11 Cosas que tu cuerpo intenta decirte cuando tienes problemillas ‘ahí abajo’

Tu flujo vaginal dice mucho sobre las etapas del ciclo menstrual, los cambios en tu fertilidad y las condiciones anormales de las que deberías preocuparte. Esta secreción suele desencadenarse por el nivel de estrógeno de tu cuerpo.

Su función es bastante simple. Ayuda a crear un ambiente más adecuado para el esperma y el óvulo aportando humedad para que los espermatozoides puedan nadar con más fluidez y facilidad y encontrar al óvulo en el útero.

11 Cosas que tu flujo vaginal puede decirte

1- Eres fértil

{keyword}

Si la consistencia de tu flujo se parece a la clara de un huevo, significa que estás ovulando. Si sujetas un poco de tu flujo con los dedos debes ser capaz de estirarlo. Es el flujo más adecuado para que los espermatozoides puedan sobrevivir. Con ello, tu cuerpo quiere decirte que es un buen momento para la fertilización.

2- Problema de tiroides

{keyword}

Tener hipotiroidismo puede hacer que tu lubricación sea escasa y puedas lastimarte durante el sexo. Si descubres sequedad junto con otros síntomas de hipotiroidismo, acude al médico para que te hagan un análisis.

3- Vaginosis bacteriana

{keyword}

Esta infección ocurre cuando existe un desequilibrio de bacterias en la vagina y puede ocurrir después del sexo. Tiene una consistencia gruesa y olor a pescado. Se trata con antibióticos.

4- Tricomoniasis

{keyword}

Si tu flujo es verde, podrías tener tricomoniasis. Esto se debe a que existen pequeños organismos parasitarios en el flujo. También debes prestar atención a la picazón, el enrojecimiento, el ardor y el dolor al hacer pis.

5- Estás embarazada

{keyword}

Unos de los signos más claros de que estás embarazada es que tu menstruación no aparece y los pechos te duelen, pero tu vagina también puede hacerte saber que estás embarazada. Se produce mucho más flujo vaginal ya que aumenta el nivel de estrógeno y eres más propenso a contraer una infección por hongos.

6- Deshidratación

{keyword}

Si estás deshidratada, notarás que el flujo vaginal es más grueso. Para solucionarlo bebe agua.

7- Infección por levaduras

{keyword}

Es bastante común dado que el 75% de las mujeres tendrán una infección por hongos en su vida. El flujo será espeso, blanco y acompañado de picazón. Si notas que podría ser una infección por hongos, no dudes en visitar a tu médico.

8- Estás estresado

{keyword}

El estrés puede cambiar la cantidad de mucosa que segregan tus glándulas. Esto se debe a que tus hormonas están alteradas.

9- Menopausia

{keyword}

La sequedad vaginal va asociada con el inicio de la menopausia. El revestimiento de la vagina adelgaza y se reduce la producción de mucosas.

10- Eres normal

{keyword}

Muchas mujeres creen que su flujo no es normal pero por lo general no hay nada de lo que preocuparse. Al menos que sea algo molesto, los cambios en el flujo no suelen ser un problema.

11- Llegada de la menstruación

{keyword}

Cuando te tiene que venir la regla, tu flujo vaginal se vuelve más abundante. En este periodo las vaginas duelen y están más sensibles que en cualquier otra época del mes.

Debes recordar que si notas alguna secreción vaginal inusual debes ir al médico. Por mucho que escribamos, ellos son los que pueden darte un diagnóstico final.

¿Has sufrido algún otro tipo de flujo vaginal?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Fuente: Rd | Netdoctor | Cycleharmony | Bustle | Bustle | Cleo