10 Cosas típicas del día a día que son un infierno para los zurdos

Durante la época medieval, los zurdos tenían mucho más de qué preocuparse además de no mancharse las manos con su propia escritura, pues en aquella época, ser zurdo estaba asociado con el demonio y podía ser excusa suficiente para llevarte a la hoguera.

Aunque afortunadamente a día de hoy los zurdos no son tachados de hacer pactos con el diablo, todavía tienen que lidiar con ciertas incomodidades en su día a día.

A continuación te mostramos 10 tareas cotidianas sencillas que se complican si eres zurdo:

1- Usar unas tijeras

shutterstock 519654127
Ekaterina Iatcenko / Shutterstock

A menos que tengas unas tijeras para zurdos, el mero hecho de cortar papel puede convertirse en pura frustración. Por lo general, las tijeras tienen cuchillas con asas especialmente diseñadas para la mano de los diestros.

Por suerte para la humanidad, la mayoría de los quirófanos están equipados con tijeras útiles para ambas manos.

2- Escribir

shutterstock 1039450483
leungchopan / Shutterstock

Sin duda alguna, la mayor pesadilla de una persona zurda, sobre todo durante la infancia, es escribir sin emborronarlo todo. Escribir en carpetas o cuadernos de anillas es aún peor, ya que resulta imposible acomodar la mano sin darte de tortas con los dichosos aros de metal.

3- Comer en compañía

shutterstock 151396355 copia
Lolostock / Shutterstock

Si conoces a alguien que prefiera comer solo, pregúntale cuál es su mano dominante. Muchos zurdos prefieren comer sin nadie a su lado ya que comer acompañado significa pelear constantemente con el brazo derecho de la otra persona.

Por otra parte, también significa que sus vasos se colocarán en el mismo lugar, aumentando las posibilidades de beber del vaso equivocado o volcar el del vecino por error.

4- Caminar

shutterstock 514540603
Morakot Kawinchan / Shutterstock

Incluso sobrio, la forma en que un zurdo camina es más compleja que la de los diestros. ¿Por qué? Cuando nos topamos con alguien que camina en dirección opuesta a la nuestra, ambos tendemos a inclinarnos hacia nuestro lado dominante.

Si el encuentro se produce entre un zurdo y un diestro, el lado dominante coincide, dando lugar a la incómoda situación en la que dos personas tratan de pasar por el mismo lado una y otra vez.

5- Ir al banco

shutterstock 254681434 copia
Africa Studio / Shutterstock

Para asegurarse de que sus bolígrafos no se pierdan ni sean robados, la mayoría de los bancos los atan con una cadenita a la mesa.

Aunque esto no representa ningún problema para los diestros, los zurdos se ven obligados a firmar cheques con una cadena que constantemente entorpece sus movimientos.

6- Abrocharse una prenda

shutterstock 600121832
Sharomka / Shutterstock

Las tapas de las braguetas de los pantalones vaqueros y las cremalleras de los abrigos generalmente se abren desde el lado derecho, creando una barrera incómoda para los zurdos.

7- El uso de los teléfonos móviles

shutterstock 136552994
TATSIANAMA / Shutterstock

Muchos teléfonos móviles pueden ser bastante incómodos para los zurdos. Por un lado, sostener el dispositivo con la mano izquierda a veces puede tapar la antena, afectando a la recepción de la señal.

Por otro lado, el bloque de los botones de control se suelen situar de forma predeterminada en el lado derecho de la pantalla cuando esta entra en el modo horizontal, poniéndolos fuera del alcance de los zurdos.

8- Medir alimentos

shutterstock 107366912
Mattia Menestrina / Shutterstock

Los vasos medidores de vidrio suelen tener impresas las medidas a la izquierda del mango, por lo que los zurdos que vierten con la izquierda y sostienen la jarra con la derecha no tienen oportunidad de supervisar la cantidad del ingrediente que estén hechando.

9- Beber en el coche

shutterstock 663841243
Natalia Belay / Shutterstock

La mayoría de los zurdos se terminan acostumbrando a utilizar la mano derecha, pero sigue siendo incómodo buscar una bebida (sin alcohol, por supuesto) en el portavasos del lado derecho del asiento del conductor.

10- Abrir latas de conservas

shutterstock 204634120
padu_foto / Shutterstock

Los abrelatas manuales facilitan la operación a las personas diestras, obligando a los zurdos a ingeniárselas para abrirlas con la mano izquierda o realizar el movimiento en la dirección opuesta.

Lo mismo podríamos decir de los peladores de patatas, los cuales están diseñados para la mayoría diestra de la población. Afortunadamente, algunas tiendas venden herramientas de cocina especialmente diseñadas para zurdos.

¿Eres zurdo? ¿Cuáles son los problemas más molestos que tienes en tu día a día? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

¡Comparte los problemas de la comunidad zurda con todos tus amigos!

Últimos artículos