró. Después de un largo juicio y de una condena a muerte, consiguió que su novia confesara la mentira.

12- Debra Milke

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Fue acusada de matar a su propio hijo en 1989, cuando en realidad había sido su compañero de piso.

Antes de que la policía pudiera conseguir más pruebas, el compañero de piso acusó a Milke, lo que llevó a que la arrestaran y pasara 25 años en la cárcel. En 2013, un psicólogo consiguió demostrar que dicho compañero de piso mentía y tenía problemas de conducta, y Milke fue exonerada.

13- Damon Thibodeaux

13 Historias de personas condenadas a pena de muerte por crímenes que jamás cometieron

Este hombre fue acusado de violar y matar a su prima de 14 años en 1996. Sin embargo, en aquel momento el adolescente se encontraba con sus padres pero la policía se empeñó en nombrarlo sospechoso número uno.

Después de tres horas de interrogatorio, Damon confesó cuando la policía le dijo tener pruebas inexistentes contra él. Lo más curioso es que su historia no cuadraba con lo que había ocurrido y aún así lo condenaron. Después de varias apelaciones consiguieron probar gracias al ADN que él no tenía nada que ver con el crimen, aunque no fue liberado hasta el 2012.

¡No olvides compartir las historias de estos prisioneros con tus amigos!

Fuente The Richest