10 Policías encubiertos que arriesgaron sus vidas para pillar a los criminales llegando demasiado lejos

Los policías secretos han conseguido resolver casos realmente complicados, que habría sido imposible de otro modo. Sin embargo, sus trabajos requieren convivir diariamente con criminales, por lo que la línea entre lo bueno y lo malo se vuelve muy fina, y a veces llegan demasiado lejos.

10 Policías secretos que fueron más allá

1- Vancito Gumbs

{keyword}
listverse

En 2016, el oficial de policía de Georgia, Vancito Gumbs, fue investigado por otros oficiales y descubierto como supuesto capo de la droga. Pero no solo eso, era un gángster infiltrado en el departamento de policía.

Bajo acusación formal, admitió haber cometido asesinatos por encargo, así como proporcionarles información sobre actividades policiales para ayudarles a evitar el arresto. Su larga lista incluye asesinatos, robos, crimen organizado,…

2- Carlo Neri

{keyword}
theguardian

A principios de la década del 2000, una mujer que se hace llamar «Andrea» se enamoró de un hombre al que consideraba un compañero activista político, quien le propuso matrimonio e incluso le dijo que quería tener un hijo con ella.

El oficial, llamado «Carlo Neri», incluso se hizo amigo de la familia de la víctima a pesar de estar casado y tener un hijo. Andrea se creyó su personalidad ficticia, pero ahora describe la relación como «tortura fría y psicológica». En noviembre de 2015, emitió una disculpa y ofreció una compensación financiera a siete mujeres que habían sido manipuladas en relaciones con oficiales encubiertos.

3- Bob Lambert

{keyword}
bbc

En 2012, una mujer llamada «Jacqui» se sorprendió al ver a alguien que no había visto en 25 años. Se llamaba Bob Lambert, y según el artículo, se trataba de un oficial de policía secreto que estaba siendo investigado por actividades en las que había participado cuando estaba en activo en la década de los 80. Ella lo había conocido como Bob Robinson, su novio durante varios años, y el padre de su hijo.

Robinson desapareció de sus vidas después de darse a la fuga tras un atentado en unos grandes almacenes en 1987. Los ex activistas lo destaparon públicamente como oficial de policía en 2011, pero uno de los hombres condenados por el crimen afirmó que había colocado uno de los dispositivos incendiarios. Lambert lo ha negado públicamente, pero la investigación continúa.

4- Mark Kennedy

{keyword}
theguardian

Durante siete años, el oficial de policía Mark Kennedy estuvo infiltrado dentro de una comunidad de protesta. Sus actividades abarcaron 22 países, y desarrolló con éxito muchas relaciones personales, próximas con los objetivos de trabajo; muchas de ellas mujeres jóvenes.

Esto salió a la luz durante un juicio en el que seis activistas fueron acusados de conspirar  para hacerse cargo de una central eléctrica. Después de esto, varias mujeres que ya no estaban asociadas al movimiento de protesta expusieron las relaciones que Kennedy estableció con algunos de sus objetivos.

5- Tomás Echartea

{keyword}
Drumguy8800 / CC BY-SA 3.0

Después de una investigación sobre drogas durante dos meses, se descubrió que un oficial secreto había hecho lo imposible para no revelar su identidad. Había participado en una violación en grupo de una mujer, y aunque fingió estar enfermo para evitar hacerlo, se mantuvo al margen y la contempló, sin ayudar, la violación en grupo.

Aseguró que el haber dado parte del incidente habría puesto la misión y a él mismo en peligro. No se tuvo que enfrentar a ningún castigo, y consiguió que cuatro personas fueran arrestadas por sospecha de tráfico de drogas.

6- Tom Coleman

{keyword}
cbsnews

A finales de la década de los 90, Tom Coleman era un oficial secreto destinado a descubrir  a los traficantes de drogas de una pequeña comunidad agrícola de Tulia, en Texas. Se arrestaron a 46 personas, algunos fueron condenados hasta a 90 años de prisión. Como prueba, solo se tubo el testimonio de este hombre, que en su mayoría, fue inventado.

Realmente el delito de tráfico de drogas nunca existió, casi todos los arrestados eran negros, y la mayoría de ellos fueron absueltos cuando se descubrió que la acusación se realizó por motivos raciales.

7- Agostino Brancato

{keyword}
reviewjournal

Un miembro de la pandilla de moteros Vagos, Jeremy Halgat, fue arrestado en 2014 por múltiples cargos relacionados con la distribución de cocaína. Le habían pagado por vigilar a un compañero mientras llevaba a cabo un negocio de drogas, pero ambos participantes eran agentes federales.

Halgat se había negado repetidamente a involucrarse en el tráfico de drogas, y solo accedió cuando Agostino Brancato, un agente secreto que se había infiltrado en la pandilla, le presionó. Brancato lo tenía todo planeado para justificar sus actividades secretas.

8- Wojciech Braszczok

{keyword}
nbcnewyork

En 2013, el automovilista Alexian Lien atropelló a un motociclista, y demasiado aterrorizado para socorrerlo, continuó. Una docena de moteros amigos lo persiguieron por la autopista a gran velocidad. Consiguieron alcanzarlo, rompieron las ventanillas del coche y lo golpearon brutalmente.

Uno de los acusados del incidente fue el oficial de policía secreto Wojciech Braszczok, que aunque no participó directamente en la paliza, sí en la persecución. Alegó haberlo hecho por temor a su seguridad y a perder su trabajo, pero aún así fue condenado a dos años de prisión.

9- Robert Carroll

{keyword}
manchestereveningnews

En 2008, el oficial Robert Carroll fue asignado a una unidad secreta de Manchester, encargada de casos de tráfico de drogas. Un año después, estaba con problemas. Consumía heroína todos los días y aunque trató de ponerle remedio, fue en vano. Aunque parece que finalmente ha conseguido ponerle fin a su adicción con la ayuda de su esposa, fue sentenciado a 14 meses de prisión por robo y mala conducta.

10- Matt Rayner

{keyword}
theguardian

El oficial Matt Rayner formó parte de una controvertida unidad secreta que había estado involucrada en la infiltración de docenas de grupos políticos durante varias décadas. Su tarea era ejercer como activista de los derechos de los animales para investigar las actividades de un grupo radical.

Cuando uno de sus miembros, Geoff Shephard fue liberado de prisión, dice que Rayner lo radicalizó de nuevo, alentándolo a participar en crímenes que inicialmente no estaba dispuesto a cometer e incluso ayudó a construir un artefacto explosivo.

¿Qué te parecen estos casos de policías secretos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte estas historias con tus amigos!

Imagen de portada: cbsnews / theguardianFuente: listverse

Últimos artículos