10 Raras enfermedades que solían tener nombres completamente distintos

Gracias al avance de la tecnología y la ciencia, la medicina ha conseguido que algunas enfermedades de la antigüedad hayan desaparecido por completo. Enfermedades como la viruela natural han sido erradicadas en todo el mundo.

Otras enfermedades, como la polio, se han reducido significativamente. Los casos de poliomielitis en todo el mundo disminuyeron en más del 99% entre 1998 y 2013. Desgraciadamente, otras enfermedades nunca nos han abandonado y siguen golpeando a la humanidad aunque con nombres diferentes a los de antaño.

10 Enfermedades que antes solían llamarse de otra manera:

1- Antes: El aplauso     Ahora: Gonorrea

{keyword}

Se dice que «el aplauso» hace referencia a un tipo de tratamiento para la gonorrea que funcionaba «aplaudiendo» el pene con dos objetos duros con el fin de expulsar la secreción de la uretra.

Lo cierto es que sólo se trata de una teoría, hay otras que son mucho menos nauseabundas. Una de ellas sostiene que en realidad viene de la palabra francesa clapier, un término utilizado para referirse a un burdel. Otra es que viene del término anglosajón «clappan«, que significa «palpitar«.

El origen de la palabra «gonorrea», es bastante menos interesante. Viene de la raíz griega «gono-«, relacionada con la reproducción («gónada»), y «-rrhea», que significa flujo o descarga. Aunque desagradable, la gonorrea es prevenible y tratable.

2- Antes: Consumo (consumptione)    Ahora: Tuberculosis

{keyword}

Tristemente, la tuberculosis sigue siendo una de las diez causas de muerte principales en el mundo, donde más del 95% de los casos se producen en los países en desarrollo.

Aunque la tuberculosis se conoce principalmente por causar una tos sangrienta, el término «consumo» hace referencia a la pérdida de peso tan severa que sufren sus afectados y que les lleva a ser «consumidos» por la enfermedad.

Probablemente hayas oído la palabra «tubérculo» en relación con las patatas. Sin embargo, la palabra latina tubérculo significa «bulto» o «hinchazón», y se utiliza para describir tanto a ciertas estructuras en las especies vegetales como a esta famosa enfermedad, debido a que causa pequeñas hinchazones en los órganos afectados.

Aunque la tuberculosis ha existido desde la antigüedad, el término «tuberculosis» sólo existe desde 1860.

3- Antes: Histeria    Ahora: Multitud de enfermedades

{keyword}

Hoy en día se utiliza el término «histérico/a» para referirse a una personas que es «inestable emocionalmente». Si vamos más atrás, la palabra «histérica» ​​proviene del la palabra latina «hystera», que significa «vientre».

Es la misma raíz de la palabra «histerectomía», el procedimiento quirúrgico en el que se extrae el útero. ¿Por qué la palabra para «útero» pudo derivar a una palabra que describe un estado de alteración emocional extremo?

A lo largo de la historia, se pensaba que la histeria era un problema exclusivamente femenino, producto de la inferioridad de la mujer con respecto al hombre. Cualquier problema inexplicable en la salud de la mujer se relacionaba con la «histeria».

Hipócrates creía que el útero era un órgano que flotaba libremente y viajaba por el cuerpo creando estragos allí donde estuviese. Otras veces, la histeria era atribuida a la acción de la brujería o a una posesión demoníaca.

4- Antes: Hidropesía     Ahora: Edema

{keyword}

Los detalles del origen exacto de la palabra «hidropesía» son bastante escasos. Esta palabra se refiere a la hinchazón causada por un exceso de líquido en el cuerpo y, por tanto, está mejor descrita por el término más moderno «edema» (de origen griego).

Un edema puede suceder por muchas razones y en muchos lugares del cuerpo. Puede hacer referencia a la hinchazón que resulta de una picadura de mosquito o a la hinchazón que puede indicar insuficiencia cardíaca congestiva o a un traumatismo craneal. La forma en que se trata depende de su causa subyacente.

5- Antes: La muerte negra     Ahora: Peste bubónica

{keyword}
Centers for Disease Control and Prevention

Pocas enfermedades tienen tan mala fama como la Muerte Negra. El número de muertes causadas por esta enfermedad varía ampliamente según los registros, en algunos textos se recoge que esta llegó a causar 200 millones de defunciones solo en el siglo XIV.

A pesar de que fue conocida como Muerte Negra, en aquel momento la gente desconocía que la enfermedad era causada por las bacterias que llevaban las ratas negras y sus pulgas. A diferencia de las ratas marrones o grises, las ratas negras prefieren vivir cerca de las personas.

Actualmente esta enfermedad se conoce como la peste bubónica, haciendo referencia a la hinchazón de los nodos linfáticos («bubón») de la ingle, la axila, o el cuello y que sirven como prueba reveladora de la infección.

6- Antes: Múltiples nombres    Ahora: Sífilis

{keyword}
Herbert L. Fred, MD, and Hendrik A. van Dijk

La sífilis es una enfermedad que ha tenido muchos nombres. De hecho, históricamente cada región nombró a la enfermedad pensando en quienes tuvieron la culpa de su prevalencia en su propia población: los rusos la llamaron «la enfermedad polaca», los polacos la llamaron «la enfermedad alemana», los portugueses la llamaron «la enfermedad española», y así hasta el infinito.

Curiosamente, el término «sífilis» no es mucho más científico que los términos que han sido usados anteriormente. El término tiene su origen en un poema épico escrito en 1530 sobre un pastor que recibe la enfermedad por la ira de un dios.

El origen real de la enfermedad en sí es desconocido. Lo que se sabe sobre la sífilis es que se trata de una infección de transmisión sexual que provoca úlceras indoloras. Sin el tratamiento adecuado puede dar pie a complicaciones mucho más graves como la neurosífilis o la sífilis ocular.

Una vez que la sífilis se propaga al cerebro o a los ojos, puede causar fuertes dolores de cabeza, parálisis, demencia y ceguera. Por suerte, la sífilis puede ser prevenida con preservativos y tratada con antibióticos, aunque puede ser difícil de detectar debido a las úlceras indoloras ya mencionadas y al hecho de que desaparecen por sí solas a medida que la enfermedad progresa.

7- Antes: Apoplejía     Ahora: Ictus

{keyword}

Y de nuevo Hipócrates entra en escena. A él es a quién se le atribuye el primer reconocimiento de los Ictus hace más de 2.400 años. En ese momento utilizó la palabra «apoplejía», que significa «golpeado con violencia».

El «Ictus» es el término que más se utiliza hoy en día, aunque hay quienes prefieren «accidente cerebrovascular», aunque su uso se ha venido a menos debido a su sugerencia de que un accidente cerebrovascular «es un acontecimiento fortuito por el que poco se puede hacer».

«El ataque cerebral» es mejor aceptado por la comunidad científica ya que transmite un sentido de urgencia, similar al de «ataque al corazón».

8- Antes: Enfermedad demoníaca   Ahora: Epilepsia

{keyword}

Tal y como sucedía con la histeria, los síntomas de esta enfermedad a menudo se atribuían a causas siniestras como la locura, la brujería o la posesión demoníaca.

En la antigüedad, también se la denominó «la enfermedad sagrada» o se la describió como divina, no porque fuera considerada una bendición, sino porque se la consideraba de naturaleza sobrenatural, algo así como una maldición infligida por un dios furioso o un demonio.

Como suele ocurrir, la terminología que utilizamos para la enfermedad proviene hoy de una palabra griega, esta vez «epilambanem«, que significa «apoderarse«.

Aunque un ataque convulsivo es algo aterrador de presenciar, y por supuesto experimentar, ahora somos conscientes de que las convulsiones son causadas por un repentino aumento de la actividad eléctrica en el cerebro y no por la acción de la brujería o el diablo.

9- Antes: GRID     Ahora: VIH / SIDA

{keyword}

Conocido actualmente como, Virus de Inmunodeficiencia Humana, este nombre hace referencia al hecho de que es un virus que afecta al sistema inmunológico de los seres humanos.

Sin embargo, en 1982, el New York Times publicó un artículo sobre la enfermedad conocido como Gay-related immune deficiency o GRID (traducido al español como inmunodeficiencia asociada a la homosexualidad), titulado «El Nuevo Trastorno Homosexual Preocupa a los Funcionarios de Salud».

En ese momento, este artículo reconoció que algunos de los afectados eran hombres y mujeres heterosexuales, a menudo usuarios de drogas intravenosas. Sin embargo, el término GRID se mantuvo debido a la prevalencia de la enfermedad entre hombres gays.

Ese mismo año, el CDC comenzó a utilizar «SIDA» como un término más preciso. Actualmente, «SIDA» se utiliza para referirse a la etapa más avanzada de la infección causada por el VIH. Se dice que las personas que están infectadas pero que todavía no tienen SIDA, tienen el VIH.

10- Antes: Fatiga de combate    Ahora: TEPT

{keyword}
H.D. Girdwood

El TEPT o trastorno de estrés postraumático, es un trastorno que puede afectar a una persona que vive una experiencia cercana a la muerte, lesiones graves, violencia sexual o la amenaza de cualquiera de los anteriores.

Se caracteriza por síntomas intrusivos como flashbacks o pesadillas, miedo a los estímulos relacionados con el trauma, pensamientos y emociones negativas, hipervigilancia y comportamiento a veces agresivo o autodestructivo, entre otras cosas.

El TEPT es asociado comúnmente al trauma que sufren los soldados que entran en combate. La terminología anterior lo definió exclusivamente como una aflicción que sufrían las personas que alguna vez lucharon en la guerra.

A principios del siglo XX, la «Fatiga de combate» se definía en mayor medida por sus síntomas físicos (temblor, fatiga y anomalías perceptivas) que por sus secuelas mentales y conductuales.

Denominada en inglés como Shell-Shock, la parte de «shell» hacía referencia a los proyectiles que contenían cargas explosivas, mientras que «shock» se refería a los efectos persistentes en las personas expuestas a tal armamento.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Listverse

Últimos artículos